web analytics
Jueves , 21 Septiembre 2017
Inicio » Nacionales » Por el derecho de las Mujeres: Reforma al artículo 133-A del Código Penal
Por el derecho de las Mujeres: Reforma al artículo 133-A  del Código Penal
La coordinadora del Foro Nacional de la Salud Margarita Posada inaugura el foro denominado “4 causales para garantizar la salud y vida de las mujeres”, y abordarán temas de suma importancia como la penalización absoluta del aborto, avances en la salud sexual, violencia sexual y criminalización de las mujeres. Foto Diario Co Latino/ Ludwin Vanegas.

Por el derecho de las Mujeres: Reforma al artículo 133-A del Código Penal

@SilviaCoLatino

Morena Murillo, del Foro Nacional de Salud (FNS), reiteró la necesidad de dialogar sobre el tema del aborto terapéutico, desde una visión de salud y jurídica, para dejar atrás cualquier mala interpretación desde sectores sociales o políticos de tendencia conservadora, que dejan en riesgo la vida de las mujeres al penalizarlo de forma absoluta.

“Aquí, lo que nosotros estamos exigiendo es que se debe permitir la despenalización del aborto cuando la mujer tiene en riesgo su vida, cuando el feto tiene incompatibilidad con la vida fuera del útero, cuando sea por violación, y cuando el embarazo es producto del delito de violación o estupro a niñas o adolescentes, que puede ser por incesto, Trata de Personas o una agresión sexual múltiple, por la situación de violencia que vive el país”, explicó.

En el marco del “Día Internacional de la Mujer”, la Mesa Sectorial de Salud Sexual y Reproductiva del Foro Nacional de Salud (FNS) y la Asociación de Mujeres por la Dignidad y la Vida (Las DIGNAS) inauguraron el Foro “Cuatro Causales para Garantizar la Vida y la Salud de las Mujeres”.

El foro público tuvo como fin denunciar el incumplimiento del Estado salvadoreño de Acuerdos y Recomendaciones internacionales  del Comité de las Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación de la Mujer (CEDAW), que expresó su preocupación por la penalización de todas las formas de  aborto en el país.

Para la activista de derechos humanos la despenalización del aborto por las causales previamente determinadas por un facultativo, incluye además, una educación integral sobre salud sexual y reproductiva para garantizar información adecuada y científica en esta materia.

“Si no hacemos todo este trabajo sobre educación sexual y reproductiva, pueden darse embarazos no deseados en adolescentes; pero nos enfocamos también en niñas que han sido violentadas en sus derechos a su desarrollo individual”, afirmó.

Mientras, Zenayda Joachín, de Las Dignas, citó las cifras oficiales del Ministerio de Salud (MINSAL) que reporta que cada 21 minutos se produce un parto de una niña o adolescente. Que solo en el año 2015 se registraron 25 mil embarazos entre niñas y adolescentes, y de estos, un mil 400 partos fueron de niñas entre 10  y 14 años.

“La penalización absoluta del aborto violenta los derechos humanos fundamentales de las mujeres. Porque si están embarazadas y tienen cáncer, no pueden decidir interrumpir su embarazo para que les den tratamiento y salvar sus vidas, y las mujeres que tienen problemas obstétricos o embarazos ectópicos (embrión fuera del útero) tampoco pueden optar a un aborto para preservar la vida de la mujer”, acotó.

En cuanto a la oposición que podrían encontrar dentro de la Asamblea Legislativa, para reformar el artículo que penaliza el aborto de forma absoluta, Joachín lamentó que las diputadas y diputados conservadores violenten de forma sistemática el derecho de las niñas, adolescentes y las mujeres.

“Consideramos que con esas posturas solo resalta, que desconocen la realidad de las mujeres, y en ese sentido les llamamos en primera instancia, a que tengan una actitud abierta sin prejuicios sexistas, ni machistas, ni fundamentalistas; para que prevalezca el derecho a la vida que tenemos las mujeres”, manifestó.

Margarita Posada, Coordinadora del Foro Nacional de Salud, señaló que era importante desarrollar la temática del aborto terapéutico desde diversos puntos de vista como jurídicos, sociales y de salud pública, para retomar nuevos elementos en esta temática.

“Recordemos el Caso de Beatriz una mujer con lupus, con deficiencia renal y un feto inviable (anencefalico/sin cerebro) que no pudo interrumpir su embarazo, ni tampoco recibir tratamiento médico por sus enfermedades, y su salud de deterioró y no fue motivo de reflexión este tipo de situación. Creemos que es importante romper tabúes y perder el miedo de hablar de un tema eminentemente de salud pública”, puntualizó.

A %d blogueros les gusta esto: