web analytics
Página de inicio » Nacionales » “Nuestro compromiso es impulsar el carácter revolucionario del partido”: Arístides Valencia
Arístides Valencia, candidato a la secretaría general del FMLN. Foto Diario Co Latino/ Juan Carlos Villafranco

“Nuestro compromiso es impulsar el carácter revolucionario del partido”: Arístides Valencia

Alma Vilches
@DiarioColatino

El candidato a la secretaría general del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Arístides Valencia, conversó en exclusiva con Diario Co Latino, donde señaló que el partido está en una etapa de defender los derechos conquistados.

Valencia, aseguró que de ser electo secretario general del FMLN su responsabilidad será cumplir con las líneas establecidas desde la base del partido, crear los mecanismos de seguimiento del trabajo y construir una conducción colectiva, desde las bases hasta la dirección nacional.

-¿Cómo ha sido el recibimiento de la militancia en este proceso de elecciones internas?

Es un proceso muy interesante y diferente, lo principal es que se está dando un espacio de debate, discusión, preguntas y consultas en los diferentes municipios, donde hay una preocupación de toda la militancia acerca de la situación del partido.

Así como de los problemas que se han vivido y de los grandes errores cometidos, pero en especial existe un interés real por resolver esta situación. Hay una empatía bastante grande y una búsqueda de aclarar muchas de las propuestas que se están haciendo.

-¿Cómo percibe el compromiso de la militancia por superar las dificultades en que ha caído el partido?

Lo más importante es que la militancia mantiene una identidad revolucionaria y espera que el FMLN asuma esa línea de trabajo, la principal demanda es la relación permanente que debe tener el partido con el pueblo, y las estructuras de dirección con la base.

El compromiso de las bases es que al asumir esos métodos de trabajo y resolver esos problemas, se incorporen de nuevo, hay una preocupación a mantener esa misma conducta y en ese sentido hay un rechazo. Nuestro compromiso es impulsar el carácter revolucionario del partido, recuperarlo y acercarnos al pueblo.

-Cuando decidió buscar la secretaria general del FMLN, ¿sabía a qué se enfrentaba?

Tomé la decisión muy tarde, fue hasta el 26 de abril que lo decidí, porque al igual que yo, la mayoría de los militantes tenemos una inconformidad con las acciones de la dirección, las decisiones que se han tomado, con métodos de trabajo que han roto el carácter revolucionario del partido.

La gran mayoría de la militancia entiende y no está de acuerdo con una visión pragmática, que han ido desarrollando otros compañeros, en las cuales hay búsqueda de entendimiento con posiciones de derecha.

A partir del 26 de abril y luego de una serie de discusiones especialmente con compañeros veteranos, nuestra preocupación surgió que no se veía en los candidatos de ese momento una posición de izquierda y revolucionaria, más había una precaución de qué manera se iba a mantener cuotas dentro de los gobiernos municipales, Asamblea Legislativa y proyectos, cada vez más desprendidos del pueblo, de la comunidad y las bases del partido.

Empezamos a pensar que era necesario una candidatura, la cual asumí, primero tuve una reunión con la estructura de veteranos, que es la secretaría y la Asociación de Veteranos y ahí les expresé la disposición que tenía, la mayoría estuvo de acuerdo y desde ahí empezamos a construir esta candidatura.

Me imaginaba el problema y las consecuencias de las derrotas electorales obtenidas, que nos dejan muy debilitados en la relación con el pueblo, de la dirección con las bases y tiene consecuencia en los aspectos de funcionamiento del partido tanto de estructura como financiero.

Habrá enormes desafíos, tenemos voluntad de trabajar, con una vocación de servicio para el pueblo y un compromiso con la revolución salvadoreña.

-Usted ha sido bastante crítico con algunas decisiones de la dirección, pero se ha dicho que representa a la actual dirección.

Sí, hemos planteado que es necesario el debate y la exposición de ideas, no aceptamos la descalificación previa, los prejuicios y en este momento lo más fácil para oponerse es calificar una candidatura; y que soy el candidato de la dirección.

Mi posición con respecto a la dirección y posición del partido es crítica, con respecto a las posiciones reformistas que están empujando al partido hacia la derecha. Comprendo que ese descontento expresado muchas veces en contra de la dirección, ha facilitado que en el caso de las elecciones presidenciales, proyectos que se manejan como de izquierda sean capaces de confundir a la población y jalarla, lo mismo puede ocurrir en la base del partido.

Mi esfuerzo es combatir estos prejuicios y etiquetas que hay contra mí, pero manteniendo una posición crítica y honesta en cuanto a la preocupación por la situación del partido.

El candidato a la secretaría general del FMLN, Arístides Valencia con jóvenes, mujeres y veteranos en la ciudad de Ilobasco. Foto Diario Co Latino/ @AristidesValencia

Nos comenta un poco de su trayectoria revolucionaria.

Mi familia fue militante del Partido Comunista (PC), desde muy pequeño comencé a conocer y estudiar, en 1978 interesado en el actuar y ser parte del proceso me incorporé a la Asociación Revolucionaria de Estudiantes de Secundaria (ARDES), que era parte del Frente de Acción Popular Unificada y estuve hasta 1980 incorporado a la lucha gremial, pero también al incipiente desarrollo de la lucha armada del país.

En 1980 me había incorporado a la milicia, en el momento que se constituye el FMLN pasé a formar parte de él, en la ofensiva de 1981 participé en el municipio de Soyapango y durante todo el conflicto desarrollé diferentes misiones.

En 1984, por situaciones personales decidí incorporar al PC a través de las Fuerzas Armadas de Liberación y es ahí cuando en 1992, me desmovilizo; en 1992 me enviaron a hacer trabajo territorial en Cabañas, San Vicente, en las elecciones 1994 estuve en el departamento de La Paz, donde se obtuvo el primer diputado del FMLN en el departamento.

Posteriormente tomé la decisión de irme a vivir y trabajar con las comunidades del Bajo Lempa en Usulután, que era una repoblación que tenía a diferencia de otros lugares, participación de diferentes organizaciones, gente de la Fuerza Armada, repatriada, repoblaciones de diferentes orígenes en una zona altamente vulnerable, sin ninguna infraestructura ni condiciones de vida, con grandes problemas de seguridad.

Se trabajó en una situación que las comunidades se confrontaban unas con otras, logramos ir construyendo una visión común y formar un movimiento social comunitario muy fuerte, que es la Coordinadora de Comunidades del Bajo Lempa y posterior al huracán Mitch, se decidió iniciar la gestión de proyecto para el desarrollo.

En 2004 Schafik me pidió que me incorporara como secretario departamental de Usulután, pasamos de tener cuatro alcaldías a gobernar trece, se resolvieron muchos problemas de unidad dentro del departamento, lo cual era una situación muy compleja y se tuvo la oportunidad de obtener no solo diputados por cociente, sino por residuo.

En 2009 me pidieron que me convirtiera en diputado del departamento, por razones de principio renuncie como secretario departamental del partido, ya que no estoy de acuerdo con la dualidad de funciones. En las elecciones de 2014 me piden que me incorpore como ministro de Gobernación y Desarrollo Territorial, debido a mi experiencia en el Bajo Lempa, donde se trató de impulsar las Asambleas Ciudadanas, lamentablemente tuvimos dificultades, y no logramos ganar suficiente apoyo para construir dentro de las comunidades el poder popular.

El día que tomé la decisión de postularme como candidato a la secretaría general del partido, presenté mi renuncia como ministro para dedicarme a la campaña, ya que por principios no estoy de acuerdo en utilizar los recursos y medios de la institución para el proselitismo.

-Algunos críticos del FMLN creen que el partido ya no se levanta, ¿qué cree usted?

En la experiencia de los partidos de derecha como ARENA, PDC, PCN que llegaron al gobierno y perdieron, tendieron a desaparecer, porque obedecen a intereses de la oligarquía a intereses de los explotadores y cuando ya no responden a sus intereses los desechan, mantienen pequeñas cuotas de acceso a la Asamblea Legislativa, algunas alcaldías, pero siempre en función de esos intereses.

Pero el FMLN surgió por la necesidad del pueblo salvadoreño, de transformar la realidad del país y comprometido con una transformación estructural y el partido en la medida que responde a ese origen se va a recuperar. Schafik, decía que cuando el FMLN se alejaba del pueblo, el pueblo lo castigaba y eso es lo que ha pasado, pero también nos demostró que cuando el Frente de manera honesta nos comprometemos con el proyecto del pueblo, es posible recuperar el partido. El pueblo ama al FMLN y ese amor ha durado más de treinta y ocho años, lo ha demostrado a costa de todo tipo de sacrificio, lo que ha ocurrido es que nosotros le hemos fallado a ese amor y tenemos que recuperarlo, pero para eso lo primero es reconocer los errores cometidos y empezar a trabajar en la dirección del pueblo y el rumbo revolucionario, eso significa estar junto al pueblo.

Se ve la amenaza de la derecha que nos pretende extinguir y convertir el FMLN en un partido obediente, pragmático, capaz de conciliar con los intereses de la gran empresa en función de algunas prebendas y eso si significaría la muerte del FMLN.

La decisión que se tomará el 16 de junio, es el camino del reformismo que llevará a la extinción del FMLN o el camino del pueblo y la revolución que permitirá recuperar la fortaleza del partido, las cuotas de gobierno y construir la victoria del proceso revolucionario. Si no tenemos la suficiente valencia y la honestidad, para actuar de manera coherente no se avanzará, pero el FMLN va a resurgir.

-De ser electo secretario general del FMLN, ¿cómo será el papel del partido como oposición?

Estamos en un contexto regional muy complicado, donde los sectores más reaccionarios de América, están apostando a extinguir los procesos progresistas, populares y revolucionarios de los diferentes países y revertir los logros alcanzados por estos gobiernos; y fortalecer un proyecto neoliberal que está demostrado no resolverá las necesidades y demandas del pueblo. Como FMLN debemos tener el rumbo orientado en la dirección de los derechos, necesidades y principales demandas del pueblo, tratar esta política neoliberal va afectar a todos los sectores económicos, que busca su recuperación y que estaban viendo una oportunidad en los procesos de fortalecimiento impulsados por el gobierno del Frente.

En primer lugar, el FMLN deberá fortalecer su proyecto revolucionario y además construir las alianzas necesarias, para defender los logros y derechos del pueblo, teniendo claro que es necesario aglutinar todas las fuerzas del país que rechazan el proyecto neoliberal.

-Ese estilo populista del presidente Nayib Bukele puede ser un factor para que al FMLN le cueste recuperarse

El pueblo ama al FMLN y ese amor se sintió traicionado por nuestras conductas y muchas decisiones equivocadas, es muy fácil que cuando eso ocurre viene otro y quiere ganar ese espacio.

Este proyecto político trabajó para convertirse en gobierno, en una imagen que se trataba de un gobierno de izquierda, con las primeras acciones se han ido demostrando cuáles son sus verdaderas intenciones, pero el pueblo irá reaccionando y buscar cómo enfrentar esa situación, en ese momento será necesario que el FMLN esté ubicado junto con el pueblo.

Si el partido no está ahí y estamos en una posición pragmática, por alguna prebenda la situación se vuelve más complicada e incluso imposible. La única manera de recuperar ese amor es reconociendo los errores, siendo honestos en nuestras conductas y vocación con el pueblo.

-¿Qué mensaje le hace a la militancia para este 16 de junio?

Lo más importante es movilizarnos a votar y defender el carácter revolucionario del partido, hay que enfrentar una serie de situaciones que estamos viendo, como los prejuicios y etiquetas, así como ciertos métodos que han venido influenciando en este proceso que es tratar de comprar la voluntad de compañeros a cambio de algún compromiso en un cargo o regalo, que es estilo de la derecha.

Este 16 de junio hay que ir a votar por Arístides Valencia, para asegurar el rumbo del partido.

Ver también

El GOES pedirá préstamos por más de mil millones para completar presupuesto 2023

Redacción Nacionales @DiarioCoLatino El Ministerio de Hacienda ha solicitado a la Asamblea Legislativa que se …