web analytics
jueves , 23 noviembre 2017
Inicio » Opiniones » El expresidente Flores y el doble estándar penal (II)

El expresidente Flores y el doble estándar penal (II)

Jaime Edwin Martínez Ventura. Abogado

Jaime Edwin Martínez Ventura. Abogado

Jaime Edwin Martínez Ventura. Abogado

Técnicamente, ambulance en materia de ciencias penales, cheap a ese doble estándar con el que actúan los factores de poder y las instituciones públicas, advice con ejemplos como los ya mencionados, se le denomina el principio de selectividad del sistema penal, según el cual dicho sistema está diseñado para perseguir, enjuiciar, sancionar y castigar sólo a determinados tipos de delitos y a determinados tipos de personas, mayoritariamente las que proceden de las clases o estratos sociales empobrecidos; pero cuando se trata de delitos cometidos por individuos con poder político, económico, social o ideológico, solo excepcionalmente se echa andar la maquinaria penal.

El caso más representativo de ese doble estándar o selectividad penal en la persecución del delito, que lamentablemente todavía prevalece en nuestro país, es el de los diez millones de dólares provenientes del gobierno de Taiwán, recibidos a título personal por un ex presidente de la República, mediante un procedimiento claramente irregular y al margen de la ley. Lo primero que llama la atención es que este caso, así como el de CEL/ENEL, si no hubieran sido denunciados por el Presidente Mauricio Funes, sencillamente nunca habrían sido conocidos por la población salvadoreña y si alguna vez se llegaran a revelar, ya habrían transcurrido más de diez años y por lo tanto estarían prescritos, es decir, ya no podrían ser procesados penalmente, como al parecer es lo que ya ha ocurrido en el caso de los 22 millones de dólares que perdió el Estado por los casos indebidamente engavetados en la Corte de Cuentas, por diversos casos señalados en el ISSS y el MOP, entre 1999 y 2003, los cuales también han sido conocidos públicamente por la información que brindó el actual presidente de la Corte de Cuentas de la República.

Lo más llamativo, hasta ahora, de este caso, en la línea del doble estándar penal, es el tratamiento que los medios de comunicación de mayor cobertura o circulación le dieron a la comparecencia realizada el 7 de enero de este año, por dicho ex Presidente ante la comisión especial de la Asamblea Legislativa encargada de investigar la denuncia que el Presidente Funes hizo acerca de unas transacciones bancarias sospechosas por un monto de 10 millones de dólares, en las que instituciones fiscalizadoras de los EE. UU., señalan a dicho ex mandatario.

Gracias a la cobertura de lo que declaró el referido ex Presidente en la mencionada comisión legislativa, realizada por algunos medios alternativos, particularmente la publicación completa y textual realizada por un diario en línea, la transmisión en directo y en diferido hecha por el canal de televisión de la Asamblea Legislativa y la cobertura noticiosa de Diario COLATINO, se puede hacer un análisis comparativo entre lo que realmente expresó el indagado y lo que dichos medios, especialmente los periódicos, quisieron y decidieron publicar.

Uno de esos periódicos colocó la noticia en primera plana y le dio una cobertura de dos páginas interiores completas, pero con una versión favorable y beneficiosa para el cuestionado ex Presidente. El titular de primera plana revela claramente esa tendencia: “Desmiente a Funes. Flores rechaza que fondos de Taiwán fueran a sus cuentas. Expresidente respondió ayer a la comisión de la Asamblea para explicar sobre donaciones. Negó malversación de fondos.” El titular de las notas interiores sigue esa versión: “Flores: Jamás deposité cheques a mis cuentas”. Luego en la redacción de los hechos acerca de lo que declaró el ex mandatario, sobresalen conceptos y expresiones como “aclaró”, “explicó”, “se encara con diputados del FMLN”. Como consecuencia de ese afán de ejercer una especie de “defensa gratuita y oficiosa” a favor del investigado, dicho periódico incurre en imprecisiones e incluso en afirmaciones no verídicas; entre ellas, el diario dice que el indagado explicó, entre otros puntos, a los diputados, “que consideraba inconstitucional a la comisión para que lo investigue por los fondos que recibió de Taiwán, pues es un trabajo de la Fiscalía”, lo cual no es cierto, ya que eso lo dijo el expresidente ante los medios, pero no ante la comisión, a la cual no deslegitimó e incluso le dijo: “(…) a mí me gustaría conocer cuál es el documento para poder contestar, entiendo que la Fiscalía podrá ampliar su proceso y se sabrá y yo con gusto puedo regresar.”

Otro de los periódicos de mayor circulación no puso este caso en primera plana, aunque sí lo resaltó en sus páginas interiores, pero igual que el otro diario, lo hizo con un titular favorable al investigado, al decir: “Flores: ni Fiscalía ni EUA me investigan por caso Taiwán”, y en destacado expresó: “El expresidente revela que tuvo una “relación privilegiada” con el exmandatario taiwanés, lo que le valió donaciones que dice no saber cuantificar, incluso antes de llegar al gobierno”, omitiendo muchos otros aspectos de suma relevancia, como la parte en la que el expresidente admitió haber recibido de forma personal no menos de 15 o 20 millones de dólares. Por su parte, la mayoría de estaciones de radio y televisión, no profundizaron mucho en este acontecimiento y no lo colocaron en sus diferentes espacios de entrevistas y de generación de opinión.

A %d blogueros les gusta esto: