Página de inicio » Opiniones » Desarrollo a medias

Desarrollo a medias

Alejandro Rodríguez 

¿Hace cuánto tiempo se empezó a discutir sobre la profesionalización del fútbol aquí en el país? Para alguien que nació en los 90´s probablemente hablar de los 70´s es una fecha no muy lejana, para alguien que nació en los 2000 pueda que sí. Entre los elementos que se discuten son: el pago completo y a tiempo de salarios, cuidado alimenticio, desarrollo de fuerzas básicas, instalaciones pertinentes para desarrollar sesiones de entrenamientos y por último, asistencia psicológica. En efecto, la creación de un ecosistema interdisciplinario.

En ese sentido, la apuesta por un mejoramiento continuo del fútbol y del deporte hablando de una manera más integral pasa por la creación de un ambiente adecuado y protegido por una administración deportiva y financiera profesional. Y está bien, nadie puede negar que la estructuración de un ambiente así no pueda generar un mejor desarrollo deportivo. Sin embargo, es más fácil hablar de los resultados negativos o insultar a los y las deportistas porque no ganaron. Esto es importante ya que, ¿cómo se espera que un o una deportista se supere si no cambiamos la sensación de desconfianza que generamos en ellos?  Entonces, el reto más grande es cambiar la convicción y concepción acerca del deporte.

Por tanto, no sólo se estaría trabajando por cambiar la concepción sobre el deporte, sino que se estaría apostando por un cambio cultural más amplio donde toda la sociedad pueda ser participe del cambio.  De esta forma, a los dirigentes no se les debe olvidar potenciar la preparación educativa de los y las deportistas. Con precisión no me refiero a esta “forma de educar” mediante una acumulación de conocimiento. Más bien, como señala Paulo Freire, en su libro: La educación como práctica de la libertad. “La educación tendría que ser, ante todo, un intento constante de cambiar de actitud”.

Si bien, Freire está hablando desde las condiciones especificas de su país.  Pero no deja de ser un modelo a tomar en cuenta para estudiarse y escudriñar con el fin de encontrar elementos que puedan aplicarse a nuestra sociedad.  En efecto, siguiendo esta idea de cambiar la actitud entiéndase que no se está hablando meramente de un estado de ánimo. Más bien, está hablando de la capacidad que tiene el educando de transformar su realidad mediante un interés genuino, mediante un dialogo con la realidad.

En consecuencia, como hablábamos en un principio. La idea expuesta en este articulo es que, para que el fútbol se desarrolle como se proyecta desde el paradigma deportivo, se debe desarrollar también la educación. Ya que, así como expone Ruud Gullit en su libro: Cómo leer el fútbol “las canteras reflejan la cultura futbolística de cada país”. He aquí la importancia de cambiar la cultura y la convicción mediante la educación de la mano con el deporte. Esta debe ser la apuesta para lograr un mejor desarrallo deportivo. Dicho de otra manera, para que el proyecto de formativas tenga resultado también debe de nutrirse de la convicción de su población.

Ver también

SER MÁS POESÍA, PARA SER MÁS POETAS

“Sea como fuere, este mundo en el que vivimos tiene necesidad de recomponerse y poetizarse …