web analytics
Página de inicio » Suplemento Amigos » EL BLUES HERMANO MAYOR DEL JAZZ

EL BLUES HERMANO MAYOR DEL JAZZ

Oscar A. Fernández O.

Es muy popularizada la idea de que el blues es el padre del jazz en línea directa. Esta simplificación tan reduccionista no ayuda a la comprensión de un proceso bastante más complejo. Por supuesto hay razones que conducen a esta idea. En los orígenes del jazz su intensa relación con el blues es obvia, medical la cantidad de blues contenido en las primeras grabaciones del jazz clásico es apabullante. Tal cantidad de blues y el hecho de que el blues fuera reconocido un género con identidad propia antes de la cristalización del jazz, ailment induce a pensar que el blues, medical en su evolución natural, originó el jazz. Esta idea es cuestionada en estas pocas líneas, con la intención de darle al jazz lo que es del jazz y al blues lo que es del blues.

Lo cierto es que el blues adquirió carta de identidad antes que el jazz, pero no mucho antes. Seguramente su periodo formativo fue largo, pero sus características formales no quedaron definidas e identificadas hasta entrado el 1900, muy poquitos años antes de que lo mismo le sucediera al jazz, o sea no más allá de 1914, el tiempo en que bandas de New Orleans, tipo la Original Creole Orchestra de Freddie Keppard, empezaron a viajar por todo el país y la palabra “jazz” empezó a verse impresa en los papeles.
Bastante anterior al blues y al jazz existía el gospel, es decir la música religiosa de las iglesias negras que se formaron inmediatamente después de finalizar la Guerra de la Secesión, en 1865, que era coral y muy contenida, gozaba del visto bueno institucional y tenía una buena difusión, a los pocos años se publicaban recopilaciones que se comercializaban por todo el país.

Con el cambio de siglo, coincidiendo con la última etapa formativa del blues y las primeras piruetas del jazz, en la comunidad negra surgieron nuevas confesiones religiosas muy populares, la música de sus Iglesias tendía a reforzar los valores de la herencia africana en contraste con el gospel anterior, y tomaba una fuerza, espontaneidad y entusiasmo comparable con los efectos del ragtime en el ámbito profano. Era una música más africana que el gospel de las primeras iglesias negras, más rica, más sincopada, en la que cabían las palmas, los gritos, la llamada y respuesta, en muchos casos bailable y donde la improvisación tenía una importancia fundamental. Además, con el tiempo, se fueron incorporando instrumentos de la música profana, de manera que la música que se hacía dentro del templo podía parecerse mucho a la música que se hacía fuera, con lo que en el árbol genealógico de la música afroamericana, al jazz y blues se le debe añadir un tercer hermano, el gospel, el menos reconocido por la mayoría de actuales aficionados al jazz de este lado del Atlántico, a pesar de los testimonios de músicos de jazz de la época que reconocían el gospel como una fuente importantísima de inspiración. (Jazzistis.com)

Como estilos populares, el jazz y el blues se extendieron de forma muy distinta. Las orquestas sincopadas del jazz se apoderaron de Nueva York y Chicago en la década de 1920.
Scaruffi (1985) escribe que el jazz tuvo un componente interracial, por lo tanto, los artistas de jazz del sur, tales como Louis Armstrong y Sidney Bechet eran más sencillos de asimilar para el público del norte. La popularidad de jazz de Dixieland, en particular, forjó un boom de jazz en Chicago, en la medida que el estilo musical se movía hacia el norte. El auge de la radio y una caída en el precio de los discos fue de más ayuda al movimiento geográfico del jazz. Por el contrario, el blues se extendió de una manera más parroquial. A diferencia de la popularidad del jazz a nivel nacional, el blues tenía muchos practicantes en lugares como Chicago y Texas. Además, el Piedmont blues orientado hacia las fiestas en el sureste y el California Blues orientado hacia el piano tenían sus propios seguidores. El historiador del blues Hawkeye Herman escribe que el blues era sobre todo un estilo urbano y hasta la década de 1950, cuando con artistas que residían en Chicago como John Lee Hooker y BB King introdujeron la música eléctrica, presagiando al rock ‘n-roll y añadiendo interpretes blancos a la mezcla.

Piero Scaruffi escribe que el jazz siempre fue sobre todo un estilo instrumental mientras que el blues fue primero y preferentemente vocal. Señala que la principal diferencia musical entre el jazz y el blues, es que el jazz contiene un fuerte sincopado (Nota que se halla entre dos o más de menos valor, pero que juntas valen tanto como ella) (Diccionario Word Reference), que se deriva de la música ragtime. Herman añade que vocalmente, el blues se caracteriza por tres líneas de estrofas rimadas con versos repetitivos. Alterar con el bemol, la tercera, quinta y séptima notas de la melodía la convierte en un sonido de blues (Hermann: 1980)

Originario del sur de Mississippi, el primer blues del que se tenga registro se dio en la década de 1920. Por aquel entonces, destacaban los solistas, contrario a los conjuntos que abundaban en el jazz. Aunque el blues ha crecido mucho desde entonces para utilizar bandas intrincadas, los primeros solitas sólo usaban una guitarra slide como su instrumento musical principal, la cual tocaban deslizando los dedos por los trastes y produciendo una especie de música melancólica.
Algunos de los “Bluesman” más reconocidos : Muddy Waters, Willie Dixon, John Lee Hooker, BB King, Elmore James, Freddie King, Robert Johnson, Junior Wells, James Cotton, Johnny Winter, Stevie Ray Vaughan, entre otros.

www.youtube.com/watch?v=40-oo1S2WEw
www.youtube.com/watch?v=4fk2prKnYnI
www.youtube.com/watch?v=oph-grOfPm0

Ver también

“Me encantaría” volver a hacer TV, dice la nominada al Emmy Penélope Cruz

Los Ángeles | AFP Javier TOVAR Penélope Cruz encara con nervios su primera nominación al …

A %d blogueros les gusta esto: