web analytics
Página de inicio » Editorial » Bukele ganó las elecciones del 28F y se llevó todo

Bukele ganó las elecciones del 28F y se llevó todo

La victoria fue contundente. Solo Nuevas Ideas obtuvo 56 de los 84 diputados que componen la Asamblea Legislativa. El resto es intrascendente cuantitativamente hablando, pero puede destacar y hacer valer su curul de forma cualitativa. Pero esta victoria no es de Nuevas Ideas, es del presidente Nayib Bukele.

Y es que la gente no votó por la oferta legislativa de Nuevas Ideas, ni por los candidatos a diputados, pues nadie los conocía. Y es que en las elecciones para diputados y concejos municipales no valió nada, ninguna oferta electoral, solo el llamado del presidente a “barrer con todo”, la instrucción fue marcar la bandera con la “N” de Nayib y las razones que el presidente Bukele, y las que se convirtieron en la verdadera oferta electoral fueron:

1. La actual Asamblea Legislativa no le ha permitido gobernar, pues le negaron todo lo que solicitó y por eso necesita la mayor cantidad de diputados de Nuevas Ideas sin oposición para gobernar para la gente.

2. Que los actuales diputados de los partidos de oposición son corruptos y había que sacarlos a todos.

3. Que pese a la oposición de la Asamblea Legislativa le ha dado de comer al pueblo con la bolsa solidaria, les regaló $300 dólares a más de un millón de personas, les subsidió un mes de salario a un buen porcentaje de la población, les compró las vacunas contra la COVID-19 y, finalmente, les ha regalado a los estudiantes computadoras con internet para que no pierdan sus clase. Y para que la gente se convenciera mantuvo un discurso de odio hacia la oposición, que la ciudadanía aceptó sin más.

En los centros de votación, a pesar de que no llevaban distintivos de Nuevas Ideas, la gente expresaba sin temores improperios contra los “partidos tradicionales” y que “por primera vez había un presidente que se preocupaba por el pueblo”. El pueblo creyó el discurso del presidente Bukele y, por eso, salió a votar por Nuevas Ideas, dándole así el poder total. Sí, sin duda alguna, el poder total. Pero, ojo, se lo dio al presidente Nayib Bukele, no a Nuevas Ideas o GANA, estos son nada más instrumentos del presidente que deberán obedecer, es decir “apretar el botón”.

Es de reconocer, por supuesto, el alto grado de aceptación y de confianza que el presidente Bukele tiene entre los salvadoreños, que ya se sabía por el resultados de las encuestas, por hoy, se confirma a partir de los resultados electorales. Y es que más de millón de votantes marcaron la bandera de Nuevas Ideas. La pregunta, ahora, es qué hará el presidente Bukele con su Asamblea Legislativa, además de que podrá aprobar préstamos a la hora que lo necesite, que va inyectarle los millones que la Asamblea Legislativa le modificó (le quitó dicen los funcionarios) del presupuesto actual. De que podrá elegir su fiscal general de la República, su procurador de los Derechos Humanos, su Corte de Cuentas de la República, su procurador general de la República, su tercio de magistrados de la Corte Suprema de Justicia, y aprobar las leyes que necesiten en su proyecto personal, incluidas las reformas a la Constitución de la República, etc.

Lo anterior es harto conocido, y hasta cierto punto lógico. Lo que nos debe llevar a pensar es eso que no es evidente, por ejemplo, tocará la estructura económica y social del país, qué hará contra los que considera sus enemigos acérrimos, qué hará contra la diezmada oposición, que hará contra los medios y periodistas incómodos, ¿va a transformar a la Fuerza Armada y Policía Nacional Civil en cuerpos distintos a lo que la Constitución señala?

Es decir, hay que comenzar en el nuevo escenario político y social que iniciará el uno de mayo próximo, para tenerlo advertido y agachar la cabeza o comenzar a promover la concienciación ciudadana de la nueva realidad de país, con un presidente que el pueblo le otorgó, el 28F, el poder total.

Ver también

Lo que Bukele no podrá entender nunca

Recientemente se conoció que Estados Unidos supo del asesinato de cuatro presos políticos salvadoreños a …

Un Comentario

  1. Como observador del exterior me interesa que direccion tomara este presidente, si va a continuar el camino de muchos lideres que tienen super mayorias y designar amigos y familiares a posiciones de poder, aprobar leyes que beneficien a sus mas leales seguidores, o en serio avanzar una agenda que ayude a los ciudadanos. Puede ser una combinacion de las dos o solo una. Lo que no quiero es que El Salvador termine como Nicaragua, Honduras o Venezuela.