web analytics
Página de inicio » Opiniones » El privilegio de vivir en una civilización avanzada

El privilegio de vivir en una civilización avanzada

Carlos Girón S.

Arlington, Dallas, Texas. Ser habitante en este mundo, en una época como la presente siento que es un privilegio por tratarse de una civilización avanzada. Ha habido antes muchas otras grandes civilizaciones, pero considero que siempre cada una va un paso adelante, de mas avance que las anteriores.

Hubo antes civilizaciones como la sumeria, la de los frisios, la babilónica, la egipcia y la romana; y de muchos siglos antes se habla de las civilizaciones de la Atlántida, y todavía mas antes la de Lemuria. De estas dos ultimas cada vez hay mas aceptación de que existieron, tanto que de la Atlántida se dice que se han encontrado vestigios en el fondo del mar. Se llega a decir que fueron tales la ciencia y tecnologías que desarrollaron, que la actual de nuestros tiempos, con ser tan avanzada, no iguala aun a aquellas.

En un libro sobre Lemuria se habla de la vida de sus habitantes, cuya sabiduría fue capaz de permitirles conocer el acercamiento del cataclismo que hundió en el mar al continente, gracias a lo cual miles de sus habitantes pudieron partir hacia otras tierras como Egipto, siendo curioso por ello, tal vez el raro y singular conocimiento que tenían los egipcios.

Es interesante también lo que se menciona que tanto la Australia de hoy, como parte del estado de Oregon, en los Estados Unidos, son remanentes de aquel continente, por lo que se dan hechos singulares como los canguros solo en Australia, y los arboles gigantescos y milenarios de las sequoias en Oregon.

De sus habitantes se habla que ya conocían la radioactividad, la que derivaban de algunos minerales y la utilizaban para iluminar sus casas y edificios de mármol y granito. Asimismo que tenían canteras con una clase de piedras con extrañas propiedades. Por ejemplo, al ponerse en contacto con masas de agua, esas piedras desplazaban a este elemento. De cierta manera ataban esas piedras a sus embarcaciones, y así se impulsaban. Eso además de otros hechos asombrosos.

Bueno, pero estamos en el ahora, el presente. Presenciando y beneficiándonos de todo lo que es el signo de nuestra avanzada civilización. Se tienen logros abajo y arriba, en el suelo y en el espacio por el alto desarrollo alcanzado por la ciencia y la tecnología. Hacia arriba, la conquista del espacio con naves y satélites que han alcanzado la Luna, Marte y van hacia Neptuno. Hay hasta habladurías de que se ha llevado a seres humanos al planeta rojo, pero que se tiene oculto como un secreto. Asimismo, que el genio extraordinario de Nikola Tesla se debía a contactos que él tenia con extraterrestres que le inspiraban las ideas para sus extraordinarios inventos; por cierto el quería que fueran todos para beneficio de la humanidad, pero que intereses egoístas y poderosos se los bloquearon, salvo algunos cuantos.

Aquí en el plano terrenal tampoco se detienen la ciencia y la tecnología, teniendo logros asombrosos, como son los trabajos con una inteligencia artificial, y la llamada nanotecnología.

Lo que es la denominada Inteligencia Artificial se dice que está presente en todas las revoluciones que vienen: la de los drones, la conducción autónoma, los descubrimientos científicos, los servicios personalizados digitales, la robótica, el big data…

El diagnóstico médico, la robótica bancaria, la compraventa de acciones… En realidad es un componente básico para los avances en estos sectores y también en la aviación y el transporte en general, el mantenimiento de las telecomunicaciones, la industria pesada, los servicios personalizados de atención a los clientes y hasta en las artes, la música, contienen crecientes dosis de IA.

Se anticipa que el desarrollo de la IA ayudará al ser humano a multiplicar sus capacidades (imaginemos un chip bajo la piel, una red neuronal que guarde datos y vivencias), y podrá crear máquinas que presumiblemente sobrepasaran al ser humano en talento hasta llegar a retos inimaginables, desde avanzar en el conocimiento científico a ritmos exponenciales a ¿por qué no, conquistar la galaxia?

En cuanto a la nanotecnología –termino que se deriva de operar con medidas de una diez millonésima parte del metro, el nano- esta sirve para la manipulación de la materia a escala atómica y molecular, para crear materiales con propiedades notablemente variadas y nuevas. Se reconoce que es un campo de investigación en rápida expansión con un enorme potencial en muchos sectores, que van desde la sanidad hasta la construcción y la electrónica. En medicina promete revolucionar la administración de medicamentos, la terapia génica, el diagnóstico y muchas áreas de investigación, desarrollo y aplicación clínica.

De asombrarse es el hecho de que las terapias que implican la manipulación de genes individuales, o las vías moleculares que influyen en su expresión se están investigando cada vez más como una opción de la nanotecnología para tratar enfermedades. Un objetivo muy buscado en este campo es la capacidad de adaptar los tratamientos en función de la composición genética de cada paciente.

Un gen defectuoso tiene un 50 % de probabilidades de transmitirse de padres y madres a hijos.

Científicos del Nationwide Children’s Hospital en Columbus, EE. UU. están muy adelantados en un nuevo tratamiento contra la leucemia, que es la primera terapia génica contra el cáncer que se autoriza en el país. Por otro lado, revistas especializadas en este campo dan cuenta de que con la terapia génica, los científicos pudieron salvar la vida de bebés que nacieron con una enfermedad neuromuscular al agregar un gen que faltaba en sus neuronas espinales.

Así, por este estilo van la ciencia y la tecnología modernas, como símbolos de nuestra civilización, tan asombrosa o un poquito mas, tal vez que las del pasado, y por eso digo que todos los habitantes del mundo hoy deberíamos considerarnos privilegiados de vivir en estos tiempos…

¡Ah, y no olvidarnos de darle gracias al Creador por este gran regalo!

Ver también

Trabajo, supervivencia y bienestar (III)

Luis Armando González2 Para los humanos de hace unos 200,000 años fue extremadamente duro conseguir …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.