web analytics
Página de inicio » Editorial » Otro paso más para la calidad educativa

Otro paso más para la calidad educativa

menudo se critica al Gobierno de turno de no apostarle a la educación, y el parámetro que utilizan para esa crítica es el presupuesto destinado a la educación y la nota de la PAES. Esta crítica puede tener fundamento, pero no es la única para medir los avances o los fracasos educativos.

En el presente año fiscal, con respecto al presupuesto, el ramo de educación tiene asignados 940 millones 427 mil 824 dólares (incluidos $2,514,615, producto de un préstamo). Es decir, el es del 17% del Presupuesto General de la Nación, un poco más del 3% del Producto Interno Bruto.

Es cierto que en Centroamérica hay países como Costa Rica que invierten entre el 6 y 7% del Producto Interno Bruto a la Educación, y esa debe ser la apuesta en El Salvador, pero es necesario que la población sepa que la asignación presupuestaria para educación ha venido creciendo desde el primer gobierno del FMLN, en 2009. Así por ejemplo, el monto para el ramo de educación en 2011 fue de 706 millones 989, de los cuales 12,000,844.000 (millones) eran en concepto de préstamos del exterior. O sea, con respecto al presupuesto de 2011 con 2018, este ha crecido en 200 millones de dólares aproximadamente.

Cada año debe incrementarse el presupuesto para la educación, pues de esa forma también crece con respecto al producto interno bruto, pero es necesario decir que los esfuerzos no solo van en el tema de presupuesto, sino en la ejecución de otras políticas encaminadas al mejoramiento de la calidad educativa. Un de ellas es la alfabetización. Hasta esta fecha, el Gobierno ha declarado más de 90 municipios libres de analfabetismo. Y se espera que al final del periodo presidencial del Presidente Salvador Sánchez Cerén, el país sea declarado libre de analfabetismo.

Otro paso importante en la apuesta a la educación de este Gobierno de izquierda fue la creación del Instituto Nacional de Formación Docente, que sin lugar a dudas contribuirá a otras políticas impulsadas en mejorar la calidad docente, y que repercutirán en la calidad educativa en general. Para lo que dicen que el país no tiene rumbo, pues, ¿cómo pueden definirse estas acciones concretas?

Ver también

El drama de la migración

Mientras el huésped de la Casa Blanca lanza amenazas hasta la saciedad o el hartazgo …

A %d blogueros les gusta esto: