web analytics
sábado , 25 noviembre 2017
Inicio » Nacionales » “Las dos extremas: la extrema riqueza y la extrema pobreza”: Gerson Martínez
“Las dos extremas: la extrema riqueza y la extrema pobreza”: Gerson Martínez
Paso a desnivel Naciones Unidas, una de las obras construidas en los períodos del ministro Gerson Martínez. Foto Diario Co Latino.

“Las dos extremas: la extrema riqueza y la extrema pobreza”: Gerson Martínez

Luis Ponce
@DiarioCoLatino

El ministro de Obras Públicas Gerson Martínez hace un balance del tercer año del segundo Gobierno del FMLN. Acentúa la importante reducción de la pobreza, impulso de programas sociales y el aporte de la cartera que él preside. Evalúa también el panorama político, el caso SITRAMSS y los ataques de grupos oscuros, representantes del antiguo régimen, contra su persona, uno de los ministros mejor evaluados durante las recientes encuestas. Expresa su compromiso con el pueblo salvadoreño, de generar empleo y llevar desarrollo para todos.

– ¿Cuál es el enfoque que ha tomado el segundo Gobierno del FMLN?

Para nosotros, el más vital interés nacional es la reducción de la pobreza. Nuestro compromiso es una opción preferencial por los más pobres dentro de una visión incluyente de país. El esfuerzo del Presidente Salvador Sánchez Cerén, y su Gobierno, ha sido consistente también en la reducción de los niveles de desigualdad, porque El Salvador históricamente ha sido un país polarizado primordialmente por dos extremas: la extrema riqueza de unos pocos y la extrema pobreza de las mayorías. Para superar esas dos extremas, es importante hacer una gestión socialmente responsable. Hay un coeficiente universalmente aceptado, el de Gini, que viene marcando los niveles de desigualdad y la reducción de la misma, de tal suerte que, en 2009 cuando nosotros entramos al Gobierno, encontramos un país con altos niveles de desigualdad, era de 0.48. Para 2015 se había reducido a 0.37 y para 2016 a 0.36. No obstante, es un esfuerzo progresivo, es un esfuerzo consistente. Si se mantiene un proyecto de Gobierno como el nuestro, esto podría convertirse en tendencia de reducción de la desigualdad y de la pobreza.

– ¿A qué se debe la reducción de 2.1% en la pobreza durante el último año de Gobierno?

A pesar de las adversidades climáticas, del entorno económico mundial y los bloqueos, el esfuerzo de un determinado grupo político por asfixiar los programas sociales, por estrangular financieramente al Gobierno, la economía creció, no en los niveles que nosotros quisiéramos, pero hay un crecimiento sostenido. Se han creado empleos.

– ¿De qué forma el MOP apoya esta reducción de la pobreza?

Solo en el MOP hubo una creación de más de 25 mil empleos, entre 5 mil 29 empleos directos y 20 mil 166 empleos indirectos, generados o sostenidos. Esos son indicadores fundamentales en la reducción de la pobreza.

La honestidad y rectitud han sido características de la gestión del ministro de Obras Públicas Gerson Martínez. Foto Ricardo Chicas Segura/Diario Co Latino.

– ¿Qué otros avances se pueden señalar a 3 años de Gobierno?

Lo mismo el acceso de las personas a la salud. 2.5 millones de personas mejoraron su acceso a los servicios de salud. La injusticia salarial antes contribuyó gravemente a la pobreza extrema en el país. Nosotros desarrollamos una lucha para mejorar el salario mínimo, contra de la voluntad, con la oposición de ciertos sectores, los de siempre, se benefició a casi un cuarto de millón de salvadoreños mejorando el salario. Cuando se mejora el salario mínimo, mejora su capacidad adquisitiva, genera mayores niveles de consumo y más demanda en el marcado, si hay demanda en el mercado hay demanda en la producción, en la industria, en el agro; y eso contribuye a ir generando un círculo virtuoso. Por otra parte, hay una inversión que es a presente y a futuro, es el apoyo a la familia en los programas relacionados con la niñez, sobre todo para vencer la antigua deserción escolar que era bien grande. Un millón 300 mil niños y niñas, de 5 mil 154 escuelas, reciben su paquete escolar. Un millón de niños y niñas, de 3 mil 10 centros escolares, son beneficiados con el vaso de leche. Un millón 200 mil son beneficiados con el programa de alimentación escolar. Por otra parte, con el programa “Un niño una computadora, una niña una computadora” a este día 38 mil estudiantes han recibido sus computadoras en 1 mil 802 centros educativos. Esto es importante porque conecta a la niñez con el mundo, con la tecnología, con el saber, con el futuro. La derecha recalcitrante nunca quiso votar en estos 8 años por esos programas, siempre en contra de esos presupuestos.

– ¿Cómo ha contribuido el MOP al crecimiento económico?

El sector construcción ha crecido más de dos puntos. Cuando nosotros llegamos tenía un crecimiento negativo, a -0.5 o -0.3. Si bien es cierto que el crecimiento del sector es modesto, porque nosotros quisiéramos que creciera más, es significativo. Es importante porque es uno de los multiplicadores de empleo. Cuando Arena bloquea los caminos rurales, la inversión, las donaciones y el corredor pacífico salvadoreño, con eso se está bloqueando el empleo intensivo porque estos programas de caminos rurales de la Unión Europea y el Reino de España son programas de generación de empleo en jóvenes, mujeres y hombres. Como MOP y Fovial hemos hecho una importante contribución en la generación de empleo y el crecimiento.

– ¿Cuál ha sido la obra más grande que se ha realizado desde el MOP?

La obra más grande que hemos ejecutado son aquellas pequeñas obras que cambian vidas. Pequeñas obras que le cambian la vida a las familias, que mejoran su vida. Lo que es importante para le gente, es importante para nuestro Gobierno. Para el ministerio, obras de protección que salvan vidas, aquellos puentes que evitaron que los niños fueran arrastrados por las corrientes de los ríos, el techo de vivienda que le dio abrigo a las familias durante las tormentas. En realidad, si se trata de los intereses de la gente, todos son importantes.

– ¿Cuál es el volumen de las obras que se han realizado?

En estos 365 días, nosotros entregamos al país, a nuestra gente y a nuestras comunidades, 382 obras. En materia de puentes, desde 2009, 105 puentes nuevos, reparados 69. El 25 de julio vamos a entregar el puente número 106 que es el puente El Progreso, un puente al futuro porque es un segmento del corredor interoceánico para unir el pacífico con el atlántico. El puerto de Acajutla y la zona occidental con el Atlántico. Para El Salvador es estratégico porque somos un país que nos tenemos costa en el Atlántico.

– ¿Cuál es la inversión realizada hasta hoy en obras?

Consolidada, MOP-Fovial, ha sido de 228.3 millones de dólares, incluidos los 147 millones del sector vivienda. Nosotros presidimos lo que se llama el sector vivienda gubernamental que incluye a Fonavipo, Viceministerio de Vivienda y otros organismos. Hicimos una inversión de 340 millones de dólares en el año, un beneficio para 98 mil 185 familias.

Ministro de Obras Públicas (MOP) Gerson Martínez. Foto Ricardo Chicas Segura/Diario Co Latino.

– ¿Cómo se ha desarrollado el tema de las carreteras?

Nosotros nos dedicamos a construir, desarrollar y conservar el parque carretero nacional. Cuando Fovial inició (en la presente gestión) había que dar mantenimiento a 4 mil 300 kilómetros de carretera. Hoy tiene que dar mantenimiento a 6 mil 300. Eso significa un crecimiento, un desarrollo en los últimos años. Nosotros hemos entregado 771 kilómetros de carreteras y caminos rurales.

– ¿Cómo reaccionó el MOP ante la reciente emergencia en Chalatenango?

Ahí lo que pasó es que una tormenta, muy intensa desató unas correntadas que venían desde las montañas de Honduras y Chalatenango. Hizo que en el río Motochico colapsara un puente que tenía unos 80 años o más. El agua embravecida socavó las zapatas, es decir, la pila central del puente, esta se asentó y fracturó la estructura. Nosotros en menos de una semana, antes que la tormenta terminara, habíamos construido un badén, un paso provisional, que todavía está funcionando, que requiere un monitoreo día y noche pero que ha sido efectivo.

– ¿Cuántas obras de protección se han realizado?

Nosotros este año, desde la tormenta Aída, hemos rendido cuentas ante la Asamblea Legislativa de la construcción de 780 obras de protección, es decir, la eliminación de 780 cárcavas, que amenazaban vidas, viviendas, bienes y cosechas de la población.

– Antes de la llegada de los Gobiernos del FMLN, El Salvador era catalogado como uno de los países más vulnerables a nivel internacional. ¿Qué ha hecho su administración para sacar al país de dicha categoría?

Antes de llegar al ministerio, yo informé al país que El Salvador se había convertido en el más vulnerable del mundo. Arena dijo que eso no era cierto. Resulta que tres meses después salió el informe de UNDAC, agencia de la ONU especialista en desastres, en cuyo ranking aparecíamos como el país más vulnerable del mundo. Inmediatamente después se emitió otro informe, The German Watch, que mide riesgo climático y aparecíamos como el más alto en riesgo del mundo. Eso nos heredó el viejo régimen de Arena.

Nosotros en estos 8 años hemos movido positivamente al país y en el último reporte de la ONU, El Salvador ya no es el más vulnerable, sino que aparece en el número 11. La meta de nuestro Gobierno era sacarlo del top 10 cuando terminara el quinquenio. Dos años antes hemos cumplido la meta. La tarea no termina, debemos seguir superando la vulnerabilidad. En The German Watch ha evolucionado al puesto número 14.

– ¿Qué opinión le merece haber sido uno de los funcionarios mejor evaluados en las últimas encuestas?

Yo le atribuyo esto en primer lugar a una compresión y a la generosidad de la ciudadanía que nos ha sabido comprender y trabajar con nosotros. Se debe a que, a pesar de los bloqueos, de que estamos en la época de vacas flacas, el MOP ha aprendido a multiplicar los panes y los peces, a multiplicar la obra. En 20 años, Arena no eliminó una sola cárcava y era la época, dicen ellos, de las vacas gordas. Ahora nosotros hemos eliminado cárcavas, construido puentes y viviendas. Ellos recibieron los 20 millones donados por Taiwán, para construirle vivienda a las familias damnificadas por los dos terremotos del 2001, no construyeron ninguna vivienda. Aquí, al Viceministerio de Vivienda, no llegó ni un solo centavo de lo donado. En cambio, nosotros que no recibimos la donación, hemos construido muchas viviendas para las familias. Por ejemplo, en Nejapa 157 familias recibieron su vivienda en Galera Quemada, 101 familias en Quezaltepeque. Nosotros construimos una bella ciudadela en Santiago de María para los damnificados de esos terremotos, donde 345 familias recibieron su vivienda. Seguimos trabajando, construimos una ciudadela que se llama Villas de San Pedro para 250 familias en San Pedro Masahuat.

Estamos cambiando los asentamientos precarios rurales, las antiguas comunidades marginales, haciendo efectivo su derecho a la ciudad, a los servicios, a vivir en colonias dignas.

– ¿Qué ha hecho el MOP por los habitantes de la línea férrea?

Ponernos del lado de las familias, de la gente, estar ahí con ellos y luchar por ellos. Hay familias que por 42 años estuvieron viviendo en los márgenes de las vías férreas. Señoras con hijos, madres solas, sin techo, con un par de láminas para pasar las tormentas, el viejo régimen los llamaba usurpadores, colonias piratas. Mientras saqueaban el Estado a las familias humildes les llamaban piratas. Por 42 años esas familias solicitaron que se les dieran escrituras de propiedad y les dijeron que no, a sabiendas que por ahí nunca iba a pasar el tren. Solicitaron que les instalaran el agua potable y aquellos gobiernos nunca lo permitieron. Nunca tuvieron agua potable ni energía eléctrica. Cuando nosotros llegamos hicimos un estudio. Había 85 kilómetros donde ya se sabía que no iba a pasar el tren, hay otros donde si está proyectado. Estamos en proceso de entregar 2 mil 500 escrituras a la misma cantidad de familias. Ya se han entregado más de 6 mil escrituras. Eso es lo que hacemos todos los días, trabajar, entregar esas escrituras, son las que permiten que aquella historia de desalojos con soldados y antimotines, que sacaban de sus champas a las familias, no ocurran nunca más. Es de las partes más lindas del trabajo, darles seguridad jurídica sobre sus viviendas a las familias, su proyecto de vida.

– ¿Qué desafíos se plantean a los cambios impulsados por el FMLN?

El país necesita profundos cambios. Que se siga avanzando desde una lógica de reformas, cambios y rupturas. Aquí hay unos males con los que hay que tener una lógica rupturista, como el viejo sistema de corrupción que se encontró. Bastaría que una entidad seria, especializada, hiciera una comparación en cómo era el MOP del antiguo régimen y cómo es el nuevo. La gestión no es perfecta, pero es cualitativamente distinta, se ha marcado la diferencia tanto en la multiplicación de la obra, como en la participación, en la democratización de la estructura de oportunidades. En la vieja época había una concentración de contratos en pocas manos, una grosera exclusión de las micro, pequeñas y medianas empresas. Eso ha cambiado, incluso hay un florecimiento de microempresas donde hay más de 400 mujeres emprendedoras que trabajan para el Fovial pero no como empleadas.

– ¿Cómo se contrarresta ese sistema de corrupción heredado por el antiguo régimen?

Nosotros encontramos un sistema de corrupción instalado y una opacidad total en la gestión pública. En el viejo régimen, lo público era sinónimo de secreto, de confidencial o de lo escondido. Para impulsar una política rupturista, nosotros decretamos en el MOP la política de -Todo al sol- y el sol es la mirada ciudadana. La corrupción es como un hongo que solo cunde en la oscuridad, pero si usted lo somete al sol, desaparece. No solo hemos estado abiertos, sino que hemos promovido e institucionalizado esa política, los pactos de integridad donde las empresas y el MOP se obligan a proveer toda la información a la ciudadanía y a la prensa. Nosotros, gracias a esa política rupturista en contra del pasado, podemos dar cuenta que hemos cumplido ya 8 años ininterrumpidos de 0 actos de corrupción, 0 juicios, 0 sentencias condenatorias por ningún acto ilícito, 0 cargas al ciudadano.

– Respecto al aviso que presentó hace unas semanas a la Fiscalía, ¿por qué decidió hacerlo?

Yo les di un mes a los difamadores para que fueran a la Fiscalía. Les dije que si no iban, si se acobardaban, este servidor si iba a ir. Hice exactamente lo mismo cuando un diputado de apellido Quijano, hizo una afirmación en una entrevista televisiva que no demostró. Yo le dije a ese diputado que tenía que ir a la Fiscalía o al Tribunal de Ética Gubernamental, si había una falta a la ética, le di un mes y le pedí que tuviera la entereza moral de demostrar lo que había afirmado. Como no lo hizo, yo fui al Tribunal con la grabación de lo que había dicho, no ha denunciarlo a él, sino a presentar lo que había dicho contra este servidor. Me dijeron que la Constitución no permite que usted mismo se acuse, yo no estaba acusando, sino que informaba que hay un individuo que hizo una afirmación y lo que pido es que se investigue. Si este servidor ha incurrido en una falta se actúe contra este. Lo mismo hice en esta ocasión, con la fotografía que habían colocado en las redes sociales, que las reprodujeron ampliadamente, las llevé y las mostré a la prensa para que la Fiscalía investigara esa vivienda: sus orígenes, los fondos, procedencia, nexos, si tenía relación con el ministerio, parientes o amigos míos; pero también que se procediera si había cometimiento de delito porque hacer una afirmación de ese tipo es por lo menos una calumnia, que eso es delito. Hacer un montaje de documentos falsos es un delito que se llama falsedad material. Lo que yo espero es que funcione la justicia, igual para todos, porque la Constitución dice que todos somos iguales ante la ley, el problema es que la ley no siempre se hace igual para todos, en el pasado no se aplicaba igual para todos.

– ¿A qué obedece este interés por dañar su imagen?

Ellos creen que con eso podría generar una manchita a mi credibilidad. Ellos tienen el temor de que el ministro sea una persona confiable para los ciudadanos, entonces quieren generar desconfianza. Pero quiero decir que eso no me mancha ni la camisa. Lo que sucede es que estos señores nunca han conocido la integridad. Los que han conocido es la inmundicia. Los carteles de la corrupción deben estrellarse contra el muro de la justicia y la integridad de los servidores honrados.

– ¿Cuál es la posición del MOP ante la medida cautelar de la Sala sobre el SITRAMSS?

Primero, se ha acatado tal como estableció la Sala, no obstante, esa medida cautelar ya había sido denegada dos veces anteriormente y lamentablemente ha golpeado el modelo operativo del SITRAMSS. En este momento mantiene en un estado agónico al sistema. Podría morir en los próximos días, ojalá que no, esperamos que no. Nuestro Gobierno les ha pedido a los empresarios que hagan un sobreesfuerzo para mantener el servicio a la ciudadanía, todavía es como un niño que no está plenamente consolidado y es fácil ahogar a un niño en su cuna. Es un anticipo del futuro, nosotros creemos que se pude corregir esa situación.

– ¿Qué hace El MOP para salvar al SITRAMSS?

Este es un proyecto de Gobierno y de país. Lo que ha hecho es respaldar el proyecto SITRAMSS. El Estado no compra buses, quienes tienen que arriesgar son los empresarios. La unión de estos lo que gestionó fue un financiamiento, un crédito, frente al Banco de Desarrollo de Brasil, que iba a ser pagado por ellos. Con base en eso Mercedes Benz y Marcopolo construyeron un prototipo, un poco más avanzados que éstos, donde todos traen aire acondicionado, que ha significado inversión para ambas compañías. Ya a punto de ser aprobado el crédito, sucedió la medida cautelar. Eso ha detenido el financiamiento. La afectación de su operación ha hecho que los costos se eleven, proyectados en el tiempo si se mantienen, el SITRAMSS sería insostenible. Lo que nosotros estamos haciendo es apoyando a la inmensa mayoría, que son 450 mil salvadoreños, de la zona de San Martín, Ilopango y Soyapango que no tiene vehículo y usan a diario el transporte público. SITRAMSS es un sistema que nunca ha tenido un homicidio o un asalto.

– ¿Por qué se ha negado a responder, en diferentes medios, el tema de una posible candidatura en las próximas elecciones presidenciales?

En primer lugar, es muy temprano, muy de madrugada todavía. Lo que pasa es que, en la vieja política, siempre hubo políticos que intentan madrugar a la ciudadanía, madrugar a sus propios partidos. Es muy temprano por respeto a la ciudadanía y a la militancia de los partidos. La democracia en un partido, comienza por los derechos y el respeto a su militancia. Si una persona ha adquirido frente a la ciudadanía un compromiso de servicio como su servidor en el MOP pues hay que ser leal a la ciudadanía y mantenerse enfocado en esas tareas y compromiso. Hay que ser leales, no quiero descarrilarme de mis funciones en el servicio público, este no es un momento para el tema de elecciones presidenciales porque apenas está por iniciar el proceso electoral para alcaldes y diputados.

– ¿En qué se centran los dos años que restan del período del Presidente Sánchez Cerén?

El Presidente Salvador Sánchez Cerén, su Gobierno, recibimos un mandato de la ciudadanía. Estamos en eso, compenetrados en el cumplimiento del mandato de la ciudadanía. Vamos a mantenernos indefectiblemente, invariablemente, en nuestro compromiso, en nuestra tarea de servicio, con la más alta lealtad a la ciudadanía es lo más importante. Necesitamos servidores públicos leales al pueblo, partidos políticos leales a la ciudadanía. Vamos a mantenernos justamente en esa lucha y en esa tarea.

A %d blogueros les gusta esto: