web analytics
viernes , 20 octubre 2017
Inicio » Deportes » Barcelona vuelve a perder y compromete sus posibilidades en la Liga
Barcelona vuelve a perder y compromete sus posibilidades en la Liga

Barcelona vuelve a perder y compromete sus posibilidades en la Liga

Granada/España/dpa

 

El Barcelona profundizó hoy su crisis: perdió 1-0 contra el Granada, sufrió un golpe letal en la lucha por el título de la Liga española de fútbol y cerró su peor semana de la temporada.

 

El equipo dirigido por el argentino Gerardo Martino, que el miércoles quedó eliminado de los cuartos de final de la Liga de Campeones, volvió a verse sin ideas ofensivas y padeció un revés en un momento clave de la temporada.

 

Con un Lionel Messi sin desequilibrio, un Andrés Iniesta desconectado y un equipo incapaz de encontrar recursos ante un rival encerrado en su campo, el Barcelona desaprovechó la posibilidad de alcanzar la cima de la liga en solitario.

 

Ahora, el equipo catalán podrá quedar a cuatro puntos del Atlético de Madrid a falta de cinco jornadas, si los rojiblancos derrotan al Getafe mañana. Además, los azulgranas podrán ser superados por el Real Madrid, que se enfrenta más tarde al Almería.

 

El Granada, por su lado, rompió una racha de tres derrotas al hilo y se separó a seis puntos de la zona de descenso.

 

El único gol del equipo andaluz fue anotado por Yacine Brahimi, después de ganar la posición en el área y fulminar a José Pinto con un tiro al palo más cercano (16′).

 

Martino apostó a las rotaciones en el equipo titular. Tras la eliminación ante el Atlético y la proximidad del clásico ante Real Madrid, por la final de la Copa del rey, el argentino le dio descanso a Xavi Hernández y a Dani Alves.

 

Sin embargo, el maleficio de los centrales obligó a que Sergio Busquets tuviera que improvisar como en la defensa en compañía de Javier Mascherano.

 

A lo largo del primer cuarto de hora, el Barcelona no logró desequilibrar demasiado y encima reflejó muchas imprecisiones en las coberturas defensivas.

 

La falta de costumbre de Busquets como central hizo que el habitual mediocampista se quedara enganchado en un fuera de juego y Brahimi sentenciara la suerte de su rival.

 

El delantero rojiblanco ganó la posición a Montoya y se aprovechó de un paso en falso de Pinto para decretar el único gol del encuentro.

 

La reacción del Barcelona se produjo recién en la segunda mitad pero siempre chocó contra la doble línea de defensores y mediocampistas en el área de los locales.

 

Messi, que estuvo en el ojo de la tormenta durante la semana por su pobre actuación ante el Atlético, permaneció desconectado con el resto del equipo y no pudo resarcirse en el campo.

 

Neymar fue lo más desequilibrante de un Barcelona sin ideas claras ofensivas. Sin embargo, el brasileño estuvo desafortunado en la definición y falló varias ocasiones de gol.

 

Ya sobre el final, Iniesta lanzó un tiro apenas desviado junto a un palo y luego el ataque del Barcelona se redujo a centros desesperados y problemas a la hora de intentar abrir huecos.

 

La derrota no hizo más que alimentar la crisis de un equipo que encontró su peor versión en la etapa de definiciones de la temporada.

 

A %d blogueros les gusta esto: