Página de inicio » Nacionales » Exigen al gobierno el cese de la ofensiva extractivista en sus territorios
Mujeres de diversos territorios del país, se pronuncian en contra de la depredación y contaminación de los bienes naturales en el marco del Día Internacional de la Mujer y el Día Mundial del Agua. Foto DiarioCoLatino/Gloria Orellana

Exigen al gobierno el cese de la ofensiva extractivista en sus territorios

Gloria Silvia Orellana
@DiarioCoLatino

“Las mujeres sufrimos con la zafra de la caña de azúar, esa quema de los cañales afecta la salud de nuestros hijos, hijas, familia, y toda la comunidad, pues nos provocan enfermedades respiratorias”, señaló, Sonia Gutiérrez, en Izalco, Sonsonate.

“La Central de Izalco impacta todo Nahuilingo, Izalco, pero, claro, porque tocamos poderes económicos no toman en cuenta la Ley de Medio Ambiente para hacerla cumplir, pero queremos decirle que estamos en pie de lucha y cansados de estos abusos en nuestros territorios. Pueden venir y corroborarlo”, acotó Gutíerrez.

En el marco del Día Internacional de la Mujer y el Día Mundial del Agua, organizaciones sociales y comunitarias que integran el Foro del Agua exigieron al presidente Nayib Bukele el “cese a la ofensiva extrativista contra los bienes comunes y nuestros territorios”, al señalar que las expone al peligro inminente de su salud y, por tanto, la vida.

En cuanto a las afectaciones en Izalco, Sonia Gutiérrez agregó que el agua en los pozos artesanales se está profundizando lo que genera mayores dificultades para obtenerla y transportarla para sus hogares.

“Y tenemos esa calamidad que también el agua, esté contaminada por todos los pesticidas del monocultivo de la caña de azúcar y las quemas. Las mujeres tenemos que luchar entonces, porque el gobierno y sus instituciones que tienen que velar por nuestros mantos acuíferos y medio ambiente, son los que están contribuyendo a este daño”, sostuvo Gutiérrez.

Beatriz Villanueva de Cisneros, habitante de Nueva Concepción, Chalatenango, compartió cómo un proyecto de minación de Bitcoin, con una planta fotovoltaica, fue suspendida por la población que organizó el rechazo comunitario.

“Llegó Milena (Mayorga/embajadora de El Salvador ante EEUU) , hace un par de meses atrás, hablando de inversiones, llegaron al parque central y comenzaron comprando la sensibilidad de las personas diciéndoles que iban apoyar los pequeños emprendimientos, regalando dinero y pusieron la primera piedra (obra) llevaron la maquinaria pero nos interpusimos”, reseñó.

“Que iba a ser una gran ayuda porque no pagaríamos impuestos de una planta fotovoltaica y minado de inversión extrajera, eso fue a finales del año pasado, enfrentamos una situación difícil. Primero preguntamos y nadie nos dio razón de nada, entonces, hicimos una movilización con la comunidad que trabajamos por el bien de todos y averiguamos que no tenían permiso de ninguna índole -dado esto- los denunciamos ante los medios de comunicación acompañados de la Asociación ProVida y del Foro del Agua”, comentó de Cisneros.

Las mujeres organizadas denunciaron que estas acciones en los territorios se enmarcan en poblaciones empobrecidas y Pueblos Indígenas, con proyectos extractivistas y contaminantes en donde los bienes naturales forman parte de un lote de mercancías para los grupos de poder económico y políticos.

“El lugar es una zona hermosa con 45 manzanas de bosque puro, donde no se ha talado ningún árbol y pensaban talarlas completas y allí entendimos que perderíamos flora y fauna y luego de unos 10 años -porque hicimos el análisis- eso sería un caos completo con esa planta en las comunidades cercanas por los daños colaterales”, asseguró.

“La presión surtió efecto porque en la conferencia de prensa también hubo medios extranjeros que se cercioraron de lo que ocurriría con toda la zona y entendieron nuestra lucha. La obra se detuvo porque no hay más movimiento pero sabemos que podrán volver de nuevo”, agregó de Cisneros.

Actualmente, la Cordillera del Bálsamo en Nuevo Cuscatlán, se encuentra en riesgo por los permisos que entrega el gobierno municipal a las constructoras que planean edificar complejos urbanísticos y afectarán la zona de recarga hídrica y que tiene alto riesgo de deslizamientos, señalaron las mujeres.

Judith Barrera, que integra la lucha contra la familia Dueñas, en Valle El Ángel, reafirmó que hace más de 5 años se encuentran en un enfrentamiento permanente, en donde se están agotando todas las defensas jurídicas que han promovido en la protección del territorio frente a las instituciones del Estado y el grupo oligárquico que se articulan para violentar sus derechos como mujeres y comunidad.

“El pasado 21 de febrero se aprobó el decreto presentado por el presidente Nayib Bukele, donde se crea la Dirección de Trámites de Construcción, sabemos que Valle El Ángel, en la aprobación del permiso ambiental había tenido freno por parte de las comunidades, y pese a las 5 mil cartas e informes sobre los daños al ecosistema presentados siguen creando instituciones para facilitarles las cosas”, dijo.

“Sabemos que crean estas instituciones para agilizar los trámites de construcción, eso es un abuso, es una bofetada a la población y es violencia para las mujeres y más triste saber que la ampliación del paso a desnivel (Redondel Integración) se ha convertido en la tapadera del resto de siete proyectos que se levantarán en nombre de ese proyecto”, argumentó Barrera.

El Foro del Agua El Salvador exigió del gobierno “abandonar su estrategia desarrollista en pro de garantizar los bienes comunes” que impactan a las poblaciones en mayor vulnerabilidad y en especial a las mujeres jefas de hogar. Y demandan un mecanismo que permita “diferenciar el uso del agua” así como la protección de bienes naturales en el diseño de políticas públicas que garanticen su acceso y manejo acorde a un enfoque de derechos humanos.

Ver también

Acusan al gobierno de abandonar la gestión de riesgo

Gabriela Sandoval @Gabriela_Sxndo En el contexto de la emergencia nacional por las lluvias, organizaciones sociales …