Página de inicio » Nacionales » Equipo multidisciplinario internacional en pro de la “Memoria Histórica” salvadoreña
Amanda Grzyb, doctora de la Western University, Ontario, Canadá. Foto Diario Co Latino/Luis Ponce.

Equipo multidisciplinario internacional en pro de la “Memoria Histórica” salvadoreña

Gloria Silvia Orellana
@SilviaCoLatino

“Yo creo que es muy importante escuchar las historias que vivieron las personas, que la comunidad las comparta para la educación de las nuevas generaciones. Es por esto que hemos traído un equipo multidisciplinario y de diversos países, para ayudarles a fortalecer esa identidad”, explicó la PhD, Amanda Grzyb, de Western University, Ontario, Canadá.

Fue en 1980, en el departamento de Chalatenango, al Norte de San Salvador, que poblaciones enteras de caseríos y municipios como:  Las Vueltas, San José Las Flores, Ojo de Agua y Arcatao, generó un éxodo de pobladores que huían de operativos militares de la Fuerza Armada y Fuerza Aérea, que terminaron en Las Aradas, en donde se perpetró la Masacre del Río Sumpul, siendo asesinadas alrededor de seiscientas personas, entre mujeres, niños, niñas y adultos mayores.

Amanda Grzyb, explicó que se encuentran desarrollando tres proyectos en El Salvador, que inició con un encuentro y conversatorio de la memoria de los refugiados y sobrevivientes de la  masacre, a través de la exhibición de fotografías históricas, un recuento de diferentes experiencias como refugiados en Mesa Grande, Honduras, así como música y cantos.

“Hemos realizado este proyecto tres ocasiones, la primera en Milingo, Suchitoto, luego fue en Copapayo y la tercera aquí, en Las Vueltas, Chalatenango. Para nosotros es importante escucharlas y compilarlas para que formen parte de la historia del país”, agregó.

La segunda empresa, que impulsa el grupo multidisciplinario de Amanda Grzyb, es la creación de “mapa digital”, con el fin de registrar todos los sitios de las masacres, perpetradas en Chalatenango, con un año de trabajo en esta iniciativa. Afirmó que necesitarán un año más para terminarlo.

“Hay sesenta lugares de masacres identificadas (en Chalatenango) y con un pequeño grupo  hemos caminado, hasta el sitio de cada  masacre, para tomar fotos de las coordenadas a GPS, en el punto preciso en donde ocurrió el hecho y luego filmamos un testimonio con un sobrevivente en ese lugar. Y cuando el mapa ya esté terminado estudiantes o cualquier persona, con acceso al internet, podrá consultar este mapa y con un -click- en cualquiera de los puntos que estarán marcados en el mapa como masacre, se desplegara la información y los testimonios en video. Por eso creemos que se va a llevar un año más”, señaló.

Manuel Ramírez, sobreviviente de la Masacre Del Río Sumpul en el caserío Las Aradas, muestra las fotografías de su madre y su hermano que fueron asesinados por la FAES. Foto Diario Co Latino/Luis Ponce.

Entre los aportes, a la Memoria Histórica Salvadoreña, también se ejecutará el proyecto de un “Parque Memorial de la Masacre de El Sumpul”, cuyo diseño y arquitectura estará a cargo de un grupo de arquitectos procedentes de Bélgica, que cuenta con el apoyo de la Universidad Western, Ontario, Canadá. Y  también con fondos del gobierno federal de Canadá.

“Sobre la inversión, los 200 mil dólares, cubren los costos del mapa por GPS y cubre los costos de los diseños de los arquitectos y murales, pero no cubre la estructura física del parque, porque esto es una cosa más grande. Pero, tenemos otro equipo de personas que están trabajando y tratando de gestionar fondos para ayudar a la ejecución de la obra. Yo pienso que la contribución más importantes será la educación, el conocimiento de la historia y la conmemoración de la historia, pero ante todo, la justicia”, consideró. Para Bernardo Belloso, presidente de  CRIPDES, las historias relatadas por los sobrevivientes y refugiados constituyen un importante patrimonio intangible nacional, agradeciendo a la delegación extranjera su interés por recuperar la historia y compartirla con el mundo.

“Este es un proyecto importante para preservar nuestra historia, nuestra lucha y para no olvidar lo que ocurrió en este país. Esto nos deja un reto muy importante para las nuevas generaciones y por que no decirlo, para los que vivimos parte de esa historia, para tenerla presente, para contarla y que no se vuelva a repetir. Desde CRIPDES, agradecemos toda la atención y el trabajo con nuestra población, sabemos que viniendo desde Venezuela, Canadá, México, Ecuador, Nicaragua e Inglaterra, dejan sus familias, para trabajar con la población y nos solidarizamos con ese sentimiento”, manifestó.

“Catalina Ramírez Guardado, mi única hermana que tenía, fue asesinada por el ejército. Tenía 33 años, no estaba casada, era una mujer generosa, ella no ofendía a nadie y la mataron bárbaramente. Mi hermano recogió sus restos porque la dejaron en pedazos, ellos estaban desde el desvío de Guarjila por allí quedaba, allí mataron a mi papá y también a otras personas. Los restos de mi papá, los tenemos ya, los recuperamos y del cinturón recuperé la hebilla de plata, que le hizo mi abuelo, es un gran recuerdo. Ya me avisaron que recuperaré los restos de mi hermana y los pondremos junto a nuestro padre, que está en El Jícaro (Chalatenango), a ellos lo mataron gente del ejército, andaba también la Guardia Nacional y gente de ORDEN”, narró Manuel Ramírez, quien participó en la jornada de Memoria Histórica.

Ver también

PROES analiza primeros cincuenta días de gobierno

Yanuario Gómez @DiarioCoLatino El colectivo Profesionales por la Transformación de El Salvador (PROES) presentó un …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.