web analytics
Página de inicio » Nacionales » El paso del Che por El Salvador
Este domingo 6 de junio del 2021, 8 días antes del cumpleaños 93 de Ernesto Guevara, diversas organizaciones y el Movimiento de Solidaridad con Cuba se hicieron presentes para rendirle de nuevo el tributo al “gigante de la ternura guerrillera”. Foto Diario Co Latino/Cortesía

El paso del Che por El Salvador

Patricia Meza
@Diario Co Latino

La historia cuenta que  en el mes de abril de 1954, a las ruinas del Tazumal llegó un hombre que se llevó a la tumba los valores de la revolución y los sueños de construir  una sociedad justa y equitativa. Su nombre: Ernesto “Che” Guevara.

Su visita fue corta, incluso, el día que llegó a las ruinas no pudo entrar  y pasó la noche afuera del lugar.

Este domingo 6 de junio del 2021, 8 días antes del cumpleaños 93 de Ernesto Guevara, diversas organizaciones y el Movimiento de Solidaridad con Cuba se hicieron presente en Chalchuapa, departamento de Santa Ana,  para rendirle de nuevo el tributo al “gigante de la ternura guerrillera”.

 “El Che” Guevara fue asesinado el 9  de octubre  de 1967, en La Higuera, Bolivia, por el ejército de ese país, apoyado por la CIA. cortando así la vida del emblemático de América Latina.

Nacido en la Argentina, “El Che” dejó tras su paso por “Nuestra América” un recuerdo imborrable, su entrega hacia los demás y su deseo de construir una sociedad más justa. Estos aportes los hizo desde su profesión de doctor, político-militar, escritor, periodista, pero sobre todo, revolucionario.

El monumento en Chalchuapa, que está justo en las afueras de las ruinas, es  conocido como el “Guerrillero Heróico”,  elaborado por René Montufar  y fue inaugurado en 2009, con la presencia de la hija del guerrillero, Aleida Guevara.

El Movimiento Salvadoreño de Solidaridad con Cuba (MSSC) y otros sectores llegaron, en horas de la mañana, al lugar, con pancartas en las que se leía “alto al bloqueo contra Cuba”.

El pensamiento de Ernesto se mantiene vigente, no solo en El Salvador, si no en el mundo, coincidieron los asistentes.

Y es que  la historia señala que el Che  murió defendiendo “la causa de los explotados y de los oprimidos. Sacrificó su vida en la realización de un proyecto de nueva sociedad que aún debe ser conquistada por el género humano”.

Para los pueblos de América Latina la lección es que “mientras  haya una injusticia que reparar en cualquier lugar del mundo, mientras hayan las más mínimas esperanzas de un cambio social y revolucionario, el Che, su ejemplo,  su pensamiento florecerán y vivirán como un poderoso estímulo a las luchas de los oprimidos”.

Ver también

Avanza diciembre en El Salvador con cero homicidios

San Salvador/Prensa Latina El Salvador avanza diciembre con cero homicidios atribuibles a las bandas o …