web analytics
Página de inicio » LAICIDAD » RESPUESTA A LA AUSENCIA DE SERVICIOS ESTATALES

RESPUESTA A LA AUSENCIA DE SERVICIOS ESTATALES

Miguel Ángel Dueñas Góchez*

Muchos movimientos fundamentalistas dan respuesta al vacío dejado por la ausencia o la debilidad de los servicios estatales, clinic prostate casi siempre valiéndose de las desigualdades económicas y sociales producto de las políticas neoliberales de desregularización y privatización o puesta en práctica del socialismo del siglo XXI donde se fortalece un solo sector gobernante. Este débil actuar de los gobiernos es aprovechado por la prestación de servicios y la realización de obras de caridad, discount lo cual tiene una larga historia, que en contextos cristianos (protestantes-evangélicos) y católicos estuvo muy ligada a la actividad misionera colonial. Por ejemplo, en Egipto, Irak, Paquistán, Turquía y Uzbekistán, los fundamentalistas musulmanes dan servicios y oportunidades económicas –sobre todo a hombres jóvenes– que el Estado no puede ofrecer. Así adquieren influencia en las comunidades y encuentran un público cautivo para su discurso y sus políticas.

En muchos casos lo grupos fundamentalistas dan un apoyo que ningún otro grupo o institución está dispuesto a son capaces de ofrecer, aprovechando sobre todo los desastres causados por la ambición humana. Grupos evangélicos de EE.UU. organizaron misiones en “localidades exóticas del sur global durante el verano, alentado a jóvenes y sus familias a que pasen sus vacaciones ayudando a construir casas o prestando otros servicios, a la vez que predican la palabra de Dios”.

La reputación del grupo fundamentalista hindú Rashtriya Swayamsewak Sangh (RSS) se vio muy reforzado por la ayuda que prestaran en tiempos de crisis: “después de cualquier emergencia grave, son ellos los que vienen, recogen los cadáveres, los entierran y se encargan de todas estas tareas que son muy contaminantes, según la concepción hindú”. (Gita Sahgal, Reino Unido).

Después del proceso privatizador en Brasil, por ejemplo, “buena parte de los servicios de salud comenzaron a prestarse a través de las casas santas” (hospitales dirigidos por iglesias) las cuales limitan el acceso a los servicios de salud sexual y salud reproductiva (Fernanda Grigolin, Brasil).

No es conveniente ignorar las sinceras motivaciones religiosas que están por detrás de las obras de caridad que llevan a cabo muchos grupos religiosos, sin embargo, no cabe duda que la prestación de servicios ha logrado, tanto fortalecer el reclutamiento, como legitimar su accionar en tantos actos sociales.

* Lic. en Relaciones Internacionales

Ver también

“Con mis hijos no te metas” la consigna del patriarcado

Alberto Romero de Urbiztondo [email protected] @aromero0568 El sábado 3 de noviembre vimos una marcha en …

A %d blogueros les gusta esto: