web analytics
Página de inicio » Nacionales » Oraciones en memoria de quienes partieron con el creador
La oración y celebración de misa es la posibilidad de los católicos para beneficiar a los difuntos. Foto Diario Co Latino/Bryan Castillo.

Oraciones en memoria de quienes partieron con el creador

Alma Vilches
@AlmaCoLatino

Con música sacra, oraciones y la exposición de la imagen de Jesús Yacente, que representa el momento en que el Hijo de Dios muere, la parroquia El Calvario, en el centro capitalino recordó este 2 de noviembre a los fieles difuntos, quienes partieron a la presencia del Señor, pero su recuerdo permanece vivo en los familiares y amigos.

Para la Iglesia católica, la conmemoración del 2 de noviembre es orar por quienes han fallecido, pero en especial por aquellos que aún no pueden gozar de la presencia de Dios, porque están purificando en el purgatorio los efectos que ocasionaron sus pecados.

El sacerdote Narciso Bordignon, vicario de la iglesia El Calvario, explicó que la manera de calificar este día revela la influencia de creencias que no son religiosas y más bien depende de una tradición, así existe una diferencia entre muerto y difunto, el primero es aquella persona cuyos signos vitales han desaparecido y su vida ha terminado, mientras que, los difuntos son las personas quienes han cumplido una función, pero su vida no ha terminado porque vive de otra manera.

“El culto a los difuntos es bien arraigado desde la fe cristiana, quienes enterraban a los muertos en las catacumbas y celebraban la eucaristía en presencia de los cuerpos, en alusión que formamos una sola comunión. En la iglesia se dan tres momentos, la iglesia militante que somos los vivos, iglesia purgante que son quienes han muerto y deben purgarse antes de llegar a la presencia de Dios y la iglesia triunfante que es todos aquellos quienes están en el paraíso, y gozan definitivamente de la presencia de Dios”, externó el religioso.

Según Bordignon, la idea de la muerte cristiana tiene una proyección de esperanza, en el sentido que todo no está finalizado, si no existe el llamado a ser parte del reino con el Señor, por eso el culto a los difuntos, orando por ellos y le sean remitidos sus pecados, aunque algunos dicen que en la biblia no existe el concepto de purgatorio, la idea de un perdón más allá de la muerte si lo hay, cuando Jesús dice “hay un pecado que no se perdona ni aquí ni allá”, significa que es en la otra vida.

La parroquia El Calvario, de San Salvador recordó este 2 de noviembre a los fieles difuntos, con música sacra, oración y un altar dedicado a Jesús Yacente.
Foto Diario Co Latino/Alma Vilches.

Sostuvo que la oración y celebración de misa en sufragio de los difuntos es la posibilidad de los católicos para mitigar el sentimiento de pérdida y ruptura, ante la muerte de algún familiar o ser querido a causa del COVID-19, donde no hay oportunidad de una despedida y entierro. El 2 de noviembre y Navidad son las únicas dos fechas en que los sacerdotes tienen la posibilidad de celebrar tres misas para infundir a los fieles que el valor del sacrificio de Cristo es el mejor ofrecimiento a los difuntos.

“Oramos para que Jesús a pesar del sufrimiento sane nuestras heridas, porque el duelo es nuestro no del difunto, él ya no sufre más; estamos incluidos en la visión de un Dios Padre que vino a sanar nuestras heridas. El hecho de ir a poner flores es algo que satisface nuestra emoción y afecto humano, pero espiritualmente la mejor manera de beneficiar a nuestros difuntos es ofreciendo misas, pero eso se está perdiendo y muy pocas personas lo hacen”, manifestó el vicario de la parroquia El Calvario.

Aunque la iglesia siempre ha orado por los difuntos, fue a partir del 2 de noviembre del año 998 cuando se creó un día especial para ellos, instituido por el monje benedictino San Odilón, de Francia; su idea fue adoptada por Roma en el siglo XVI y de ahí se difundió al mundo entero. Entre tanto, el Día de Muertos es una celebración originaria de las culturas prehispánicas y en ella se honra la memoria de los difuntos por medio de ofrendas, altares y comida, pues de esa forma se ilumina el camino del que muere, para que no se pierda en el otro mundo.

El Día de Muertos cada 2 de noviembre es una tradición muy antigua, atribuida a las primeras culturas existentes en el territorio, quienes concebían la muerte de una forma muy diferente a la religión cristiana, para ellos cuando una persona fallece, su camino al otro mundo depende en mayor medida de la forma en la que se produjo la muerte, más que las acciones ejecutadas en su vida.

Ver también

El MARN anuncia lluvias tipo «temporal»

@DiarioCoLatino El ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), Fernando López, anunció esta tarde …