web analytics
sábado , 23 septiembre 2017
Inicio » Suplemento Deportivo » Blancos de sangre Azul
Blancos de sangre Azul
Rocky Flores (de negro) es el joven estratega que dirige al Brentwood Águilas. Foto Diario Co Latino/ Cortesía.

Blancos de sangre Azul

Santiago Leiva
@DiarioCoLatino

Poco a poco, physician Estados Unidos se va convirtiendo en semillero de la Selección Nacional de El Salvador y, ed seguramente, recipe nadie duda que, en el futuro, sea el principal proveedor de talentos.

La Azul actual goza de los dotes futbolísticos de Arturo Álvarez y Richard Menjívar, entre otros habituales. Pero, a lo largo del extenso territorio norteamericano, abundan sembradíos de talentos de fútbol con sangre cuscatleca.

Rocky Flores (de negro) es el joven estratega que dirige al Brentwood Águilas. Foto Diario Co Latino/ Cortesía.

Rocky Flores (de negro) es el joven estratega que dirige al Brentwood Águilas. Foto Diario Co Latino/ Cortesía.

En Long Island, Nueva York, por ejemplo, existe el Club Brentwood, donde casi un millar de niños mayormente salvadoreños apuestan por el fútbol como pasatiempo y, ¿por qué no?, como una profesión que les pueda otorgar un mejor futuro.

Uno de estos equipos que nació y creció ahí es el Brentwood Águilas, un cuadro juvenil que ha dado mucho de qué hablar en la zona y que ha ofrecido mucha competencia a las academias de varios equipos de la MLS.

“Somos uno de los mejores equipos a nivel de Sub 17 de los Estados Unidos. Hemos ganado campeonatos y copas”, afirmó Rocky Flores, el joven estratega que dirige a las Águilas desde hace ocho años.

El Club Brentwood Águilas alberga a buena cantidad de futbolistas salvadoreños. Foto Diario Co Latino/ Cortesía.

El Club Brentwood Águilas alberga a buena cantidad de futbolistas salvadoreños. Foto Diario Co Latino/ Cortesía.

“Agarré a estos niños cuando tenían unos ocho años de edad. Ahí conocí a Jefferson Portillo y a otros muchachos salvadoreños“, agrega Flores.

Rocky se metió a la enseñanza futbolera con la firme idea de encontrar posibilidades para que estos jóvenes, a través del fútbol, puedan llegar becados a la universidad y, de ser posible, que también aprovechen su talento con la pelota para ser profesionales de fútbol.

“La idea es que estos niños se desarrollen profesionalmente en el fútbol y, si no pueden en el fútbol, que lleguen a la universidad. Los niños sueñan con ser profesionales, sería magnifico si se diera la oportunidad”, asegura Flores.

De la camada de niños que Rocky incluyó para hacer equipo hace ocho años, ya sobresalen los nombres de Jefferson Portillo, Roberto Ventura y Jorge Hernández. Jefferson, según el entrenador, es ya un diamante en bruto que solo espera que alguien lo pula.

Rocky nació en Estados Unidos, pero también lleva sangre salvadoreña y, como tal, siempre está pendiente de lo que hace y lo que no hace la Azul.

“Acá en Estados Unidos hay muchos salvadoreños talentosos y creo que, si se diera la oportunidad de que vinieran a verlos, ayudaran más a los niños de acá y al fútbol salvadoreño. El fútbol de acá es de mucha más fuerza, más rapidez y creo que, combinando a los jugadores de acá con los de allá, se armaría una buena Selección”, prevé Flores, al mismo tiempo que lamenta que no exista una estructura en El Salvador que se dedique a ver talentos de afuera.

“No hay una estructura que venga a los Estados Unidos a buscar talentos. Yo tengo niños para jugar a un nivel alto, jugadores que aportarían mucho al fútbol salvadoreño”, concluyó el entrenador.

A %d blogueros les gusta esto: