web analytics
Página de inicio » Opiniones » Normalidad de la crueldad en El Salvador

Normalidad de la crueldad en El Salvador

César Ramírez
@caralvasalvador

Vivimos un sentido de crueldad hacia los prisioneros del Régimen de Excepción sin ninguna oportunidad de defensa jurídica, ni solución de caso por caso, en general una visión jurídica sin precedentes en la nación.

Nuestra condición social estructural se encuentra en ruinas, por los acontecimientos políticos a partir del 1 de mayo de 2021 con la sustitución de los Magistrados de la Corte Suprema de Justicia, además los eventos irregulares conocidos durante la pandemia, restricción de información pública, etc. éste día 9 de agosto 2022, el Ministro de Seguridad Gustavo Villatoro afirmó: “nos vamos a encargar de los 49 mil terroristas no vuelvan a la sociedad, actualmente ya tenemos control judicial para más de 42 mil de los capturados (ֺTCS 09AGO022) y anuncian “una segunda ola de Reforma de Leyes donde vamos a innovar en el procesamiento del crimen organizado, vamos a acoplar las leyes a la realidad nacional”.

La restricción de derecho ciudadano implica un abandono de los acusados de pertenecer a estructuras terroristas “a su suerte” en las prisiones de la nación, es posible que muchos posean antecedentes penales, otros han cometido delitos comunes, además los identificados en organizaciones del crimen que merecen su captura; no obstante también existen inocentes que han dejado a su familia en el abandono, estos últimos llenan las denuncias de periódicos y organismos de derechos humanos, lo grave es el creciente número de fallecidos con hallazgos de traumatismos corporales, edemas pulmonares, evidencias de fracturas en sus extremidades etc. esta condición es una crueldad hacia los cautivos.

Es cruel guardar silencio en el caso de la fosa clandestina de Chalchuapa, de muchos desaparecidos, de información del sitio de reclusión, su estado de salud etc., en cada caso la sociedad espera una rehabilitación después de pagar la deuda moral con el Estado, no obstante si no existe reincorporación, ni reinserción, ni siquiera mínima confianza después de una prisión de 20 años, esos individuos no tendrá ninguna oportunidad en las estructuras sociales y en consecuencia retornarán a sus crímenes, sus delitos con su accionar sangriento, será su venganza hacia la sociedad ¿es ese el producto deseado en 49,000 o una proyección de 70,000 potencialmente capturados?

Con estos procedimientos crueles la sociedad parece vengarse a sí misma, aplicamos un estilo de muerte a los capturados que refleja el mismo sentido terrorista de esos seres miserables, porque sin límite de penalidad, sin rehabilitación, sin retorno social etc. se les aplica un escarnio social irreparable, como una pena de muerte “ideal” sin “idealismo”, es similar a la realidad de un sueño homicida-social.

Ver también

Proteger la vida, la causa común de nuestra generación

Francia Márquez Harrinson Cuero Campa Tomado de Agenda Latinoamericana Ya no hay duda, miles de …

Un Comentario

  1. Para mi humilde opinion que pagen sus 20 años cuando salgan van acer unos ancianos sin fuerza no creo que salgan a delinquie ya no les quedara gana es lo que pienso yo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.