web analytics
domingo , 22 abril 2018
Inicio » Internacionales » Las fuerzas turcas y sus aliados toman la ciudad siria de Afrin, mientras gobierno avanza en toma de Guta
Las fuerzas turcas y sus aliados toman la ciudad siria de Afrin, mientras gobierno avanza en toma de Guta
El presidente de Siria, Bashar al-Assad, al centro, rodeado de soldados que combaten en la ciudad de Guta Oriental. [Foto Diario Co Latino/Presidencia de Siria Facebook/AFP]

Las fuerzas turcas y sus aliados toman la ciudad siria de Afrin, mientras gobierno avanza en toma de Guta

Afrin/AFP

Bulent Kilic

Las fuerzas turcas y sus aliados sirios tomaron el domingo la ciudad de Afrin, una etapa mayor tras dos meses de ofensiva para expulsar de esta región fronteriza del noroeste de Siria a una milicia kurda que Ankara califica de “terrorista”.

El avance de las fuerzas turcas y sus aliados rebeldes dio lugar a un éxodo masivo de civiles, como ya había ocurrido en otro frente del conflicto sirio, el enclave rebelde de Guta Oriental, cerca de Damasco, del que el régimen de Bashar al Asad retomó más del 80%.

Este domingo, horas después de su entrada en Afrin, las fuerzas turcas y sus aliados sirios se desplegaron en todos los barrios de la ciudad, disparando al aire y desfilando para celebrar su victoria, contaron corresponsales de la AFP.

Subidos al balcón de un edificio público, varios soldados ondearon la bandera turca.

Periodistas de la AFP vieron cómo varios rebeldes cargaban camionetas con cartones de alimentos, cabras, mantas e incluso motos, antes de abandonar la ciudad.

Resistencia kurda

La ciudad de Afrin era el principal objetivo de la ofensiva lanzada el 20 de enero por Turquía contra la milicia kurda Unidades de Protección Popular (YPG).

Las YPG son consideradas como una organización “terrorista” por Ankara pero fueron también un importante aliado de Washington en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Siria.

Tras su expulsión, la administración kurda de la región de Afrin prometió que sus combatientes se convertirían en una “pesadilla permanente” para el ejército turco y los combatientes sirios aliados.

“La resistencia en Afrin seguirá hasta la liberación de cada territorio”, dijo en un comunicado.

Según la oenegé Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH), más de 1.500 combatientes kurdos murieron desde que comenzó la ofensiva contra Afrin, y los rebeldes aliados de Turquía sufrieron 400 bajas.

Las Fuerzas Armadas turcas dieron, por su parte, un balance de 46 soldados muertos.

Los bombardeos contra la ciudad se habían intensificado en los últimos días. Turquía siempre negó haber apuntado a la población civil, pero el OSDH afirma que más de 280 civiles murieron desde el inicio de la operación turca.

Para escapar de los combates, unas 250.000 personas abandonaron desde el miércoles por la noche la ciudad de Afrin, utilizando un corredor humanitario en el sur de la localidad que lleva hacia territorios controlados por los kurdos o por el régimen sirio, indicó el OSDH.

Según esa oenegé, apenas quedarían unos miles de habitantes en Afrin, donde 13 combatientes sirios proturcos murieron el domingo al explotar unas minas mientras rastreaban la ciudad.

Éxodo en Guta

En otro frente de esta guerra, un segundo éxodo masivo de civiles continúa, esta vez en Guta Oriental, enclave rebelde a las puertas de Damasco sitiado desde 2013. Pero el control que ejercen los rebeldes en este territorio se reduce cada vez más frente al avance de las fuerzas del gobierno.

Tras un mes de ofensiva, las fuerzas gubernamentales controlan más del 80% del bastión rebelde y su avance vino acompañado de intensos bombardeos que dejaron 1.400 civiles muertos, incluidos 274 niños, según el OSDH.

Los ataques llevaron además a 65.000 habitantes al exilio en los últimos días, indicó la misma fuente.

Este domingo, por primera vez en años, el presidente Asad visitó Guta Oriental donde felicitó a sus tropas por haber salvado Damasco, blanco de obuses y cohetes lanzados desde el bastión rebelde.

“Los habitantes de Damasco están más que agradecidos y quizás le contarán a sus hijos en las próximas décadas cómo salvaron la capital”, dijo Asad a los soldados, según vídeo difundido por su gabinete.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: