web analytics
Página de inicio » Opiniones » 201 AÑOS DE INDEPENDENCIA… A MARCHAR

201 AÑOS DE INDEPENDENCIA… A MARCHAR

 Licenciada Norma Guevara de Ramirios

Hace 201 años, el 15 de septiembre de 1821, las que fueran provincias de Centro América proclamaron su independencia respecto a España. Fueron criollos influenciados por ideas de  soberanía, libertad e igualdad los impulsores.

A esas ideas se adherían unos y las adversaban otros, nos dicen ahora los historiadores. Esas mismas ideas son una inspiración para luchar contra “los mismos de siempre” que en nuestro país nos imponen un enorme retroceso político, social, económico y cultural.

Quizás hace 201 años eran minorías las que preferían liberarse del yugo español; y, quizás, ahora, somos minorías también las que nos damos cuenta de dónde vienen los problemas que aquejan a las mayorías de nuestra Patria.

Esos dolores que sufren las familias en las comunidades rurales y urbanas en condición de pobreza, por la repentina ausencia de familiares capturados, enfermos o fallecidos a causa de una política que se presenta como la salvación frente a la delincuencia de maras; es, al mismo tiempo, motivo de aplauso por los fanáticos del régimen dictatorial que tenemos. Así es y así ha sido de contradictoria la vida de nuestras sociedades.

La pobreza que campea, la emigración, los problemas de salud, la indefensión que sienten los más de 15 mil despedidos de sus trabajos por el actual gobierno y funcionarios legislativos, municipales y judiciales, respecto al sistema judicial cooptado por el oficialismo; el engaño que sufre la juventud, las mujeres, respecto a promesas incumplidas de quienes ahora nos gobiernan, representan todas una versión distinta y contrapuesta a la propaganda gubernamental.

Quienes despiertan de esa ilusión, o que nunca nos dejamos engañar, esos y esas dan pasos para afirmar que es posible vencer a un régimen que oprime y aterra al pueblo. Varias voces que surgen de organizaciones populares lo advierten y buscan unir fuerzas para alcanzar el objetivo de detener esta tragedia que padecemos.

Por eso este 15 de septiembre debe ser una ocasión propicia para promover la unidad de quienes preferimos vivir en un estado de derecho, luchar contra la pobreza, la carestía de precios y tener oportunidades de desarrollo en esta bendita tierra salvadoreña.

La marcha convocada por diferentes organizaciones, este próximo 15 de septiembre, debe ser una expresión de rechazo al régimen, pero también para buscar unidad de pueblo organizado y consciente de la necesidad de cambio.

Defender e impulsar causas justas, necesarias para el bien de todos, no siempre goza de la simpatía de muchos y enfrenta siempre oposición de quienes defienden privilegios mezquinos.

Movimientos populares, sociales, movimientos políticos y partidos políticos, todos  tienen una responsabilidad con el presente y futuro de nuestro país.

Recordar y celebrar la independencia, desde una mirada de pueblo que ha luchado siempre, es una urgencia frente a los pronósticos de perpetuidad en el gobierno de las fuerzas que nos han arrebatado la democracia, conquistas sociales importantes y el derecho a vivir con libertad, sin el miedo de ser estigmatizados y perseguidos.

Por eso debemos pronunciarnos por el restablecimiento del Estado de derecho, como punto básico que permita, desde el respeto a la diversidad de realidades, necesidades e intereses, luchar  para resolver los problemas más acuciantes para las mayorías.

Restituir la autonomía a los gobiernos locales y la descentralización de recursos para atender las necesidades de las comunidades, luchar por el establecimiento de políticas que favorezcan al campo, a la familia de zonas rurales, ahora abandonadas.  Son muchos los motivos por los cuales la real oposición a este régimen autoritario le impone la necesidad de unir fuerzas, de luchar por vencer el temor a expresar las quejas y necesidades de los diferentes sectores sociales.

Marchar juntos es solo un paso, es necesario reflexionar sobre la realidad y examinar en nuestra propia historia los mecanismos que permiten aprender que juntos somos más fuertes, que juntos podemos encontrar caminos para recuperar lo perdido y evitar que se perpetúe, mediante reelección inconstitucional, el poder que hoy nos oprime.

Los llamados de diferentes movimientos en esta dirección deben ser tomados en cuenta para buscar, en ellos, lo que más une, sin ignorar que pueden existir otros que nos hacen diferentes; como el gorrión acarreando agua del río para apagar el incendio, cada quien debe hacer su parte.

La historia es maestra, debemos aprender de nuestra propia historia para enfrentar los problemas   presentes y buscar un futuro mejor, de vida digna, libre de temor, con respeto a la diversidad.

Independencia supone, también ahora, libertad, igualdad, solidaridad. Vivan quienes nos liberaron de España. Vivan quienes ahora luchan por una nueva liberación.

Ver también

Brasil: victoria de Bolsonaro y la ultraderecha

Eric Nepomuceno Tomado de Página 12 La ventaja del expresidente de centroizquierda Lula da Silva …

Un Comentario

  1. Murieron más de 75 mil personas en la guerra para que hoy sean millonarios unos cuantos y de paso ladrones huyendo en nicaragua

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.