web analytics
Página de inicio » Opiniones » Política en original y copia

Política en original y copia

César Ramírez
@caralvasalvador

Campaña electoral incendiaria: fraude electoral, llamado a formar ejércitos de ciudadanos (original y fallido) en defensa del voto, siniestro en la instalación de CIFCO que afectó equipos informáticos, debate electoral mutilado, programas en vivo a la nación y en diferido con horarios similares, contenido del Plan de Nación (original y copia), candidato inelegible por opción y profesión religiosa, invasión de cuentas fantasmas en redes sociales, noticias falsas en desayuno, almuerzo y cena, “industria de insultos”, millonaria inversión en propaganda política, solo el candidato del FMLN se pronuncia contra la violencia de las pandillas; brillan los sobresueldos que no pagaron impuestos, extrañas persecuciones contra actores políticos, encuestas con un solo favorito, renegados ideológicos con nuevo ídolo, una segunda vuelta (Bird Box) con un potencial suicidio -electoral- (abstención, nulo, indiferencia)… es provocador el escenario de una segunda vuelta, será un ajuste de cuentas.

Político original versus copia: así podríamos calificar esta saga electoral, fue original luchar por la democracia en cuerpo y alma por las generaciones anteriores, existía un líder como Napoleón Duarte, Ernesto Claramount, Enrique Álvarez Córdova, Enrique Escobar Barrera, Héctor Oquelí, etc., había honor cívico por la defensa del voto; mientras una copia pretende luchar contra un fraude imaginario e inexistente (TSE) sin acompañamiento generacional, sin maestros, obreros, estudiantes universitarios, clase política y sin un líder conductor en la acción; original es construir un Partido Político con ciudadanos, con una plataforma que propone una línea definida (democracia social, socialdemócrata, conservadores, liberales, humanistas, revolucionarios, etc.), mientras copia es una propuesta indefinida que toma lo ajeno y no se identifica con nada, solo aspira al poder sin ningún compromiso con la realidad.

Original es poseer memoria histórica, comprender que el voto ciudadano es un momento decisivo, pero no es todo para cambiar una sociedad, es construir desde la base social acuerdos, alianzas, organización, sin un solo centavo en la bolsa; mientras copia y fraude es creer que a partir de una elección se encontrará la lámpara de Aladino en casa presidencial, copia y fraude es recibir donaciones de grandes capitales sin esfuerzo, sin cuerpo orgánico, sin alianzas populares, ausencia de sindicatos, sectores agrarios, industriales, culturales, sin una fuerza de apoyo en la comunidad jurídica, con una sola voz y un solo personaje que es todo (en fútbol: portero, defensa, volante, delantero, director técnico, dueño de la pelota y fija la fecha del partido).

Eso ha sido la campaña electoral: original y copia.

www.cesarramirezcaralva.com

Ver también

La seguridad humanista

César Ramírez @caralvasalvador Se trata de un trabajo en equipo interdisciplinario, formado por antropólogos, sociólogos, …

A %d blogueros les gusta esto: