web analytics
Página de inicio » Internacionales » Ex vicepresidente de Congo culpable de crímenes contra la humanidad

Ex vicepresidente de Congo culpable de crímenes contra la humanidad

La Haya/AFP

El ex vicepresidente de Congo, Jean Pierre Bemba, fue hallado responsable de crímenes contra la humanidad perpetrados por su milicia en República Centroafricana entre 2002 y 2003, anunció la Corte Penal Internacional (CPI) en La Haya.

Bemba “era el comandante militar (de la milicia) y tenía el control efectivo de sus tropas en Centroáfrica durante toda la duración de la operación (…) Es culpable de crímenes de guerra”, dijo la jueza Sylvia Steiner.

La sentencia será pronunciada en fecha ulterior por la CPI. Es pasible de una pena de hasta 30 años de prisión, o de cadena perpetua, si los jueces consideran que así lo justifica la “extrema gravedad del crimen”.

Acusado de tres crímenes de guerra y de dos crímenes contra la humanidad, Jean-Pierre Bemba se declaró no culpable al iniciarse su proceso en noviembre de 2010, dos años después de su detención en Bruselas.

Es el primer juicio en la CPI en el que un jefe militar se considera responsable de las atrocidades cometidas por sus tropas, aunque no las hubiera ordenado.

Bemba, de 53 años, un exjefe rebelde del norte de la República Democrática de Congo (RDC) y candidato derrotado en la elección presidencial de 2006, no ha sido juzgado como autor o coautor de los hechos sino en tanto que jefe militar y siguiendo el principio de la responsabilidad del comandante en las acciones de sus hombres.

Unos 1.500 hombres armados de la milicia de Bemba atravesaron en octubre de 2002 el río Ubangui -la frontera natural entre la RDC y la República Centroafricana- para ayudar al presidente centroafricano Ange-Félix Patassé, víctima de una intentona golpista llevada a cabo por el general François Bozizé.

Matanzas, saqueos y violaciones

Fue allí donde, según la acusación, entre octubre de 2002 y marzo de 2003, violaron “todo lo que encontraban en su camino”, mataron y saquearon a la población.

La jueza Steiner relató la terrible serie de violaciones contra hombres, mujeres y niños cometidas por las milicias de Bemba. Muchas de las víctimas fueron agredidas sexualmente múltiples veces, obligando a sus familiares a asistir a tales escenas bajo la amenaza de armas de fuego.

Durante el juicio un testigo explicó cómo los soldados de Jean-Pierre Bemba habían violado a una niña de 8 o 9 años delante de su madre.

Esta sentencia “es un vibrante llamado a los superiores –militares y civiles– que tienen la responsabilidad de evitar o de detener los ataques perpetrados por sus soldados contra civiles”, afirmó Géraldine Mattioli-Zeltner, de la organización Human Rights Watch.

“Este primer veredicto culpable en la CPI por violencias sexuales refleja la utilización de la violación como arma de guerra” añadió.

‘Control efectivo’

Según la acusación, Jean-Pierre Bemba tenía un “control efectivo” sobre sus tropas y tendría que haber detenido los crímenes, lo que niega su defensa.

Según la defensa, Bemba no podía mantener “el control operacional efectivo” de sus combatientes, puesto que no formaban parte del ejército regular y se encontraban además en otro país.

No hay “ninguna prueba de una orden procedente de Bemba a sus tropas en la República Centroafricana”, declaró una de sus abogadas, Kate Gibson, durante sus alegaciones. “Las tesis de la acusación sólo son hipótesis”, agregó. Al cruzar la frontera, el contingente de los soldados de Bemba “estuvo bajo las órdenes de las fuerzas de la República Centroafricana”, precisó la abogada.

Se trata del cuarto juicio de la CPI, fundada en 2002 para juzgar los peores crímenes perpetrados en el mundo, y el primero contra un ex vicepresidente.

Ver también

Entra en vigor un pacto global para combatir el contrabando de tabaco

Ginebra / AFP Nina Larson El Protocolo internacional para la eliminación del comercio ilícito de …

A %d blogueros les gusta esto: