Página de inicio » Opiniones » ¿QUE PASA CON EL DERECHO AL VOTO Y LOS PASAPORTES

¿QUE PASA CON EL DERECHO AL VOTO Y LOS PASAPORTES

Por: Licenciada Norma Guevara de Ramirios

Que se haya extendido el derecho al voto desde el exterior a personas sin DUI, pero con pasaporte crea complicaciones que por ahora parecen no tener solución.

Antes existió el derecho al sufragio desde el exterior para personas con DUI, en los que consta que tienen residencia en el exterior, y que manifestaran su decisión de votar. A estas personas se les enviaba la papeleta para votar por la Presidencia de la República.

Ahora la ley establece que pueden votar electrónicamente desde un mes antes de la elección quienes tienen DUI en el exterior, y votar electrónicamente quienes se presenten a los consulados con pasaporte vigente o no vigente el día de la elección.

Aquí vienen las complicaciones, que ante la falta de información y lo laxo de la ley, generan duda.

Si votaran con pasaporte vigente significaría que pueden votar quienes han obtenido o renovado pasaporte, al menos seis años atrás (2017).

Si la ley dijera que pueden votar quienes tienen como numero de pasaporte el mismo numero de DUI y lo hacen en un consulado, porque viven fuera del país, habría cierto seguro del universo de pasaportes existentes.

Pero esas precisiones están ausentes y la ley última es tan amplia (laxa), que se prestaría para muchas formas fraudulentas en el ejercicio del sufragio.

Quienes gobiernan y creen tener tanta popularidad y certeza de apoyo electoral, deberían evitar dejar esos espacios para el fraude y para la duda sobre la transparencia necesaria de una elección.

Para ejercer el sufragio es preciso estar en el registro electoral y, a estas alturas, el estadístico del registro electoral contiene los números de los DUI del exterior, pero no de los pasaportes. ¿Cuántos millones de pasaportes han sido emitidos a la largo de la historia, todos aparecerán?

En los números publicados por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) solamente se indica la cifra de DUIs con dirección en el exterior, que ya se acerca a los 700 mil.

Hay pasaportes ordinarios, pasaportes oficiales, pasaportes diplomáticos, pasaportes especiales y la vaguedad de la ley indica que con cualquiera de ellos se puede presentar una persona a un consulado a votar.

Hay espacio para pensar que un salvadoreño con pasaporte oficial o diplomático o especial, tenga a su vez un pasaporte ordinario y que podría, el día de la votación, ir a dos consulados y votar en ambos, de paso pudo haber tenido DUI con dirección en el exterior y haber votado electrónicamente semanas antes del día de la elección.

También alguien que vota temprano en un municipio de nuestro país, puede salir a un consulado en un país vecino a votar. ¿Dónde está la seguridad jurídica que asegure, desde la ley electoral, que a cada ciudadano se le garantiza el derecho al sufragio una sola vez?

Me permito el derecho de especular porque, al analizar la legislación existente, no encuentro los seguros que indiquen que se cierran puertas al fraude, y por entender que seguramente para el TSE será difícil elaborar un registro electoral único, como es su obligación, porque las fuentes son muchas y repetidas.

Hagamos un repaso.

Personas que en su vida han sacado varios pasaportes, y al menos con la numeración antigua y un ultimo con el mismo número de DUI, pueden aparecer repetidas.

Personas con pasaporte de numeración antigua (no con el número de DUI) que viven en el país, pueden aparecer en el listado de pasaporte y en el registro con numero de DUI

Todavía es tiempo de corregir, pero no parece que se den cuenta o acepten que su forma de legislar se presta al fraude.

Si a estas dudas razonables, por la vaguedad de la ley de voto desde el exterior, se responde afirmando que la reforma al Código Penal establece penas severas, déjenme decirles que aparte de dudar del sistema judicial, es difícil materialmente perseguir a quienes cometan fraude desde el exterior.

¿Cuántos nombres correspondientes a pasaportes emitidos, que a lo mejor van a aparecer en el Registro Electoral, serán personas fallecidas?  Ese riesgo siempre existiría, aun si se pidiera que el pasaporte esté vigente, pero se hace más grande cuando se obliga, por ley, a meter en el listado de pasaportes sin límite de tiempo.

Ahora la mayoría de personas estarán preocupadas por la sequía, por el dinero que no alcanza, por el despido que viene en todos los ex municipios, y tendrá poco tiempo para pensar en el fraude y sus posibles orígenes.

Tampoco hay tiempo para pensar que esas posibilidades de fraude y de complicaciones para administrar las elecciones, están quizá pensadas, en el modo de asegurar la mayor parte o totalidad de votos del departamento San Salvador.

Ver también

Adiós a Omar Argueta

Luis Armando González Cuando recibí la noticia –una triste noticia, sin duda alguna— de la …