web analytics
Página de inicio » Aula Abierta » Rebuscar: un verbo salvadoreño

Rebuscar: un verbo salvadoreño

Josefina Pineda de Márquez

Maestra normalista

[email protected]

 

No, por supuesto no le hemos creado los salvadoreños pero sí es empleado por muchísimos coterráneos y con una connotación muy valiosa.

REBUSCAR: Volver a buscar. Repetir la búsqueda, escudriñar.

En algunos países de América Latina: Buscar trabajo con ahínco.

Este último significado retrata a la mayoría de salvadoreños. Veamos:

–Don Antonio, el zapatero, ahora se rebusca un trabajito y grita por las calles: “SE COMPONEN ZAPATOS… CAMBIO DE ZUELA, TACONES”.

–“PAPA, LA PAPA, LA PAPA”(vendedor de papas ambulante)… Este joven, anda en la rebusca de tener recursos para vivir.

–Mujeres jovencitas se rebuscan un trabajo de hacer limpieza en casas, de planchar ropa, etc.

–Nuestra gente se rebusca el trabajo y lo encuentra. Por supuesto si se rebusca de verdad.

En el diccionario de la RAE dice de esta palabra: En El Salvador CA: Buscar con afán y sacrificio la solución de un problema.

¡Un gran problema en nuestro país es encontrar trabajo!

Este significado tan salvadoreño nos retrata a los guanacos.

El sobrenombre “guanaco” es despectivo, suena así como a miedoso, llorón. Los que amamos a nuestro pueblo sabemos que nuestra gente es sobre todo trabajadora y se REBUSCA hasta encontrar la forma de subsistir decentemente.

—   —   —   —   —   —

PIROPEAR: ¡Verbo en peligro de extinción!

Tal vez solo sea una percepción equivocada de quien escribe estas “gotas” pero tanto leo y escucho sobre el “acoso de los hombres hacia la mujer” que creo que ya no van a piropear los señores varones.

Por lo general el piropo es una expresión de halago, admiración, tal vez a veces con un poco de atrevimiento. Pero la queja por el maltrato hacia la mujer va tan a la tremenda que mis nietas y bisnietas ya no van a oír piropos.

En nuestra juventud las muchachas contábamos los piropos que nos había lanzado. Algunos piropos fueron encantadores.

No se me puede pasar cuando hablo del verbo PIROPEAR  lo que dijo un compañero de estudio a una gran amiga:

“Enamorarse de ti es tan natural como respirar”

Y a mí un bolito me dijo:

“Si me hacés caso, mamacita, me hago loco”

¿Ven? Los piropos no nos irrespetan. Son otras cosas las que habrá que evitar.

En memoria de mi hermana Consuelo, QDDG.

Del poema Gratia plena de Amado Nervo

Y a la Fuente de gracia, de donde procedía,

se volvió como gota que se vuelve a la mar.

Hasta pronto

Ver también

IGLESIA DE CANDELARIA

Fotografía análoga de la fachada de la Iglesia de Candelaria, un templo emblemático para los …

A %d blogueros les gusta esto: