web analytics
Página de inicio » Opiniones » Niveles de la alienación de la fuerza de trabajo en el proceso productivo capitalista

Niveles de la alienación de la fuerza de trabajo en el proceso productivo capitalista

MSc. Tito Alfredo Jacinto Montoya.
(Catedrático de la Universidad de El Salvador)

La Idea de Sujeto, cure en Karl Marx.

A) En primer lugar para Marx el concepto de sujeto es concreto: significa que el sujeto es producto de la praxis concreta social e históricamente condicionada. Por tanto la condición de sujeto del ser humano es algo que depende de su posición y situación en el modo de producción de que se trate. Si hablamos del modo de producción capitalista, pilule entonces el sujeto es la clase obrera debido primeramente, a que sólo desde el punto de vista de la clase obrera puede haber conocimiento científico de la realidad social, y en segundo lugar, porque sólo la clase obrera tiene como propósito estratégico el cambio social revolucionario, y por tanto sólo desde la visión de la clase obrera puede haber realmente historia.

La clase trabajadora está obligada estructuralmente a transformar de manera esencial la lógica del capital para construir un modo de producción en el cual no haya explotación ni dominación del hombre por el hombre.

B) La clase obrera, cuando tiene conciencia de clase y una práctica revolucionaria, puede superar su situación de alienación, y, al liberarse a sí misma como clase, libera también a toda la sociedad inclusive a la clase burguesa dominante.

C) No es necesario ser obrero para ser sujeto real, sino más bien tener el punto de vista de la clase obrera, conciencia de clase, y claridad estratégica de cuál es el objetivo estratégico de la clase obrera y desarrollar una praxis consecuente con dichos elementos. Pero consciencia de clase únicamente se puede tener si se tiene claridad teórica (y una práctica consecuente con ésa teoría) de cuál es el objetivo estratégico de la clase obrera: la transformación revolucionaria del modo de producción capitalista como sistema, y la construcción de una sociedad socialista igualmente revolucionaria.

La Pérdida de la Identidad de Sujeto, Para ser la Prehistoria de la Humanidad.

A) Por la cuádruple alienación que sufre la fuerza de trabajo dentro del proceso productivo capitalista, considerando que la praxis económica es la fundamental en el capitalismo. Por la situación de alienación que sufre la clase obrera, ésta no es sujeto, sino objeto movido por el sentido y la lógica del sistema.

B) Porque la existencia de las personas dentro del capitalismo se encuentra sometida a la fuerza de imposición del sistema, y el sujeto humano es objeto. El sistema capitalista, siendo el sujeto, somete y domina a la clase trabajadora, oponiéndosele como un macro-poder frente al cual el trabajador sin conciencia de clase se encuentra desamparado.

C) Porque la persona se encuentra en un antagonismo, en una contradicción,  con los demás, con el sistema, con la naturaleza, y con sigo mismo; y dicho antagonismo es producido por el sistema mismo, no por la persona como tal.

¿Toda Objetivación es Necesariamente Alienación?

  La objetivación es toda forma de exteriorización del sujeto por la vía de la praxis; en el entendido que el término resultativo, lo que resulta, de esa acción objetivizante puede ser de carácter material, en el sentido de una cosa, o bien puede tener otro carácter no precisamente material; por ejemplo, una reforma tributaria. Ahora bien, el ser humano no puede no objetivarse; es propio de su existencia el salir de su estricta subjetividad y alcanzar el ámbito de lo que está más allá del sujeto: la objetividad.  Pero hay que precisar que no toda objetivación implica alienación.

La alienación implica la subordinación del sujeto productor de la objetividad a la objetividad creada. La alienación implica la subordinación del sujeto al sistema de realidad creada. Entonces, en la alienación, la realidad creada es el verdadero sujeto, y el sujeto creador es el objeto. Pero para que pueda darse este fenómeno de la alienación tiene que darse igualmente la objetivación. Diríamos que la objetivación es condición de posibilidad de la alienación, pero que efectivamente no toda objetivación es alienación.

Cuatro Niveles de la Alienación de la Fuerza de Trabajo en el Proceso Productivo Capitalista.

La primera alienación de la fuerza de trabajo se la desarrolla en el contacto directo que el trabajador tiene con los medios de producción. El obrero tiene que someterse a las exigencias de la funcionalidad eficiente de la máquina o herramienta; el trabajador frente a la máquina no puede decidir ni la velocidad con la que habrá de trabajar, ni la posición que debe adoptar frente al instrumento de trabajo; la lógica y el sentido objetivado en la máquina se le impone al trabajador.

La segunda alienación se presenta cuando advertimos que el trabajador no decide qué producir, cómo producirlo, para qué, y para quienes producirlo. Toda la organización del proceso productivo le es ajena, lo único que le queda es adaptarse lo más eficientemente posible so pena de ser despedido inmediatamente por el dueño real y jurídico de todo del proceso de producción.

La tercera alienación se da cuando el trabajador se encuentra subordinado al sistema de explotación y de dominación global de la organización social del poder de la clase dominante sobre la clase dominada.

La cuarta alienación del trabajador está cuando el sujeto humano es convertido en mercancía que entra como cualquier otra mercancía en el mercado laboral.

El sujeto pierde su carácter de ser persona y se degrada a la realidad de ser una mercancía subordinada a las leyes objetivas tanto del mercado laboral capitalista como a la producción de mercancías capitalista.

Ver también

El Error de Schafick Handal: Guerra con Honduras

Doctor José Joaquín Morales Chávez médico, PhD,. Cirujano FRCS Canadá Hace unos días un intelectual …

2 Comentarios

  1. La pregunta es: ¿Por qué en El Salvador, seguimos educando a la gente para el mercado? No es un problema de programas o contenidos; es un problema de práctica cotidiana. Si mi hijo, desea estudiar violín clásico, ¿cuál creen que es mi respuesta como padre? ¡¡¡Te morirás de hambre!!!!
    Igual se muere de hambre, trabajando en una maquila o contratado como ingeniero de una constructora; con el agravante de que es improductivo y muere infeliz.

    En los colegios más prestigiosos: los niños y niñas memorizan lo que responderán en una prueba. No se vale tener criterio u opinión. No se vale haberse formado una idea diferente, porque no pasará el examen. Tenemos modelos evaluativos excluyentes y oprobiosos que deciden quién es quién dentro del mecanismo de movilidad social. Normalmente, los más vivos y con criterio, son los excluidos por no apegarse a las reglas del sistema.

    • tito alfredo jacinto montoya

      Agradezco de su brillante reflexión, la cual profundiza actualizando la dimensión crítica de lo dicho en mi pequeño artículo; y por otra parte, nos anima en el esfuerzo de contribuir a la construcción de la conciencia de clase en nuestro sufrido pueblo.