web analytics
Página de inicio » Suplemento Deportivo » ¿A qué vamos a Lima 2019?
La delegación salvadoreña viaja a los Juegos Panamericanos Lima 2019 con la misión de superar las tres medallas que se obtuvieron en Toronto 2015. Foto Diario Co Latino/Archivo

¿A qué vamos a Lima 2019?

@ManahenGza
@Bachiboxx55

El telón de los Juegos Panamericanos Lima 2019 se abre el próximo viernes y la delegación salvadoreña afronta el reto de superar lo hecho en Toronto 2015, cuando solo se ganaron una plata y dos bronces.

Hace cuatro años, el karateca Jorge Merino se colgó plata, mientras que la ciclista Evelyn García y la pistolera Lilian Castro ganaron bronce.

Esta vez, no obstante, ninguno de los tres atletas estará en territorio peruano, pero sí otros atletas que podrían subir al podio de premiación.

Por ello, Diario Co Latino charló con algunos atletas y federativos para saber a qué vamos a Lima 2019.

El panorama

El Tiro con Arco, con el abanderado Roberto Hernández en sus filas, parte como una de las delegaciones que podría aportar medalla en territorio peruano.

Eso sí, Hernández, quien competirá en arco compuesto, es consciente de que el rival a vencer será el norteamericano Braden Gellenthien y, por ello, espera mantenerse en su máximo nivel de competencia para aportar una medalla a la armada salvadoreña.

En arco recurvo, mientras tanto, Óscar Ticas es la gran esperanza para ganar medalla, aunque la misión parece cuesta arriba, tomando en cuenta que se espera la participación de más de 30 arqueros en esta modalidad.

“Dado el alto nivel, y que la llave solo incluye a ocho, nos proponemos ganar una presea con Roberto y hacer la lucha en el Mixto Recurvo”, expresó Carlos Salvador, entrenador de arco compuesto.

Natación, teniendo como punta de lanza a Marcelo Acosta, también podría darle una alegría a El Salvador.

Incluso, Acosta se ha mantenido entrenando en Florida, Estados Unidos, y se espera que en la prueba 1,500 metros libres pelee por una medalla y logre la marca para los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

Judo es otra disciplina que promete aportar medalla, siempre y cuando Diego Turcios, – 81 kilogramos, no tenga problemas con el peso requerido para competir.

“Lleva buenas perspectivas, porque tiene capacidad competitiva y se para bien en la pista; no obstante, deberá cuidar su peso, porque ha sido su principal problema en sus últimos compromisos”, expresó Luis Chévez, presidente de la Federación de Judo.

El Remo, mientras tanto, se aferra al buen momento que vive la atleta Adriana Escobar, quien verá acción en el evento single individual peso ligero.

“La idea es luchar por una medalla con nuestra atleta Adriana Escobar, ya que acumula la experiencia de haber competido en Toronto 2015”, analizó Yuri Calderón, seleccionador de Remo.

El Levantamiento de Pesas participará en los Juegos Panamericanos con tres atletas (Julio Salamanca en 61 kilos, Juan Carlos Álvarez en 89 kilos y Alexandra Torres en 87 kilos), pero no se atreven a pronosticar medallas.

“Será una competencia muy fuerte y, para nosotros, de pronóstico reservado”, comentó el experimentado entrenador, Lubomir Iliev, quien no descarta alguna sorpresa en territorio inca.

El Esgrima, mientras tanto, será representado únicamente por Ivania Carballo en la modalidad de florete y se espera que la atleta saque a relucir su experiencia en Juegos Panamericanos, a los que asiste por tercera vez.

“Uno de los objetivos que llevamos es que Ivania clasifique entre las ocho mejores, en una competencia tradicionalmente dominada por los Estados Unidos y Canadá”, expresó Werner Reyes, entrenador de la floretista.

El Boxeo, en tanto, se encomienda a los guantes de Argentina Solórzano (57 kilos) para conseguir una histórica medalla en la rama femenina.

“Con Argentina, nuestro principal objetivo es ganar una histórica medalla de box femenino, porque en masculino ya se han obtenido preseas continentales”, comentó Carlos Torres, seleccionador de Boxeo.

En su ruta a Lima 2019, Solórzano, de profesión militar, se ha preparado en Ecuador y ha realizado una base de entrenamiento en Atlanta, con el instructor cubano Nicolás Isidoro.

El Tenis de campo, mientras tanto, viaja a Lima sin su mejor atleta (Marcelo Arévalo, quien declinó asistir a los juegos para seguir sumando puntos en el ranking ATP) y sin proyección de medallas.

“Honestamente, no tenemos proyección de medallas, pero será una muy buena experiencia para fortalecer a los chicos que el próximo año se unirán a Marcelo Arévalo en busca del ascenso en Copa Davis”, dijo Rafael Arévalo, presidente de la Federación de Tenis. Los tenistas que defenderán los intereses salvadoreños en Lima son: Kyle Jhonson, Luis Miralles y Alberto Alvarado, quienes forman parte del proceso de renovación del equipo de Copa Davis.

Otra disciplina que hará frente a Juegos Panamericanos sin su máximo referente (Luis Portillo) es Luchas; pero su sobrina, Josselyn Portillo, tratará de sacar la cara por el país en los 76 kilos.

“Mis expectativas son ir a subirme al podio y ser una medallista, sin importar el color de la presea”, dijo Josselyn, quien se ha preparado arduamente bajo la supervisión del técnico cubano Reynaldo de la Fe.

Incluso, ante la falta de rivales de su categoría a nivel nacional, Josselyn ha tenido que foguearse con Danielly Arbolaes, número dos de Cuba, quien llegó al país gracias a las gestiones de la Federación de Luchas.

El Boliche, en tanto, viaja a Perú confiado en luchar por una medalla individual o en pareja, y por ello se encomienda a  Edith Quintanilla, Sandra Quintanilla, Julio Acosta y Alejandro Valencia.

Incluso, la experimentada Edith Quintanilla dijo que tuvieron una buena preparación con miras a Lima 2019, ya que poseer la pista en la Villa CARI les facilitó el trabajo con el seleccionador Mauricio Galdámez.

El Físicoculturismo, que debutará como deporte oficial en los Juegos Panamericanos, viaja cargado de energía para ganar una medalla en territorio peruano.

“Sin ponerle color, nosotros vamos por una medalla con nuestros dos atletas: Yuri Rodríguez ,en Físico Clásico, y Paulina Zamora, en Fitness Coreográfico”, dijo sin titubeos Fabrizzio Hernández, presidente la Federación de Físico y Fitness.

El Patinaje, mientras tanto, se aferra a la mejor versión de Ivonne Nóchez (15 años) para dar pelea en los Juegos Panamericanos.

“Con Ivonne Nóchez y Esmeralda Girón, bajo la dirección de Carlos Hernández, nos vamos a enfrentar a varias campeonas mundiales mayores, entre ellas de Estados Unidos, Colombia, Argentina, Venezuela y Chile.

Pero, de acuerdo a su reciente actuación en el Mundial de Barcelona, Ivonne anda bien y esperamos se ubique entre los primeros lugares, pero no prometemos medallas”, expresó Rafael Mejía, presidente de la Federación de Patinaje.

El Voleibol de Playa, por su parte, no aspira a medallas en Lima 2019, ya que los rivales a enfrentar son de primer nivel y eso disminuye las posibilidades de subir al podio.

De acuerdo a Nery Henríquez, entrenador de María Fernanda Vargas, Kathya Vásquez, Carlos Talavera y David Vargas, los grupos en que ambas duplas quedaron ubicadas no les favorecen y, por ello, tratarán de disfrutar la competencia y a tratar de quedar bien ubicados.

Ver también

Selecta cumple la tarea en Montserrat

Diego Guzmán @Diegoolguzman Sin mayor estética y más preocupada por el resultado, la selección mayor …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.