web analytics
Página de inicio » Nacionales » Impuesto a telefonía y recorte de subsidio al gas, desaciertos en presupuesto de 2020
La economista Julia Evelyn Martínez indica que la reducción de $9 millones en el subsidio al gas propano, y el mantenimiento del impuesto a las comunicaciones, impacta especialmente a la población de bajos recursos y clases medias. Foto Diario Co Latino/InformaTVX.

Impuesto a telefonía y recorte de subsidio al gas, desaciertos en presupuesto de 2020

Mirna Jiménez
@DiarioCoLatino

La reducción de $9 millones en el subsidio al gas propano y el mantenimiento del impuesto a las comunicaciones, que impacta especialmente a la población de bajos recursos y clases medias, son dos de los principales desaciertos del nuevo Gobierno en la estructuración del presupuesto general de la nación para 2020, opinó la economista Julia Evelyn Martínez.

La académica vaticinó la posibilidad de una nueva focalización de ese subsidio, si se mantiene este recorte. “Estas personas que pagan cuatro dólares en lugar de pagar $10 o en lugar de pagar $11, es en virtud de una política de subsidio. Ahora el monto aparece disminuido en $9 millones ¿qué significa esto? va tener que hacerse una focalización que no tiene que ver con aspectos técnicos, sino que con una necesidad financiera”, explicó.

Advirtió que en caso de una recesión en los Estados Unidos en 2020 y sus repercusiones en el país, podría aumentar el impacto del recorte del subsidio al gas en las familias asalariadas salvadoreñas, especialmente en zonas urbanas. “Pagar cuatro dólares les alivia un poco, pero se dan cuenta que ya no aparecen en el subsidio y ahora tienen que pagar $11 en un contexto de disminución de las remesas, de disminución del consumo (…) eso lleva a la crisis económica a nivel de  las familias”, señaló en la entrevista con Julio Villagrán, en canal TVX.

La reconocida economista recordó que el recorte al subsidio del gas propano implementado en los gobiernos del FMLN, le generaron un fuerte deterioro popular a ese instituto político, debido a que esa acción provocó una crisis social “no solo en el empobrecimiento de las familias urbanas sino que incluso le llevó (a ese partido) a perder las elecciones”.

Por otro lado, Martínez también señaló que el presidente Nayib Bukele faltó a su palabra al no eliminar en el presupuesto del próximo año el impuesto a la telefonía, que fue una de sus consignas de campaña. “Yo sí esperaba que el presidente Bukele honrara ese compromiso, no solo porque afecta a la gente -porque esto de la telefonía no es un lujo, es una necesidad básica-, sino que además porque fue una de sus ofertas de campaña, pero lo mantiene en el presupuesto y esperan recaudar $53.4 millones; ahí es donde uno dice: bueno y ¿qué pasó?, ¿no que lo iban a eliminar?”, recordó.

Como aspectos positivos del nuevo presupuesto, Martínez mencionó la eliminación de la partida de gasto reservados (partida secreta) y la reducción del presupuesto del Organismo de Inteligencia del Estado (OIE).

“Felicidades al presidente Bukele por eso, lo cumplió, la partida de gastos reservados está completamente eliminada, ya no existe en el presupuesto, yo creo que vale una felicitación porque eso es cumplir, eso es honrar la palabra (…) también la reducción en un 50 % del presupuesto del Organismo, si aquí no necesitamos tantos orejas”, afirmó.

Asimismo, destacó la incorporación de fondos para pagarle a los estudiantes de medicina en año social, quienes trabajan en la red pública del país, pero hasta la fecha lo hacen sin ninguna remuneración económica, a pesar de la recarga laboral a la que se enfrentan y que supera las 80 horas semanales, en muchos casos.

“Es excelente que haya incluido las plazas para los estudiantes de séptimo año de medicina, es decir, los que llaman médicos internos y todos los estudiantes de medicina que presten año social; lamentablemente solo lo va a hacer en el año 2020 (…) ahí sí le va quedar una deuda al presidente con compromisos que ha hecho el Ministro de Hacienda, que les había prometido al menos una compensación para este año”. Martínez también expresó sus reservas respecto a las proyecciones de crecimiento de la economía salvadoreña para 2020, que en el nuevo presupuesto se ha estimado en 2.5 % respecto al PIB y que es la base para calcular los ingresos del Estado para el próximo año.

“2.5 % en un año que la economía mundial de acuerdo al Fondo Monetario Internacional, ni siquiera va a crecer al 2.0 %, y aquí se está presupuestando que la economía salvadoreña va crecer por encima de lo que va crecer la economía mundial. No lo veo real, para nada”, afirmó.

Ver también

Uruguay vence a Ghana pero no ajusta para clasificar 

Rebeca Henríquez @RebeHenriquez Pese a llevarse la victoria de 0-2 ante Ghana, Uruguay quedó fuera …