web analytics
Página de inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » Salvador Juárez In Memorian

Salvador Juárez In Memorian

César Ramírez Caralvá 

Suplemento Cultural 3000

Le conocimos el 11 de agosto de 1990 en Café Teatro, fue un recital que ofrecimos junto al poeta Gabriel Otero, recuerdo esa fecha por las extrañas circunstancias de una nación todavía en guerra, el ambiente pálido con poco público como es la costumbre al compartir literatura y pocos conocidos; la guerra había fragmentado todo, incluso las “reuniones poéticas sospechosas”,  un personaje llegó con un inusual saludo a todos, parecía que entraba por su casa, rompió el rigor distal del salón, se notaba su alegría rampante o mejor dicho su desenfado ritual; era una situación rara puesto que el foco de atención se desplazaba a sus pasos, al terminar nos presentaron, era Salvador Juárez con su trayectoria de premios literarios en Quetzaltenango 1972 o sus libros: Lo más bajos fondos 1973, Tomo la palabra 1977, su pertenencia a talleres poéticos: Cinconegritos, Segunda Quincena, Concertación Nacional, junto a su opción política, con el tiempo compartimos muchas circunstancias editoriales en la producción del Suplemento Cultural 3000, por aquellos años apenas contabilizaba el volumen No. 20, ahora se publica el volumen No. 1503 veintinueve años después.

Chamba llegaba al periódico con prisa, en ocasiones pudimos charlar, pero las circunstancias editoriales, el tiempo de edición o el vértigo de la rotativa, no dejó espacio para compartir elementos esenciales, también llegaban sus compañeros de Segunda Quincena: Luis Galdámez, Jorge Vargas Méndez y Atilio Silva (RIP), fueron vivencias fugaces: con Atilio por ejemplo un día compartimos con mucha alegría “haber cruzado el charco”, se refería al evento de pasear por Europa, desafortunadamente falleció repentinamente.

Uno no sabe su hora final, quizás es mejor, por eso debemos atrapar la palabra.

Salvador Juárez también desaparecía, al preguntar por él nos respondían que su adicción por el alcohol le extendía una prisión interna, lo cual atrapaba su obra poética y todo. Afortunadamente con mucho esfuerzo logró salir de ese abismo para incorporarse a su quehacer literario.

En Segunda Quincena se divulgó su visión filosófica, algunas de ellas: 16 de junio 1990 Dedicada a nuestros maestros: Mejía Vides hombres de oficio, Gavidia y Darío, Don Edmundo Barbero SC 3000 No. 12; 23 de junio de 1990 SC 3000 No. 13  César Vallejo poeta de nuestra américa, un maestro en poemas humanos…Los artistas ante la política; 7 de julio de 1990, SC 3000 No. 15, “por una recuperación de la relación orgánica entre el arte y el gran público a través de los medios de comunicación social; 18 de agosto 1990 SC 3000 No. 21 Los múltiples o las imágenes de nuestro entorno; 25 de agosto de 1990 SC 3000 no. 22 su libro: Sin oficio ni beneficio de Salvador Juárez del cual reproducimos:

NO QUIERO SALIR DE TIPO

No quiero salir de tipo

con el típico caer mal:

“Ya ven que se los dije!

Ya ven que no quisieron

hacerme caso!”

Tal vez sólo sea la intención

de evitar otros absurdos

como que ¿quién padeció más,

el exiliado o el encarcelado?

¿el que se fue o el que se quedó en El Salvador?

Que ¿quién es más proletario?

¿el campesino o el obrero?

¿el que le pone parches remendados

a la ropa nueva,

o el que come con los dedos?

Que ¿dónde se luchó más, 

en los espineros

o en las entrañas del monstruo?

Que ¿quién aportó más al proceso,

el de arnés o el de guayabera?

¿El público o el privado?

Que ¿quién atacó con más odio?

Que ¿quién empezó primero?

Que ¿quién tuvo más culpas?

Que el que tenga más valor,

de frente a frente

escupa esa raya en el aire…

Esto es como discutir en los A.A.

por disputarse el dolor,

por averiguar ¿quién

padeció más la gomas,

el bolo callejero o el bolo patecama?

Que cuando retornan los expatriados,

los que vienen de rodar mundo,

¿quién es el que más reniega

como si no fuera de nuestros hermanos

este suelo, este cielo, este mar?

¿El negrero

o el voluntarista menos esperado?

…Una sola casa de techo azul

tenemos sin poderla disfrutar.

En su lugar vivimos alquilando

en el gran mesón de todos los niveles,

desahuciados por los impuestos

con la tumbilla de los trapos en la vil calle.

Aquí se siente 

que es un gran penal como del porte de la República,

como con una resistencia

interior, celda por celda,

donde estalla revirando la opresión

y las respuestas son los cruentos azares.

Aquí los sueños son pesadillas.

Cuando el subconsciente está de buenas

nos manda una película fantástica,

nos proyecta una en que vivimos en paz.

Pero son bien relanciados estos gustitos

que hasta el espíritu se extraña,

se empacha de pura ilusión

y exclama viviente en la vigilia,

viniendo de adentro para afuera:

«¡Qué lástima que esta paz

sólo sea una sueño!»

…Y como dura tan poquito esa visión

que uno como el orgasmo quisiera prolongar

hasta meterse enterito en el otro ser.

Por lo tanto,

cuando se diga «¡manos al futuro!»,

que la unidad ecuménica del pueblo

sea la nascencia de la paz.

Que haya justicia

y se escucharán canciones de cosechas,

alabanzas a la mañana en flor.

Que haya libertad

para resollar un poco. Para, bueno,

agarrar los matates

y seguir

como siempre

caminantes…

Cuaderno de apuntes  (SC 3000 No. 54)  

I

Voy a dejar este cuaderno

abierto a todas las manos

Quien quiera

que venga

y escriba su historia

que plasme aquí lo que no fue posible

por esperar paciente, con insoportable ansías

el gozo de contemplar los más bellos sucesos

requeridos de silencio.

¡Por la convicción de morirse con las

ganas de hacer brillar 

su humildad y su inocencia!

II

Sin que sea paja de huevón o fantasioso

hicimos más poesía al vivir

que garabateando versos

lo cual se confirma

con literatos copiones y engreídos

que no pasaron de repetir como loros

lo que otros realizaron con sus sueños

el sudor y sus huesos.

III

Quien venga

que apunte su gloriosa o pinche vida

Que sus granos desgranen la mazorca de la historia

… Y para mientras se socializan los libros, las hazañas, las aventuras de otro tipo, que venga el buen corazón

con la verdad en la mano

y nos diga como fue el asunto.

Porque aunque sea

de boca en boca transmitiremos otra vez

los principios de nuestro amor.

Años después impulsó un nexo con los artistas de San Francisco California, SC 3000 No. 277, 26 de agosto de 1995 con el manifiesto: Un solo puente amarra nuestra historia: la cultura; éste encuentro celebra la amistad con: Martivón Galindo, Jorge Argueta, Jack Hirschman.  El Suplemento Cultural 3000 No. 282, un 7 de julio de 1995 reseñó en su portada aquél evento promovido por el Centro Cultural de la Misión; en ese proyecto también participaron salvadoreños residentes en EEUU Gilberto Osorio fundador de la Brigada Roque Dalton y Armando Molina escritor.

La triste noticia del fallecimiento del poeta Salvador Juárez el día 28 de julio 2019 tan inesperada, atrapó la memoria y sus palabras, recordamos Segunda Quincena y otros amigos que ya no están entre nosotros.

Ahora como hace veintinueve años, la poesía precede la memoria, todos sus pecados fueron perdonados en nombre de la mejor metáfora literaria, su vida.

Ver también

Salarrué y Humano: Memoria y Legado (47/82)

    Tania Primavera Salarrué, el artista de El Salvador que nació hace 123 años, …