web analytics
Página de inicio » Internacionales » Científicos argentinos protestan por la falta de fondos que los lleva a emigrar

Científicos argentinos protestan por la falta de fondos que los lleva a emigrar

Buenos Aires / AFP

Investigadores argentinos se manifestaron el miércoles para denunciar la reducción del presupuesto del área y la situación de unos 2.000 becarios que quedaron fuera de la carrera científica lo que, según ellos, los obliga a seguir su rumbo profesional en otros países.

«Es una jornada nacional de protesta luego de que la semana pasada se supo que 2.145 investigadores quedaron fuera del sistema, fueron echados», dijo a la AFP Pedro Cataldi, un físico que trabaja en el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), un ente autónomo que depende de la secretaría de Ciencia.

El viernes pasado se conocieron los resultados de los ingresos a la carrera de investigador del Conicet. Los elegidos pasan a convertirse en trabajadores de planta del principal organismo de investigación científica del país. De los 2.600 becarios que se postularon para obtener una plaza, 450 entraron y 2.100 quedaron fuera.

Los recortes de becas para seguir con la carrera de investigador se dan «en el marco de un brutal ajuste que no solo sucede en el ingreso a la planta permanente del Conicet, sino también en la falta de presupuesto para los institutos, la falta de pago de los proyectos de investigación», sostuvo Cataldi, que integra la agrupación Jóvenes Científicos Precarizados.

Frente a la sede del Conicet en Buenos Aires, los científicos reclamaron que todos los becarios sean incorporados a la carrera de investigador.

En 2017, el Conicet contaba con una planta de 14.400 personas, de las cuales 10.255 eran investigadores, unas 2.700 personal de apoyo y el resto administrativos, duplicando su staff en 10 años, según las últimas cifras publicadas en su portal.

A 700 km de Buenos Aires, en la ciudad de Córdoba, donde hay una importante comunidad universitaria, se realizó otra protesta bajo el lema «la ciencia está de luto» en la que varios investigadores vestidos de negro simularon un «funeral», llevando un ataúd y recitando un «Padre Nuestro» por la ciencia y contra el gobierno de Mauricio Macri a quien responsabilizaron del recorte presupuestario que afecta al sector.

«El ajuste tiene muchas aristas preocupantes como los salarios muy deteriorados por el proceso inflacionario, hay subsidios que no se ejecutan, institutos totalmente ahogados por falta de presupuesto, lo que hace cada vez más difícil desarrollar ciencia y tecnología en nuestro país», afirmó Victoria García, investigadora y delegada de género en el Conicet.

«Hay muchos que han estado becados siete años para ser investigadores del Conicet y ahora no los dejan ingresar a la carrera. El estado invirtió siete años en formarlos y, como en los 1990, se terminan yendo a investigar a Estados Unidos o Europa», advirtió Matías Botana, uno de los manifestantes.

Argentina atraviesa una crisis económica con alta depreciación de la moneda e inflación, que llegó al 51% en 2018, cuando acordó un auxilio de 56.000 millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional (FMI) bajo la condición de lograr este año al equilibrio fiscal.

Ver también

Rusia destaca fracaso de defensa antiaérea estadounidense instalada en Arabia Saudita

RT Los sistemas de defensa antiaérea de fabricación estadounidense no pudieron repeler los ataques lanzados …