web analytics
Página de inicio » Nacionales » Es necesario concientizar sobre violencia digital y sus peligros
@DiarioCoLatino En el marco de la semana del #StopCiberbullyingDay, celebrada el tercer viernes del mes de junio, la compañía de Seguridad informática en América Latina (ESET) realizó una investigación sobre los tipos de violencia digital más comunes con el objetivo de concientizar a los jóvenes y adultos sobre los diferentes peligros que enfrentan al hacer uso del internet. “El ciberbullying es una problemática que afecta principalmente a niños y adolescentes, debido a la cantidad de horas que pasan conectados y porque, en general, a estas edades no terminan de tomar dimensión del alcance que pueden tener las comunicaciones que se realizan a través una aplicación de mensajería, red social o videojuego”, comentó Cecilia Pastorino, investigadora de ESET Latinoamérica. De acuerdo con el informe presentado, por la fundación Cybersmile que promueve el Stop Cyberbulling Day, más de la mitad de los usuarios de internet han sufrido algún tipo de acoso, es decir, el 60 %, asimismo, ESET describió diferentes formas de violencia utilizadas por los acosadores, así como sus consecuencias: “Hostigamiento” que consiste en enviar reiteradamente mensajes ofensivos, como insultos, generar rumores y uso de apodos a través de las redes sociales, con el fin de afectar la moral de la víctima. “El acecho o stalking”, también conocido como acoso predatorio y tiene que ver con el comportamiento obsesivo de una persona, por medio de llamadas, mensajes, monitoreo de actividades, para llamar la atención de la víctima. Seguidamente otro problema es la “creación de perfiles falsos” en el que una persona utiliza imágenes o el nombre de un individuo para acosar u hostigar, dado que de esta forma el victimario puede actuar desde el anonimato, mientras que el “fraping” se da cuando un tercero logra acceder a las cuentas de las redes sociales de un usuario y publica en nombre de la víctima mensajes agresivos afectando la identidad del usuario. Además, “la exclusión y cancelación” son otras formas de violencia digital, el primero hace referencia a no permitir que una persona pertenezca a un grupo dentro de las redes sociales, en caso de los niños esto puede afectar el desarrollo de la autoestima, el segundo consiste en dejar de seguir a un usuario por su pensamiento en determinados temas, expresado en comentarios y que repercute de forma negativa. “La Filtración de Información” se basa en la publicación de información personal o sensible de un usuario sin su consentimiento, afectándolo de distintas maneras como: emocional, psicológica, además de afectar su reputación. Así mismo estos casos pueden derivar una extorsión. De igual manera, la “difusión no consentida de imágenes íntimas”, en muchos de estos casos, las mujeres y adolescentes suelen ser las más afectadas y sucede cuando se difunden las imágenes sin consentimiento, y se hace de forma pública o al compartirlas a contactos y en grupos para perjudicar a la víctima, incluso el material puede ser utilizado para extorsionar a la persona, es conocido como “sextorsión”. En la actualidad, niños y adolescentes están expuestos a computadoras y celulares, en algunos casos los padres no están al pendiente de que es lo que hacen sus hijos en las redes sociales, y suelen ser víctimas del “groming” que es cuando un adulto se contacta con un menor en la internet con el fin de ganar su confianza y establecer una conversación de índole sexual, es decir, pedirle fotos o videos, e incluso puede llegar a un abuso sexual. En cuanto a lo anterior, en el 2016 la oficina de Las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), junto con la Fiscalía y la PNC, lanzaron la campaña “No confíes en emojis”, con el fin de dar protección a los niños sobre los riegos del uso inadecuado de las tecnologías. Dos años después el CONNA emitió lineamientos enfocados en brindar a los niños y adolescentes, espacios educativos de cualquier tipo de violencia incluida el ciberbullying en el cual resaltan las medidas de protección para las víctimas, evitando su revictimización o haciéndola sentir culpable de lo sucedido y enfatizaron la importancia de una concientización no solo para los menores, sino también para la familia.

Es necesario concientizar sobre violencia digital y sus peligros

@DiarioCoLatino

En el marco de la semana del #StopCiberbullyingDay, celebrada el tercer viernes del mes de junio, la compañía de Seguridad informática en América Latina (ESET) realizó una investigación sobre los tipos de violencia digital más comunes con el objetivo de concientizar a los jóvenes y adultos sobre los diferentes peligros que enfrentan al hacer uso del internet.

“El ciberbullying es una problemática que afecta principalmente a niños y adolescentes, debido a la cantidad de horas que pasan conectados y porque, en general, a estas edades no terminan de tomar dimensión del alcance que pueden tener las comunicaciones que se realizan a través una aplicación de mensajería, red social o videojuego”, comentó Cecilia Pastorino, investigadora de ESET Latinoamérica.

De acuerdo con el informe presentado, por la fundación Cybersmile que promueve el Stop Cyberbulling Day, más de la mitad de los usuarios de internet han sufrido algún tipo de acoso, es decir, el 60 %, asimismo, ESET describió diferentes formas de violencia utilizadas por los acosadores, así como sus consecuencias: “Hostigamiento” que consiste en enviar reiteradamente mensajes ofensivos, como insultos, generar rumores y uso de apodos a través de las redes sociales, con el fin de afectar la moral de la víctima. “El acecho o stalking”, también conocido como acoso predatorio y tiene que ver con el comportamiento obsesivo de una persona, por medio de llamadas, mensajes, monitoreo de actividades, para llamar la atención de la víctima.

Seguidamente otro problema es la “creación de perfiles falsos” en el que una persona utiliza imágenes o el nombre de un individuo para acosar u hostigar, dado que de esta forma el victimario puede actuar desde el anonimato, mientras que el “fraping” se da cuando un tercero logra acceder a las cuentas de las redes sociales de un usuario y publica en nombre de la víctima mensajes agresivos afectando la identidad del usuario.

Además, “la exclusión y cancelación” son otras formas de violencia digital, el primero hace referencia a no permitir que una persona pertenezca a un grupo dentro de las redes sociales, en caso de los niños esto puede afectar el desarrollo de la autoestima, el segundo consiste en dejar de seguir a un usuario por su pensamiento en determinados temas, expresado en comentarios y que repercute de forma negativa.

“La Filtración de Información” se basa en la publicación de información personal o sensible de un usuario sin su consentimiento, afectándolo de distintas maneras como: emocional, psicológica, además de afectar su reputación. Así mismo estos casos pueden derivar una extorsión.

De igual manera, la “difusión no consentida de imágenes íntimas”, en muchos de estos casos, las mujeres y adolescentes suelen ser las más afectadas y sucede cuando se difunden las imágenes sin consentimiento, y se hace de forma pública o al compartirlas a contactos y en grupos para perjudicar a la víctima, incluso el material puede ser utilizado para extorsionar a la persona, es conocido como “sextorsión”.

En la actualidad, niños y adolescentes están expuestos a computadoras y celulares, en algunos casos los padres no están al pendiente de que es lo que hacen sus hijos en las redes sociales, y suelen ser víctimas del “groming” que es cuando un adulto se contacta con un menor en la internet con el fin de ganar su confianza y establecer una conversación de índole sexual, es decir, pedirle fotos o videos, e incluso puede llegar a un abuso sexual.

En cuanto a lo anterior, en el 2016 la oficina de Las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), junto con la Fiscalía y la PNC, lanzaron la campaña “No confíes en emojis”, con el fin de dar protección a los niños sobre los riegos del uso inadecuado de las tecnologías.

Dos años después el CONNA emitió lineamientos enfocados en brindar a los niños y adolescentes, espacios educativos de cualquier tipo de violencia incluida el ciberbullying en el cual resaltan las medidas de protección para las víctimas, evitando su revictimización o haciéndola sentir culpable de lo sucedido y enfatizaron la importancia de una concientización no solo para los menores, sino también para la familia.

Ver también

Bukele «vive en campaña publicitaria permanente” : Zayra Navas

Gloria Silvia Orellana @Diario CoLatino “Este presidente (Nayib Bukele) desde que se formó como político, …