Página de inicio » Nacionales » Nuevo orden en la caficultura local y mundial desde El Salvador
Sonia Castaneda, dirigente de la Alianza de Mujeres en Café y el presidente de ABECAFE, Carlos Borgonovo, entregan reconocimiento al director ejecutivo de la Specialty Coffee Association (SCA), Ric Rhinehart. Foto Diario Co Latino/Alexandra Vaquerano.

Nuevo orden en la caficultura local y mundial desde El Salvador

Alexandra Vaquerano
@DiarioCoLatino

Por primera vez el país se convierte en la capital mundial de las Ciencias del Café. En el encuentro, conferencistas internacionales expondrán estudios y métodos para reactivar la caficultura y reposicionar al país como principal referente de productividad, rentabilidad y calidad cafetalera.

Entrar en la sede de la Cumbre Mundial de las Ciencias del café es experimentar olores amargos y dulces, es escuchar los componentes del estado actual del café en sus diferentes países productores, es dialogar sobre los nuevos métodos de comercialización para atravesar fronteras y también es crear alianzas con investigadores internacionales para proponer alternativas frente a los distintos obstáculos que puede tener cada sembradío de café.

Por tres días, más de 12 países y alrededor de 500 personas buscarán las bases del nuevo orden en la caficultura local y mundial. En la organización del evento participaron la Asociación Cafetalera de El Salvador (ACAFESAL), la Asociación Salvadoreña de Beneficiadores y Exportadores de café (ABECAFE), la Asociación Salvadoreña de Catadores de Café (ASCAFE), la Asociación Cámara de Torrefactores de Café de El Salvador (CATOCASA), el Foro del Café, la Alianza de Mujeres en Café (AMCES), la Unión de Cooperativas Productoras de Café (UCAFES) y la Unión de Cooperativas de la Reforma Agraria Productoras Beneficiadoras y Exportadoras de Café de RL de CV (UCRAPROBEX DE RL DE SV).

Además ha contado con el apoyo de empresas privadas como Duwest y Disagro, organismos de cooperación internacional y de investigación como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE), cooperativa productora y comercializadora de productos agrícolas CLUSA, el Centro de Cooperación Internacional en Investigación Agronómica para el Desarrollo CIRAD y entidades de gobierno como el Banco de desarrollo de El Salvador (BANDESAL), el Banco Hipotecario y el Consejo Salvadoreño del Café (CSC).

El director ejecutivo del CSC, Hugo Hernández, quien ha trabajado con cooperativas, pequeños y medianos productores de distintas zonas cafetaleras del país, dijo que “el café salvadoreño se ha estado cotizando con diferenciales positivos arriba de los 42 dólares promedio por quintal en los últimos tres años”.

El café salvadoreño cuenta con la mejor calidad de Centro América, por lo tanto los mercados internacionales están dispuestos a pagar los precios. Hernández agregó que el 85 por ciento de los productores que están debidamente registrados en el CSC son pequeños productores con niveles de 0 a 10 manzanas por eso es importante implementar prácticas de comercio justo que puedan beneficiar el trabajo de las familias salvadoreñas que viven del café.

En las palabras que dieron por inaugurada la cumbre, el vicepresidente de la República, Oscar Ortiz, dijo también dio su apoyo hacia el tema del comercio justo y su sostenibilidad, ya que para el gobierno es prioridad llevar seguridad alimentaria y demás beneficios sociales a las comunidades cafetaleras.

Ortiz, recordó que el país tiene historia y es conocedor del café, por lo tanto hay que unir esfuerzos y considerar el sector de la caficultura para enfrentar los retos de la nación.

Según el vicepresidente la economía, el empleo, el medio ambiente y el desarrollo social son las áreas que se beneficiarán con el éxito del café salvadoreño.

En el evento participan técnicos, productores y comercializadores de las zonas del Occidente del país, del Bálsamo, del Chaparrastique y el Trifinio, entre ellos Rodrigo Jiménez, representante de Bioquim dijo que la mayor amenaza que tiene el país es la roya como epidemia del cafeto. “La roya no va a desaparecer. Tiene la capacidad de mutar, como lo ha hecho en Honduras, pero lo importante es identificarla a tiempo y darle mejores condiciones nutricionales al café para que tenga más fuerza y la enfermedad lo maltrate menos”.

La investigación científica es el camino más certero para garantizar el futuro del café. De la mano de la ciencia se podrá procurar calidad, sostenibilidad y productividad. Ese fue el mensaje que dejó el director ejecutivo de la Specialty Coffee Association (SCA), Ric Rhinehart.

Ver también

Asamblea concede licencia a Bukele por 3 años

Samuel Amaya @SamuelAmaya98 La Asamblea Legislativa le concedió al presidente inconstitucional, Nayib Bukele, licencia para …