web analytics
domingo , 22 octubre 2017
Inicio » Internacionales » Inquieta a EE.UU. y la UE uso de energía como arma tras aumento del precio del gas ruso a Ucrania

Inquieta a EE.UU. y la UE uso de energía como arma tras aumento del precio del gas ruso a Ucrania

Por Patricio Arana
Bruselas/AFP

La Unión Europea (UE) y Estados Unidos prometieron este miércoles ayudar a Ucrania a hacer frente a una penuria energética y expresaron su inquietud por lo que consideran el uso de parte de Moscú del “arma energética” tras la decisión de dejar sin efecto el descuento al gas que importa Kiev.

“Ningún país debería utilizar la energía para impedir las aspiraciones de la población. No debería usarse como un arma”, sovaldi ask dijo el secretario de Estado estadounidense, unhealthy John Kerry.

“No podemos permitir que sea utilizada como un arma política o un instrumento de agresión”, try dijo Kerry en Bruselas al día siguiente de que el gigante ruso Gazprom, controlado por el Kremlin, anunciara que ponía fin al descuento acordado en diciembre a las compras ucranianas de gas ruso.

Kerry participaba junto a la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, de una reunión del consejo energético EEUU-UE, un foro bilateral destinado a evaluar las prioridades en el sector de la energía al que también asistieron el vicesecretario de Energía estadounidense, Dan Poneman, y el comisario europeo del sector, Günther Oettinger.

En un comunicado conjunto al término del encuentro las dos partes afirman que la “seguridad energética” plantea “desafíos” y que “necesita esfuerzos comunes” para sobrepasarlos.

La dependencia de Ucrania y de la UE al gas ruso, cómo reducirla diversificando el suministro y la posibilidad de que Estados Unidos inunde el mercado con gas natural licuado (GNL) fueron los temas abordados durante el encuentro que estuvo dominado por la inquietud.

Esta quedó plasmada en la declaración de un alto responsable estadounidense que dijo, pidiendo el anonimato, que “estamos ante una situación crítica”.

Ucrania consume 50.000 millones de m3 de gas por año, de los cuales compra 30.000 millones a Rusia. Por los gasoductos ucranianos transitan además 65.000 millones de m3 de los 133.000 millones que compra la UE a Rusia, según datos de la Comisión europea.

En lo inmediato, la UE y EEUU no pueden hacer mucho para reducir esta dependencia. La posibilidad de que Washington autorice la comercialización de GNL, a precios de mercado, recién supliría una parte de las necesidades europeas en 2015 ó 2016, una vez terminadas las infraestructuras necesarias para inyectarlo a la red de distribución (terminales de GNL y los gasoductos necesarios).

Además, la posibilidad de revertir en los gasoductos el sentido del fluido, esto es del Oeste hacia el Este para suplir las necesidades de Ucrania, es real aunque necesite una inversión, seis a ocho meses de trabajo y, para llevarlo a cabo, el acuerdo de las dos empresas concernidas en la interconexión, una eslovaca y la otra ucraniana ambas controladas por el gigante ruso Gazprom.

Mensaje ambiguo de Occidente

Este miércoles Rusia acusó a la OTAN de incurrir en los “instintos” de la Guerra Fría.

“Los instintos de la Guerra Fría se han despertado en la OTAN y también afectan su retórica”, dijo el representante de Rusia ante la organización, Alexander Grushko, en su cuenta twitter.

El martes, la Alianza Atlántica decidió durante una reunión de ministros de sus 28 miembros, suspender la “cooperación práctica civil y militar” con Rusia.

Esta decisión ya la había adoptado la OTAN a principios de marzo, antes de que Crimea celebrase el referéndum de secesión de Ucrania y que Moscú anexionara la península a la Federación de Rusia.

Interrogado el martes en conferencia de prensa, el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, reconoció que Rusia seguirá participando en el programa de lucha contra el terrorismo así como en el programa de cooperación que mantiene la Alianza con Moscú en Afganistán para luchar contra el narcotráfico.

Si bien se dio orden a las instancias militares de la OTAN de analizar y actualizar planes de despliegue de tropas y refuerzo aéreo en los países de Europa del Este, los canales diplomáticos dentro de la Alianza permanecen abiertos con Moscú.

Una fuente diplomática en la OTAN aseguró el martes que el objetivo era que la Alianza “mantenga un perfil bajo” para dar una oportunidad al diálogo iniciado entre Kerry y su homólogo ruso Serguei Lavrov para hallar una salida diplomática a la crisis.

Ucrania aseguró además que no ambicionaba incorporarse a la OTAN, una de las condiciones de Moscú para bajar la tensión en la región.

Entre tanto, en Washington la Cámara de Representantes aprobó un paquete de ayuda para Ucrania que incluye sanciones contra Rusia por la incorporación de Crimea y garantías de crédito para Kiev por 1.000 millones de dólares. El Senado ya lo había aprobado la semana pasada y resta ahora la promulgación por el presidente Barack Obama.

A %d blogueros les gusta esto: