web analytics
Página de inicio » Opiniones » San Romero esencia de verdad y justicia

San Romero esencia de verdad y justicia

César Ramírez
@caralvasalvador

La vida y muerte del salvadoreño más universal sigue vigente por su ejemplo sacerdotal, su evangelio vital, así como su perseverancia en el Jesús Histórico, esta acción provoca el rechazo de fanáticos de la violencia con sed de venganza (ayer o ahora treinta y nueve años después), pero olvidan que San Romero es el opuesto a la vocación sangrienta, san Romero es la representación del Nuevo Testamento, es la consecuencia de asumir el evangelio para la humanidad junto a todos los pueblos sin distinciones, sin fronteras; por esa razón san Romero es una conjunción impregnada de la Trinidad que significa Padre, Hombre y Espíritu, similar al sufrimiento de Jesús al final de su tiempo, vida homóloga que ilumina a las naciones ¿acaso es casualidad que lejanos pueblos le otorguen reconocimiento?

Recuerdo un caso significativo de un musulmán que le brindaba una oración en catedral de San Salvador a la imagen de san Romero, éste maravilloso musulmán estaba vestido en su habitual traje árabe ¿y por qué es sorprendente? él brindó declaraciones de pertenecer a esa religión y no le ofendía reconocer a san Romero… Que modelo más extraordinario, similar al nombramiento “por la paz interreligioso” en el judaísmo, religión que ha otorgado un título similar a sacerdotes católicos en reconocimiento a su vida y testimonios en aquellos años setenta, ochenta y noventa del siglo pasado.

No existe en la obra de san Romero un solo llamado a violencia e incluso perdona a sus asesinos, lo cual debería ser ejemplo a seguir, no instrumento en redes sociales para promover el odio indiscriminado. San Romero es una verdadera lección para justificar el bien, la verdad y el amor por la humanidad.

Ante las difamaciones de ayer, ahora y mañana, siempre existirá un testimonio de amor por san Romero; alguien alzará su mano respondiendo con los mejores libros de nuestro mártir: ¿por qué perseverar en el mal?, ¿cuál es el resultado del odio?, ¿acaso ignoramos el producto de la violencia?

En los últimos días se lanza una ofensiva mediática acusando a terceros del asesinato de san Romero, es un extraño comportamiento, parece que retornamos a la guerra, donde era usual la amenaza, la descalificación, el calificativo y finalmente…

Si la vida de san Romero es tan maravillosa ¿por qué no imitar su ejemplo en Jesucristo? Pensar que aún ahora su vida es instrumento difamatorio.

www.cesarramirezcaralva.com

Ver también

Cae la vacancia por rancia

Isaac Bigio Politólogo, historiador Se dice que la tercera es la vencida, pero la tercera …