web analytics
domingo , 24 junio 2018
Inicio » Nacionales » Memoria de Monseñor Romero llena de luz calles capitalinas
Memoria de Monseñor Romero llena de luz calles capitalinas
Oscar López @OscarCoLatino Cientos de católicos participaron en la conocida “peregrinación de la luz”, con la que se conmemoró el 36 aniversario del martirio del Beato Monseñor Oscar Arnulfo Romero. Cada uno portaba un farolito, o una vela, con la que significaban la luz que Romero dio a la sociedad salvadoreña en su época y que mantienen su vigencia. La peregrinación de la Luz inició en la Plaza Las Américas (Salvador del Mundo) y culminó en la Catedral Metropolitana. En su recorrido hubo cuatro estaciones, en las que jóvenes representaron un “vía crucis romeriano”. Edín Martínez, miembro de la junta directiva de la Fundación Monseñor Romero, explicó que previo a la peregrinación, los seguidores de Monseñor Romero se congregaron en la plaza de El Salvador del Mundo o Las Américas, y participaron en un acto cultural. “El acto es para conocer un poco más de su pensamiento, de su vida, posteriormente salimos en la peregrinación, después participaremos en una misa concelebrada con muchos sacerdotes”, detalló Martínez. Para quienes participaron en la peregrinación, es importante que los seguidores de Romero tengan conciencia de que es importante no solo recordar al Beato, sino también actuar mediante su ejemplo. Gregorio Rosa Chávez, obispo auxiliar de San Salvador, recordó que en está ocasión es la primera vez que se celebra al primer santo salvadoreño, el “beato Monseñor Romero”. Asimismo, el obispo auxiliar dijo que es importante pedir a Monseñor Romero que el país sobrepase la violencia social que actualmente afecta al país. De igual forma, el sacerdote Luis Coto comentó que el legado del Beato Romero es una “preciosa herencia de fe”. “Era un hombre de Dios probado en el sufrimiento, asesinado por odio a la fe. Romero se opuso a los poderosos de éste país, a la represión de los militares, a todos ellos su predicación les estorbaba”, dijo. El sacerdote comentó que el Beato Romero “está orando por este pueblo que ve perder a muchos por tanta violencia y asesinatos”. Con motivo de la proximidad del 36 aniversario de su muerte, los católicos rindieron homenaje a lo largo de todo el mes al arzobispo mártir, que fue asesinado el 24 de marzo de 1980, mientras oficiaba una misa en la capilla del hospital Divina providencia. Entre los homenajes que se hicieron, la peregrinación, organizada por la Fundación Monseñor Romero, es uno de los más llamativos. A la peregrinación de la luz acudieron representantes de comunidades católicas de Costa Rica, Nicaragua y Honduras, entre otras naciones.

Memoria de Monseñor Romero llena de luz calles capitalinas

@OscarCoLatino

Cientos de católicos participaron en la conocida “peregrinación de la luz”, remedy con la que se conmemoró el 36 aniversario del martirio del Beato Monseñor Oscar Arnulfo Romero. Cada uno portaba un farolito, see o una vela, con la que significaban la luz que Romero dio a la sociedad salvadoreña en su época y que mantienen su vigencia.

La peregrinación de la Luz  inició en la Plaza Las Américas (Salvador del Mundo) y culminó en la Catedral Metropolitana. En su recorrido hubo cuatro estaciones, en las que jóvenes representaron un “vía crucis romeriano”.

Edín Martínez, miembro de la junta directiva de la Fundación Monseñor Romero, explicó que previo a la peregrinación, los seguidores de Monseñor Romero se congregaron en la plaza de El Salvador del Mundo o Las Américas, y participaron en un acto cultural.

“El acto es para conocer un poco más de su pensamiento, de su vida, posteriormente salimos en la peregrinación, después participaremos en una misa concelebrada con muchos sacerdotes”, detalló Martínez.

Para quienes participaron en la peregrinación, es importante que los seguidores de Romero tengan conciencia de que es importante no solo recordar al Beato, sino también actuar mediante su ejemplo. Gregorio Rosa Chávez, obispo auxiliar de San Salvador, recordó que en está ocasión es la primera vez que se celebra al primer santo salvadoreño, el “beato Monseñor Romero”.

Asimismo, el obispo auxiliar dijo que es importante pedir a Monseñor Romero que el país sobrepase la violencia social que actualmente afecta al país.

De igual forma, el sacerdote Luis Coto comentó que el legado del Beato Romero es una “preciosa herencia de fe”. “Era un hombre de Dios probado en el sufrimiento, asesinado por odio a la fe. Romero se opuso a los poderosos de éste país, a la represión de los militares, a todos ellos su predicación les estorbaba”, dijo.

El sacerdote comentó que el Beato Romero “está orando por este pueblo que ve perder a muchos por tanta violencia y asesinatos”. Con motivo de la proximidad del 36 aniversario de su muerte, los católicos rindieron homenaje a lo largo de todo el mes al arzobispo mártir, que fue asesinado el 24 de marzo de 1980, mientras oficiaba una misa en la capilla del hospital Divina providencia. Entre los homenajes que se hicieron, la peregrinación, organizada por la Fundación Monseñor Romero, es uno de los más llamativos.

A la peregrinación de la luz acudieron representantes de comunidades católicas de Costa Rica, Nicaragua y Honduras, entre otras naciones.

A %d blogueros les gusta esto: