web analytics
Página de inicio » Suplemento Amigos » “Los siete magníficos” un remake de alto voltaje

“Los siete magníficos” un remake de alto voltaje

Liliana Martinez-Scarpellini
LOS ÁNGELES/dpa

A unque haya pasado más de medio siglo, tratar de emular a una joya histórica del cine nunca es tarea sencilla. Y eso es precisamente lo que intenta el remake de “Los siete magníficos”.

Lo nuevo del director de Pittsburgh Antoine Fuqua es un intento atrevido de recuperar el clásico de John Sturges (1960) protagonizado entre otros por Yul Brynner, Eli Wallach y Steve McQueen, que en 2013 fue seleccionado por la Junta Nacional de Conservación de Cine como parte de la colección de la Biblioteca del Congreso estadounidense.

El filme, a su vez, fue un remake de “Los siete samuráis” de Akira Kurosawa (1954) que Hollywood supo convertir en una de las películas más importantes de la historia del western, un género que vivió su apogeo en las décadas de los 40 y los 50.

Con esa vitola llega el largometraje escrito por Nic Pizzolatto -responsable de la aclamada serie de televisión “True Detective”- y protagonizada por Denzel Washington como líder del variopinto grupo de matones que va reclutando a medida que avanza la película.  Washington da vida a Sam Chisolm, un cazarrecompensas que primero convence a Chris Pratt para “un trabajo imposible”, según sus propias palabras, y que después va incorporando al resto del grupo, interpretado por Ethan Hawke, Vincent D’Onofrio, Byung-hun Lee, Manuel García-Rulfo y Martin Sensmeier.

Todos ellos unidos contra Bartholomew Bogue (Peter Sarsgaard), un corrupto que siembra el temor por donde pasa y del que se quiere vengar una mujer (Haley Bennett) que ha perdido a su marido de manos de su tiranía.

A partir de ahí va evolucionando una historia plagada de acción con el consabido despliegue tecnológico que no tuvieron ni la versión de 1960 ni la japonesa de Kurosawa y el atractivo de la diversidad que hoy reclaman en Hollywood: un actor afroamericano, un hispano y un asiático para tentar a distintos públicos.

En cuanto a las comparaciones con las cintas que le preceden, Washington dejó claro en una entrevista que no es algo que le preocupe puesto que se basan en la historia de Kurosawa y no tanto en la versión de Sturges. “La verdad es que no eché para atrás para ver la original”, aseguró. “Me gustó ‘Los siete samuráis’, pero no vi ‘Los siete magníficos’ para prepararme para esto”.

Sencillamente le pareció una oportunidad demasiado buena para dejar pasar teniendo en cuenta que no existían los personajes afroamericanos en los westerns antiguos. “Yo soy el tipo negro y no había uno en la otra cinta”, indicó.

Además, ha sido una interesante experiencia para Chris Pratt, protagonista de la muy taquillera “Jurassic World”, y una ocasión de volver a una película de estudio para Ethan Hawke, una serie de elementos que Metro Goldwyn Meyer y Columbia esperan poder explotar para recuperar los 108 millones de dólares invertidos en el proyecto.

La propuesta no hace sino acentuar la tendencia de Hollywood de los últimos meses de recurrir al remake para hacer negocio, aunque los resultados, en algunos casos, no estén siendo los deseados. “Ben-Hur”, por ejemplo, es el más reciente fracaso de esa fórmula, pues hizo realidad los temores del director Timur Bekmambetov sobre lo difícil que sería triunfar con un gigante delante como el de William Wyler de 1959.

Ver también

Ana Gabriel cautiva a los salvadoreños…

Ana Gabriel apareció sobre el escenario minutos antes de las 10, los salvadoreños disfrutaron de …