web analytics
Página de inicio » Nacionales » Piden justicia para salvadoreña asesinada en México
Victoria Esperanza Salazar Arriaza, de 36 años, fue capturada por las autoridades de Quintana Roo Tulum, México, ella tenía visa humanitaria permanente en México. Al darse el procedimiento murió por asfixia en manos de las autoridades. Foto Diario Co Latino/Cortesía

Piden justicia para salvadoreña asesinada en México

Ezequiel Linares
Samuel Amaya
@DiarioCoLatino

El asesinato de la salvadoreña Victoria Salazar Arriaza, por  exceso de fuerza por parte de elementos policiales de Tulum, México, se hizo viral en las redes sociales, y generado conmoción y repudio de parte de las organizaciones defensores de los derechos humanos y de las mujeres, quienes han pedido justicia.

Fue en Quintana Roo donde la salvadoreña murió, luego de ser capturada por policías que al ejercer una fuerza brutal le dañaron la parte superior de la columna, lo que le llevó a la muerte.

La joven trabajadora del área de limpieza de hoteles, por más de cinco años, deja a dos menores en la orfandad.

La noticia se hizo viral llamando la atención de medios locales e internacionales, sobre todo porque hay videos donde la mujer dice que no puede respirar y luego muere.

Las reacciones no se han hecho esperar, el propio presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dio una declaración en la que aseguró que este hecho que involucró a la policía de Tulum de Quintana Roo, “nos llena de pena, dolor y vergüenza”.

Obrador se  comprometió a que no habrá impunidad y mando un mensaje: “Decir a sus familiares, a las mujeres salvadoreñas, mexicanas, las mujeres del mundo, a todos, que se va a castigar a los responsables”.

Las primeras indagaciones y testimonios de quienes se encontraban en el lugar señalan que el hecho se dio por  un excesivo uso de fuerza de parte de cuatro agentes policiales, quienes ya han sido capturados.

La madre de la víctima, Rosibel Arriaza, afirmó que su hija “fue brutalmente tratada y asesinada”.

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele reaccionó en sus redes personales, “somos pueblos hermanos, personas malas hay en todos lados, no olvidemos eso”.

El hecho ha conmovido a la comunidad internacional, sucedido la tarde del 27 de marzo en Tulum. Foto Diario Co Latino/Cortesía

En cuanto a los familiares de Victoria, el presidente agregó: “Mi pésame para la familia de Victoria, sobre todo a sus dos hijas, a quienes les daremos toda la ayuda posible”.

Como Gobierno, se encargarán de la manutención y estudios de las hijas de la víctima, dijo el mandatario salvadoreño y agregó: “Solo pedimos justicia. Le pedimos al Gobierno mexicano que a los que hicieron esto les caiga todo el peso de la ley”.

El caso ha trascendido en suelo mexicano, las protestas se han intensificado en  diferentes organizaciones feministas quienes han alzado la voz por la muerte de la salvadoreña.

En el Monumento a la Constitución en San Salvador, representantes de organizaciones de mujeres montaron un altar de flores, pétalos de rosas, velas, un cartel al centro y otros alrededor para exigir justicia para la víctima.

Krissia Aquino, de la Asociación de Mujeres Ixchel, señaló que decidieron montar un altar en memoria de la salvadoreña Victoria Salazar, quien fue “brutalmente asesinada por la policía de Quintana Roo”.

Las feministas exigieron que estos hecho no deben de suceder, y condenaron la brutalidad policial, y se pronunciaron contra la misoginia y el racismo. “Como mujeres somos muy afectadas por el tema de las protecciones del Estado salvadoreño y por lo tanto, estamos obligadas a migrar, buscando protección, y no es posible que en el país que nos acoge como migrante nos desprotejan y violen nuestros derechos humanos, por eso estamos aquí, para exigir justicia por Victoria y por todas las vidas de los migrantes que han muerto en México y que no se ha visibilizado su muerte”, expresó.

Victoria Salazar salió de Sonsonate en el 2009, sus hijas  se encuentran por el momento en México, y será Cancillería salvadoreña y mexicana las que dispongan los protocolos para ser entregadas a su familia materna.

Sobre el hecho que ha conmovido a la comunidad internacional, por el abuso de tres agentes hombres y una mujer contra una salvadoreña ha sido comparado como el caso ocurrido en Estados Unidos, cuando, agentes policiales asfixiaron al estadounidenses afroamericano George Floyd.

La Comisión Local de Derechos Humanos de Quintana Roo, en un comunicado oficial, presentó una queja de oficio contra los agentes policiales, ya que calificaron el hecho de “violaciones al derecho humano a la vida”.

El fiscal general del Estado de Quintana Roo, Óscar Montes, dijo que  el peritaje de medicina forense concuerda con un  uso excesivo de fuerza.

Según Montes, los peritos de servicio médico forense de La Fiscalía General del Estado, “después de cumplir con el protocolo médico legal y la práctica de la autopsia de la víctima antes mencionada, concluyeron que se identificó una fractura en la parte superior de la columna vertebral producida en la primera y segunda vértebra lo que provocó la pérdida de vida de la víctima.

El fiscal también argumentó que las lesiones referidas de acuerdo a los dictámenes en materia de criminalística, medicina forense y el material video gráfico que forma parte de la carpeta de investigación son compatibles y coinciden con las maniobras de sometimiento que se aplicaron a la víctima durante el proceso de la detención y antes de fallecer.

“La técnica policial de control corporal aplicada y el nivel de fuerza utilizado se realizó de manera desproporcionada y moderada y con un alto riesgo para la vida, ya que no fue acorde con la resistencia de la víctima lo que ocasionó una desaceleración con la rotación del cuello violándose con ello, lo establecido en la Ley Nacional del Sobre el uso de la Fuerza”, dijo Montes.

Por lo tanto, el fiscal del Ministerio Público que conoce el caso, ejerció la acción penal en contra de los cuatro policías municipales, que serán trasladados a centros de detención correspondiente y a disposición de un juez de control.

La madre de Victoria demandó justicia por el crimen luego de reconocerla por medio de fotografías, expresando “siento indignación, me siento impotente, me siento frustrada. Yo hubiera querido estar ahí, como madre, pero uno no puede estar en todos los lugares y ella no merecía esa muerte, fue un abuso de autoridad”.

Ver también

Denuncian nuevas incursiones y ataques israelíes contra palestinos

Ramala/Prensa Latina Las tropas israelíes irrumpieron hoy en la aldea cisjordana de Surif, donde arrestaron …