web analytics
Página de inicio » Nacionales » 1 de mayo: 135 años de la gesta heroica de la clase trabajadora
William Martínez afirma que todas las organizaciones que aún luchan por un verdadero cambio social, económico y político deben recibir todo el apoyo solidario y revolucionario. Foto Diario Co Latino/Cortesía

1 de mayo: 135 años de la gesta heroica de la clase trabajadora

Oscar Martínez
[email protected]

A las vísperas del 1 de mayo, Día de la Clase Trabajadora, conversamos con William Martínez y nos decía que todas las organizaciones que aún luchan por un verdadero cambio social, económico y político deben recibir todo el apoyo solidario y revolucionario. A esas organizaciones les exhorta a mantener disposición firme para denunciar las desviaciones políticas de los falsos líderes sindicales. La clase trabajadora ha tenido siempre enemigos potenciales que están empeñados en descalificar sus ideales y deformar las auténticas luchas libradas desde hace tiempo en una legítima defensa de sus derechos.

Las estrategias utilizadas por el gobierno de turno a través del Ministerio de Trabajo y la clase burguesa, fundamentadas usualmente en labores de zapa dentro de los movimientos de trabajadores, les ha rendido frutos sobre todo cuando éstos se están nutriendo constantemente de personas que nunca alcanzaron la suficiente madurez política y el conocimientos capitalizados por los movimientos obrero revolucionarios, causando en algunas ocasiones extravíos,  confusiones y hasta posiciones desviadas pequeño burguesas en la forma de entender, analizar y procesar los problemas sociales.

Ahora los tiempos han cambiado, el aparato mediático, perpetuamente en manos del gobierno quiere presentar una nueva fachada a favor de la población, queriendo presentar la imagen que está conmovido por los “malos pasos” que está dando el país después de haber cumplido satisfactoriamente con una etapa básica como es el haber sacado al partido ARENA y al FMLN del poder.

Los medios de comunicación tienen siempre el mismo trasfondo para los pueblos no existe un sistema mejor que el sistema capitalista y ellos hacen esfuerzos por detener las pocas conquistas democráticas.

En el día de la solidaridad internacional de los trabajadores y las trabajadoras, la población organizada y conducida por el pensamiento revolucionario no debe dejarse confundir con cantos de sirena.

Ahora más que nunca es necesario ser analíticos y estar atentos a las maniobras que vayan encaminadas a reducir el avance de las luchas y las conquistas revolucionarias, con un rechazo a la ignominia a la mentira y a las falsas expectativas que este gobierno ofrece.

La conmemoración del sacrificio de los Mártires de Chicago, impulsadores de la gloriosa huelga del 1 de mayo de 1886, encuentra al proletariado agredido por una profunda crisis causada por la ambición y el egoísmo de una clase oligarca mundial, una pandemia, que solamente mata a los pobres y un presidente energúmeno que de repente lo es todo, lo sabe todo y lo dirige todo.

Las y los trabajadores salvadoreños celebramos con entusiasmo y voluntad de lucha la marcha conmemorativa en la cual estaremos presentes para desafiar al sistema capitalista y reafirmar con energía nuestro trazado camino al Socialismo. Demandamos junto a todas las expresiones de las organizaciones de trabajadores y trabajadoras consecuentes y progresistas el respeto absoluto al Código de Trabajo, en lo que se refiere a la libertad de organización, a los derechos y las prestaciones que la Ley establece y a los mecanismos de negociación de los contratos colectivos de trabajo.

Como parte de la clase trabajadora exigimos que el Ministerio de Trabajo asuma sus responsabilidades en lo que respecta a los mecanismos de inspección en las empresas para eliminar de una vez por todas los abusos y las agresiones que día a día soporta la clase trabajadora, principalmente la mujer obrera, de parte del sector patronal retrógrado y negrero.

Considerando que es la clase obrera y el pueblo en general quienes más padecen la crisis económica, exigimos que este gobierno dedique sus esfuerzos a reducir los niveles de empobrecimiento del pueblo, mediante medidas urgentes de inversión pública, revisión de los niveles de ganancia de las empresas, el combate frontal a la evasión fiscal, la elusión y el contrabando, reducir intereses de las tarjetas de crédito, costos y precios de los productos derivados del petróleo y, aumentar a $500 dólares el salario mínimo, en el campo como en la ciudad por igual. Al mismo tiempo, se debe detener en nombre de la soberanía nacional, la vergonzosa sumisión a las políticas intervencionistas y abusivas del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial.

De aquí en adelante estaremos vigilantes junto a los trabajadores y trabajadoras para evitar que se reviertan los pocos avances logrados en materia social y no permitiremos que los que han detentado el poder económico por 221 años vuelvan a usar el gobierno para fortalecer su poder y acumulación de riqueza a través de la corrupción.

En esta gloriosa fecha rendimos un fervoroso homenaje a las luchadoras y luchadores obreros que ofrendaron sus vidas en las gloriosas luchas por la democracia y el socialismo. Su memoria es vigor que nos impulsa y guía que nos marca el camino.  Los que seguimos en este hermoso trajinar nos comprometemos a hacer realidad los sueños, la utopía histórica pendiente. William convencido que las voces del trabajador y la trabajadora debe de escucharse, corea “VIVA LA CLASE TRABAJADORA”.

Ver también

Sector judicial exige independencia

Redacción Nacionales @DiarioCoLatino En el marco de los 200 años de la Independencia de Centroamérica, …