web analytics
Página de inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » ROQUE DALTON, UN GENIO?

ROQUE DALTON, UN GENIO?

Mario Castrillo

Escritor

 

El 11 de diciembre de 2015, doctor Juan José Dalton publicó el poema Desnuda, sildenafil de Roque Dalton:

Amo tu desnudez

porque desnuda me bebes con los poros, discount

como hace el agua

cuando entre sus paredes me sumerjo.

Tu desnudez derriba con su calor los límites,

me abre todas las puertas para que te adivine,

me toma de la mano como a un niño perdido

que en ti dejara quieta su edad y sus preguntas.

Tu piel dulce y salobre que respiro y que sorbo

pasa a ser mi universo, el credo que se nutre;

la aromática lámpara que alzo estando ciego

cuando junto a la sombras los deseos me ladran.

Cuando te me desnudas con los ojos cerrados

cabes en una copa vecina de mi lengua,

cabes entre mis manos como el pan necesario,

cabes bajo mi cuerpo más cabal que su sombra.

El día en que te mueras te enterraré desnuda

para que limpio sea tu reparto en la tierra,

para poder besarte la piel en los caminos,

trenzarte en cada río los cabellos dispersos.

El día en que te mueras te enterraré desnuda,

como cuando naciste de nuevo entre mis piernas.

 

y afirmaba su hijo Juan José: “Solo un genio pudo escribir algo así…”. Creo que aseverar que Roque Dalton era un genio por escribir el poema Desnuda, es una afirmación temeraria.

No es el único poeta que ha escrito sobre el amor; ahí tenemos al poeta chileno Pablo Neruda (1904-1973), con sus Veinte poemas de amor y una canción desesperada (1924), solo por citar un ejemplo. Poesía de amor erótico ha escrito el poeta inglés D.H. Lawrence (1885-1930), con Pájaros, bestias y flores (1920-1923) y mi amiga costarricense Ana Istarú (1960), con su poemario La estación de fiebre (1983), por mencionar unos pocos.

El término Genio proviene del latín genius, que alude a seres espirituales. Una segunda acepción de este término es aquella que se traduce como la capacidad mental extraordinaria que posee una persona para inventar o para crear algo nuevo y que merece admirarse. http://deconceptos.com /general/ genio #ixzz3vSlraiDn. (el subrayado es mío). Pero en el poema Desnuda, Roque Dalton no ha creado algo nuevo, ya lo señalamos arriba.  De genio podría calificar a Albert Einsten (1879-1955) por su Teoría de la relatividad (1905), en el ámbito de las ciencias. En las letras a Paul Valery (1871-1945) y El Cementerio Marino (1920); a Vicente Huidobro (1893-1948) y su Altazor (1931); a Cesar Vallejo, con Trilce (1922), por mencionar unos pocos ejemplos.

Roque Dalton ha destacado en la poesía salvadoreña por su abordaje de la realidad sociocultural y política de El Salvador. Que su poemario Taberna y otros lugares mereció el premio Casa de las Américas (1969) es algo que debe reconocérsele. En Taberna, al igual que en Historias Prohibidas de Pulgarcito (1974) emplea el collage literario, pero la técnica literaria del collage había sido ya empleada por el poeta norteamericano Ezra Pound (1885-1972) y con mayor profundidad por T.S. Eliot (1888-1975) al escribir Tierra Baldía, nada menos que en 1922. Poesía social ha escrito el español León Felipe (1884-1968) y Aimé Cesairé (1913-2008) con Cuaderno de un retorno al país natal (1943).

De poetas comprometidos con la lucha social podemos mencionar a Francisco Urondo (1930-1976). Sobre él, Rodolfo Walsh nos dice: “Hubo un encuentro con un vehículo enemigo, una persecución, un tiroteo de los dos coches a la par. Iban Paco, Lucía con la nena y una compañera. Tenían una metra, pero estaba en el baúl. No se pudieron despegar. Finalmente Paco frenó, buscó algo en su ropa y dijo: «Disparen ustedes». Luego agregó: «Me tomé la pastilla y ya me siento mal». La compañera recuerda que Lucía le dijo: «Pero, papá, ¿por qué hiciste eso». La compañera escapó entre las balas, y días después llegó herida a Buenos Aires… A Paco le pegaron dos tiros en la cabeza, aunque probablemente ya estaba muerto”. Texto de Rodolfo Walsh del 29 de diciembre de 1976, reproducido por El Porteño, abril de 1986.  En Perú, Javier Heraud (1942-1963), del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, muere en un tiroteo en el río Madre de Dios. En Centroamérica podemos mencionar a Leonel Rugama (1949-1970), militante del Frente Sandinista de Liberación Nacional, que al ser sitiado y conminado a rendirse, gritó a Samuel Genie: ¡Que se rinda tu madre! En Guatemala, Otto René Castillo (1936-1967), militante guerrillero de las Fuerzas Armadas Rebeldes es  capturado el 15 de marzo de 1967, en la aldea Los Achiotes, municipio de Gualán, departamento de Zacapa y asesinado junto a su compañera  Nora Paíz, hija del abogado amigo de nuestra familia, Alfonso Bauer Paíz (1918-2011) quien era el “contacto” de mi padre, Mario Castrillo Zeledón, con las FAR. De Otto René es conocido el poema “Vamos patria a caminar” (1965). A estos poetas  debemos agregar a los salvadoreños Rigoberto Góngora (1955-1981) y a Alfonso Hernández (1948-1988) que murieron combatiendo en contra de regímenes de oprobio y terror en el marco de la Guerra de Contrainsurgencia.

Pero la muerte de Roque Dalton no se produce en combate con las fuerzas opositoras a los movimientos revolucionarios. La muerte de Roque Dalton es algo monstruoso, indignante. Asesinado por sus mismos compañeros de lucha en medio de una disputa de carácter político ideológico. Según afirmaciones de Porfirio Hernández,  fue Joaquín Villalobos, en presencia de Jorge Meléndez, quien lo asesinó. Tina Leish, Roque Dalton, ¡Fusilemos la noche!, premio Guiño 2014, largometraje documental. Jorge Meléndez fue un  cuadro político ideológico del entonces Ejército Revolucionario del Pueblo y actual funcionario, por dos períodos consecutivos, del aparato gubernamental del Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional.

Roque Dalton no fue un revolucionario ejemplar –ni tenía por qué serlo-. Era dado a las “faldas”,  irreverente e indisciplinado. Según José Roberto Cea (1939), en la charla brindada en la Universidad de El Salvador sobre Poesía Testimonial el 2015, ni Shafick Handal (1930-2006) ni Salvador Cayetano Carpio (1918-1983) simpatizaban con Dalton ni lo querían en sus filas, por su indisciplina, afirma Cea que Dalton  “Quemaba con gran rapidez los locales clandestinos”, precisamente por lo arriba señalado. Otra de sus debilidades era el alcohol, aunque Jorge Arias Gómez (1923-2002), valioso cuadro del Partido Comunista Salvadoreño, me dijo en una ocasión: “No crea que Roque era un borracho. No, a Roque le gustaba traguitear durante el día, sin llegar a la embriaguez”. Roque era humano como usted o como yo y no necesita que lo “endiosemos”. Pese a sus debilidades, Roque Dalton era uno de los intelectuales más lúcidos y comprometidos de su tiempo.

Álvaro Rivera Larios pone en duda la influencia de Roque Dalton en la poesía posterior a su asesinato. El dudoso reinado de Roque Dalton. https://www.facebook.com/ permalink.php?story_fbid=554388448061524&id=100004711218863. Rivera Larios levanta una tesis e incita a su discusión. Hasta ahora ningún poeta o crítico literario ha aceptado el reto. En su artículo señala ciertas características, las cuales comparto, sobre la poesía de Dalton: las ideas -la filosofía diría yo-, el sentido del humor, la historia, el erotismo y la crítica de la realidad social dentro de la poesía que escribía. Yo añadiría la incorporación de mitos y leyendas populares a su poética. Una poética en la que emplea la irreverencia, la ironía y el humor.  Una poesía muy personal en que se mezcla el lenguaje “culto” con el habla popular; destaco aquí lo del lenguaje popular:

“más bien todo el país será una chulada de circo para niños

con payasos cosmonautas y mistiricucos de Saturno

con repartición de sorbetes de mora y caramelos de leche de burra

de puro choto para todos

y chilate con nuégados para los papases y las mamases a la salida

y bolsas de alboroto quiebradientes y güishte vitaminado

y panes con chumpe de tres chunchucuyos

y pupusas de loroco automáticas

envueltas para llevar a las casas de cada quien.

“Larga vida o buena muerte para Salarrué” Historias prohibidas de Pulgarcito (1974).

Roque Dalton, poeta de la Generación Comprometida, es de los pocos intelectuales latinoamericanos en participar en los debates internacionales generados en la década de los años 60. En su publicación Revolución en la revolución y la crítica de derecha (La Habana, Cuba, 1970), desarrolla una polémica con el filósofo y escritor francés Regis Debray (1940) y aborda críticamente la tendencia de derecha de muchos partidos comunistas latinoamericanos. Roque Dalton hizo honor –a diferencia de muchos compañeros de su generación- de las palabras de Miguel Ángel Asturias (1899-1974): “El poeta es una conducta moral”.

Ataco, Ahuachapán

Diciembre 2015

 

Ver también

Presidente de México en El Salvador: Migración e Historia

  Caralvá Intimissimun El día 6 de mayo 2022 en San Salvador, el presidente de …

Un Comentario

  1. Pero de Roque Dalton , yo he leido varios libros, de usted , ninguno, quien es ud o que cree ud q es para ningunear a Dalton, disculpe mi ignorancia, pero de ud, no conozco ni siquiera un chiste.Saludos