web analytics
Página de inicio » Nacionales » Durante 2020 policías y militares asesinaron y desaparecieron personas
La Coordinadora del proyecto por la UNODC, Vida Gómez dio a conocer la campaña “Alto a las desapariciones”, donde señalaron las responsabilidades del Estado en las desapariciones. Foto Diario Co Latino / Cortesía.

Durante 2020 policías y militares asesinaron y desaparecieron personas

Redacción Nacionales
@DiarioCoLatino

En el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) y la Mesa de Diálogo de Niñas, Jóvenes y Mujeres Desaparecidas dieron a conocer la campaña “Alto a las desapariciones”, de las que señalaron al Estado como responsables de las desapariciones durante 2020.

Informaron que se efectuaron 16 órdenes extrajudiciales en contra de militares y policías que han  desaparecido y asesinado a personas.

La Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 30 de agosto “Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas. La sensación de inseguridad que esa práctica genera, no se limita a los parientes próximos del desaparecido, sino afecta a la comunidad y al conjunto de la sociedad, la desaparición forzada se ha convertido en un problema mundial y El Salvador no es la excepción.

Amalia Leiva, representante de COMCAVIS-TRANS, indicó que en la pandemia del COVID-19 las organizaciones observaron un comportamiento nocivo de los cuerpos de seguridad pública, haciendo más grande el abismo de la desaparición, esta tiene factores de todo tipo, no sólo por la violencia, está relacionado con zonas territoriales que históricamente El Salvador ha tenido controladas por el crimen organizado.

“Hago un llamado a ese silencio, al anonimato y clandestinidad en donde están sumergidas la mayoría de las desapariciones hoy por hoy en El Salvador, el silencio del Estado, la indiferencia de las entidades de seguridad pública, Fiscalía General de la República (FGR), PNC y el sistema de Justicia en general. En El Salvador es preocupante que ha invertido en armas, más que en materia de seguridad pública”, expresó.

Leiva enfatizó que las desapariciones tienen un factor sectorial el cual impacta de diferentes maneras, no conoce condición económica, social, orientación sexual o territorios, por ello, debe ser visto como un fenómeno social con un impacto económico, político y personal, pero también afecta de forma colectiva, al hablar de víctimas no sólo es la persona desaparecida, sino quienes quedan detrás de ellas, familiares, amigos, cónyuges, entre otros.

“Hacemos un llamado para que todos los sectores nos unamos a nivel nacional. Las desapariciones y la búsqueda de igualdad en la justicia no se pueden buscar de forma individual, somos más fuertes de forma colectiva. Hago un llamado para que todos los sectores de la sociedad civil trabajemos o no en materia de seguridad pública, contribuyamos a esta campaña, compartiendo, difundiendo, dando la información precisa a las personas que hoy por hoy tienen un familiar o a una persona desaparecida, pido a las entidades del estado que se sumen”, exhortó. Juliana Rochanc, del Comité de personas desaparecidas por la violencia en El Salvador (COFADEVI), mencionó que quienes  desaparecen se desvanecen en la clandestinidad, tortura e impunidad, implica el dolor por la separación abrupta y el rompimiento de un hogar donde se respiraba calor de familia. La desaparición significa un gran no, se niega la información, no existe un arresto, no se reconoce una detención, no hay un cuerpo ni una tumba, no hay participación del Estado pues las desapariciones se hacen al margen de la ley, no hay culpable. “Recordamos a nuestros hijos e hijas, hermanas y hermanos, madres, padres y a todas las personas que amamos y de las que desconocemos su paradero, la incertidumbre sobre su suerte nos causa dolor pero nos empuja a seguir adelante y no desistir. Los amamos, les estamos buscando y no desistiremos hasta que estén todas y todos con nosotros”, expresó Rochac.

Asimismo, hizo un llamado a todas las familias de las personas desaparecidas en El Salvador sin importar la causa de la desaparición, para unirse y ser más fuertes en la búsqueda, y exigir respuestas al Estado, que la FGR, PNC y demás funcionarios investiguen los casos de manera diligente y respeten el derecho de la participación de las familias, así como brindar un trato pronto y digno.

Mientras tanto, la coordinadora del proyecto por la UNODC, Vida Gómez, detalló que la campaña “Alto a las desapariciones” está destinada a orientar a la población para hacer uso de las herramientas existentes, a fin de encontrar a una persona desaparecida por medio de las autoridades, e incentivar el reporte inmediato en casos de desaparición de personas, dar a conocer el Protocolo de Acción Urgente (PAU), como herramienta de búsqueda urgente que se activa sin discriminación y promover los derechos de las víctimas directas e indirectas.

Esta iniciativa también está destinada a eliminar los mitos que existen en torno a la desaparición de personas y promueve los derechos de las víctimas, incluida la obligación de la debida diligencia y el derecho a la verdad; toda persona desaparecida puede estar en peligro y esperar 24 a 72 horas para reportarla es un mito, la búsqueda por parte de las autoridades debe ser inmediata. La búsqueda no discrimina, toda persona tiene derecho a la búsqueda sin discriminación, estereotipos sexistas ni prejuicios.

La búsqueda no se detiene, las víctimas y sus familiares tienen derecho a la justicia y verdad. La campaña será difundida a nivel nacional a través de radio, redes sociales y  plataformas digitales y de información de las instituciones y organizaciones que conforman la mesa de diálogo.

El evento finalizó con un acto conmemorativo por parte de los  familiares de las víctimas de la desaparición forzada, quienes encendieron una vela, como símbolo de la fe y esperanza en encontrar a sus seres queridos.

Ver también

CESTA: por la agroecología para fortalecer la resiliencia ante Cambio Climático

Gloria Orellana @DiarioCoLatino Walter Gómez, del programa de Soberanía Alimentaria del CESTA, reside en el …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.