web analytics
Página de inicio » Editorial » ARENA pendiente con la Justicia

ARENA pendiente con la Justicia

Ypor sentido doble, pharm se podría decir. Sí, for sale y es que el partido ARENA debe responder no solo por los diez millones de dólares que el expresidente Francisco Flores depositó en sus arcas, de una forma fraudulenta y sospechosa, sino, también por esas reuniones clandestinas que tuvo con los jefes de las pandillas, en dos de las cuales estuvo su otrora vicepresidente de Ideología, Ernesto Muyshondt.

Con la participación de Muyshondt en las conversaciones-negociaciones con las pandillas, ARENA estuvo representada a su más alto nivel, de ahí que, ahora ninguno de los dirigentes de ARENA puede evadir responsabilidad alguna.

Es de esperar que los votantes, las bases de arena, sobre todos el electorado no partidario que dio su voto a Norman Quijano en la segunda vuelta, dedique un momento para la reflexión, y recuerden todos los mensajes mentirosos de la campaña arenera, la campaña manipuladora, como lo reconoce el mismo Muyshondt en sus pláticas con las pandillas.

Hoy resulta claro, que las negociaciones de ARENA con las pandillas fue una acción desesperado de la cúpula arenera y del excandidato Norman Quijano, ante el gane abultado del FMLN en primera vuelta. Lo que indica que el partido ARENA, con tal de ganar una elección es capaz de todo. Y esto es peligroso, y es la principal lección que los votantes deben tener en mente en 2018 y 2019.

Por lo anterior, es decir, por lo que ARENA es capaz de hacer para ganar una elección, es necesario que la Fiscalía investigue. Las pistas están allí, de las declaraciones del propio expresidente Francisco Flores, cuando reveló el modus operandi de desviar las donaciones.

De la valiente denuncia que hizo el hijo del exmandatario Flores, cuando expresó que el destinatario del que se le acusaba a Flores era el partido ARENA.

Las bases del partido de derecha deben recordar que cuando el expresidente Flores era procesado, ninguno de los dirigentes de ese partido aceptaron conocer del desvío de los fondos. Fue hasta que Flores murió y que el hijo de éste denunció cuando los dirigentes areneros comenzaron a aceptar que en efecto había recibido de forma irregular diez millones de dólares.

De la propia voz de Muyshondt, en un vídeo filtrado, se desprenden las pruebas de las negociaciones clandestinas y peligrosas que mantuvo con las pandillas para sacar provecho electoral. Allí están las evidencias de la ilegalidad, del peligro que representa ese partido para los intereses del pueblo. Esas evidencias son las que debe analizar la Fiscalía y “hacer lo que tiene que hacer”, como decía Norman Quijano en la campaña mentirosa electoral.

Ver también

El fiscal general y las “fake news”

En el mundo periodístico se utiliza el término “fake news” para designar las noticias falsas, …

A %d blogueros les gusta esto: