web analytics
Página de inicio » Nacionales » Agricultores mejoran sus cultivos “aprendiendo-haciendo”
Aprender haciendo es la metodología de la Escuela de Campo de Agricultores (ECA), en el cantón Planes de San Sebastián, de Nueva Guadalupe, San Miguel, un proyecto desarrollado por el CENTA. Foto Diario Co Latino/Cortesía.

Agricultores mejoran sus cultivos “aprendiendo-haciendo”

Rosario Rivas
@DiarioCoLatino

Un promedio de veinte familias han encontrado en la metodología aprender-haciendo, una nueva forma para volver más rentables sus cultivos de granos básicos y a la vez agregar también las hortalizas.

Este esfuerzo se lleva a cabo en el cantón Planes de San Sebastián, en el municipio de Nueva Guadalupe, San Miguel.

En esta zona la agricultura ha sido el pilar de la economía de familias humildes, que se han sostenido del trabajo en la tierra con productos tradicionales como son los granos básicos; pero gracias al apoyo y colaboración técnica, en la actualidad le apuestan a las hortalizas.

Para esta Escuela de Campo de Agricultores ECA, el objetivo no es solo enseñar a cultivar, si no también el de mejorar la alimentación y que de la producción puedan subsistir económicamente.

Además, el Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Alvarez Córdova” mantiene una alianza con la Agencia de Extensión de Nueva Guadalupe, y son las instituciones que están de la manos de los agricultores para dar asistencia técnica.

Es de destacar que todas las familias han logrado establecer sus huertos caseros, en la casa de Romero Osorio  reciben la asistencia para el cultivo de las hortalizas, según informó Ermin Montoya técnico extensionista.

Montoya explica que existe un proceso de enseñanza-aprendizaje que se basa en el manejo de cultivos.

Y agrega que también se dan capacitaciones de protección a los suelos a través de ECA, en  parcelas demostrativas y didácticas en cultivos como de repollo, tomate, chile, pepino, ejote y otros.

El técnico explicó que en la finca se realizan todas las prácticas, desde abono orgánico tipo bocashi hasta maquilación de plantines, preparación de camas de suelo, barreras vivas, control de plagas y enfermedades.

Todo este esfuerzo también tiene a la base mejora la alimentación de los pobladores de la zona, específicamente de los niños con la crianza de cabras que producen leche, de aves para aprovechar los huevos y carne que sirven de alimento para las familias.

Marcelino Romero y su esposa Digna Osorio son beneficiarios del proyecto y manifestaron: “gracias a este proyecto y a la asistencia técnica tenemos ganancias, aunque se ha trabajado duro, hemos aprendido buenas cosas con el técnico”.

Ver también

Milena Mayorga afirma que El Salvador «tiene el mejor sistema de Salud» del continente

Redacción Nacionales @DiarioCoLatino “Hace menos de 30 meses teníamos el peor sistema de salud de …