Página de inicio » Nacionales » Final del Apertura 2022 sí se jugará en el Cuscatlán pese a polémica de alquiler
Los equipos finalistas del Apertura 2022 sí jugarán en el estadio Cuscatlán el partido final, pero por primera vez con una cuota de alquiler. Foto Diario Co Latino/Cortesía.

Final del Apertura 2022 sí se jugará en el Cuscatlán pese a polémica de alquiler

Rebeca Henríquez

@RebeHenriquez

Una nueva polémica envolvió la gran final del torneo Apertura 2022, prevista para este domingo 13 de noviembre en horario de 3:00 p.m. en el coloso de Monserrat, ya que se conoció de forma extraoficial que los equipos finalistas FAS y Jocoro, entraron en desacuerdos con la organización de Estadios Deportivos de El Salvador (EDESSA) por el monto de alquiler del estadio Cuscatlán, la cual hasta la fecha nunca se había pagado.

Rumbo a la gran final se dio a conocer que los equipos finalistas del torneo nacional estuvieron en desacuerdo con el monto de arrendamiento para la final que se llevará a cabo este fin de semana, ya que en primera instancia, EDESSA pidió a ambos clubes $26 mil, cuando se conoce en secreto a voces que, los equipos que disputan el partido final no pagan alquiler.

Las reacciones por parte de los conocedores de la materia no se hicieron esperar, y el expresidente de Alianza, Lisandro Pohl señaló que “me parece totalmente incorrecto porque nunca lo han hecho y se aprovechan de última hora que los equipos ya tienen todo por armado para aprovecharse. Aquí los equipos están siendo víctimas de este abuso”.

En contraste, las Bases de Competencia de la Primera División establecen que “el juego se realizará en la sede que los finalistas estimen conveniente, en caso de no estar de acuerdo ambas partes, la Liga decidirá la sede, de los ingresos de estos juegos, después de deducir los gastos de espectáculo, el ingreso neto será del 50% para el equipo campeón y el 50% para el subcampeón del torneo, deduciéndoles el 5% a cada equipo, correspondiente a la liga”.

La noticia que surgió el día jueves por la noche, puso nuevamente en el limbo a los equipos de la Liga Mayor de Fútbol, ya que se especuló que la final se podría jugar a dos vueltas ante la problemática, un partido en cada sede de los finalistas; sin embargo, el presidente de EDESSA, Néstor Castaneda confirmó este viernes a La Tribu FM que sí se jugará en el recinto deportivo y los horarios ya establecidos seguirán con normalidad, pero con un pago por el uso del mismo.

“Inicialmente eran $26 mil, pero en busca de la armonía se hizo una reducción a $12 mil. Pagarán $6 mil por equipo”, comentó Castaneda al medio.

Según el ex dirigente del equipo capitalino, la problemática por el cobro de alquiler de la instalaciones no debería repartirse, ya que aunque EDESSA tiene el derecho de imponer una cifra, lo más apropiado fue enviar una notificación con tiempo a los clubes para avalar las opciones de jugar o no en la localidad capital.

Boletería agotada 

Ante el desacuerdo que atravesaron las instalaciones mencionadas, el cambio de sede habría generado mayores inconvenientes, ya que desde hace un par de días los boletos para la final se pusieron en venta.

Las autoridades de FAS confirmaron que de un total de 29 mil, la afición fasista adquirió un total de 15 mil de ellos, hasta el día miércoles. Respecto a Jocoro, la venta marcha de forma más lenta, ya que los dirigentes confirmaron que hasta el mismo día solo se vendió un 33% de los habilitados.

Ver también

Población LGBTI+ pide políticas que disminuyan vulneraciones

Alma Vilches @AlmaCoLatino En el Día Internacional contra la Homofobia, Lesbofobia, Transfobia y Bifobia, las …