web analytics
Página de inicio » Opiniones » Del Oriente al centro de la capital II

Del Oriente al centro de la capital II

Dr. Héctor Mauricio Arce
Del Oriente al Centro

1. Volvemos a la Avenida Independencia, que fue lugar de paseo para los capitalinos de 1921-1940. Pequeño almacén “El Encanto”, de venta de instrumentos musicales, tabaco y exportaban azúcar a Honduras y fue propiedad de Don Antonio Oviedo Paz, él me recomendaba para asuntos jurídicos con todos sus paisanos entre ellos la familia Custodio.

Cerca de la fábrica de helados “Río Soto” estaba una pequeña venta de colchones y allí vivía Don Margarito, ya jubilado, era el sobador a quien acudíamos los que practicábamos artes marciales; algunas veces fuimos con los compañeros de deporte Mario Pacheco Espino, José Luis G. Ferreiro, Carlos Alvarenga y Renderos, de Santa Tecla.

Sigue la Imprenta de Don Porfirio Laínez, quien a sus 60 años nos acompañaba en los ejercicios; en las cercanías de la imprenta habían muchos hospedajes para estudiantes universitarios de toda la República, pues solo estaba nuestra Universidad de El Salvador y después de 1970 se proliferaron las Universidades.

Llegamos al Mercado Cuartel y media cuadra al Norte la “esquina de la muerte”, en la que había hasta 10 accidentes de tránsito diario por falta de semáforo. Sigue la “Farmacia Renson” y media cuadra al Norte la Biblioteca Nacional, abierta de Lunes a Sábado de 8 am a 9 de la noche y los Domingos de 8 a 1 pm; de ese horario lo sabe el Literato Manlio Argueta, Director de dicha Biblioteca, instalada hoy donde estuvo el Banco Hipotecario, Biblioteca abierta al público de Lunes a Viernes de 8 a 4 de la tarde pues han cambiado los tiempos; sigue el Parque San José, donde por décadas estuvo el Colegio Externado San José; esquina opuesta la casa donde nació el General Manuel José Arce, el 1 de Enero de 1787, y allí fue erigida por el Gobierno gran placa metálica, en 1947, al conmemorar 100 años de haber fallecido el Prócer; hoy está un Súper Selectos, quienes deben darle mantenimiento a dicha placa.

Al frente la “Cafetería Bamby” y cuadra y media al Norte la Escuela de Música donde estudiaron casi todos mis hijos. Siempre hacia el centro el Almacén de unos Señores Italianos que vendían cortes de casimir y bicicletas, las que por 1950-1960 estuvieron de moda con la venida del ciclista y profesor costarricense Walter Riedel. Al frente la Casa Munguía, de pisos de madera, y con un gran rótulo que decía “General Electric”; luego hacia el Sur la Librería “Ercilla”, de parientes del Abogado Dr. Mario Castro García. Luego se encontraba el Almacén “Hugo Tona”, la conocidísima venta de prendas finas denominada “La Joya”; el Almacén Gibraltar; y hacia el Oriente la Empresa de fotografía y revelado de Dn. Virgilio Crisonino y después “Óptica La Marquesa” de Dn. Antonio Lara; frente a Gibraltar el Almacén de Dn. Demetrio Dada Rinker, quien fue cliente del Bufete “Dr. José María Méndez” en donde yo era colaborador jurídico.

2. Ahora la Joyería “Sol” de Don Luis Granados; enfrente el Hotel “Nuevo Mundo” contiguo Casa de Cambio de moneda de la familia de Tony Ayala; esquina opuesta el Salón “Marienelos”, el que decían era propiedad de la esposa del Dr. Salvador Merlos, profesor que fue en la Facultad de Derecho; el Restaurante Lutecia y contiguo al Salón una pequeña Joyería de Yolandita Hasbún, a quien compré en 1959 por 90 colones una pulsera de oro de 18 kilates para regalarlo a mi novia, después mi esposa hasta que Dios nos separe.

Enfrente la Librería Ibérica; más adelante venta de trajes de caballero “Montecarlo”, de Alfredo, Napoleón y Héctor Antonio Hasbún, a quienes asesoré en 14 pleitos laborales que al final fueron transados, recomendado con ellos por mis compañeros Mauricio Rosales y Adalberto González, quienes no podían “litigar” por ser empleados del Ministerio de Trabajo.

3. Los estudiantes de Derecho que habíamos aprobado todo el Derecho de Trabajo podíamos “litigar” en esa materia por 2 años y en ese tiempo ya la había aprobado. Tales casos fueron en 1960 y 1961. En la esquina El Almacén “Ciros”, de Don Luis Bigith, del que ya hemos mencionado en otro artículo.

PD: En otra colaboración mencioné el sentido deceso de Dn. Gino Giammattei, ahora extendemos nuestro pésame a su estimadísima familia.

En el área de ex casa presidencial de San Jacinto residió la familia de Dn. Jaime Fuente, quien fue amigo y cliente de mi Bufete en 1969-1970; a fines de Agosto del 2018 ha fallecido la esposa de Dn. Jaime, Doña Clotilde García Campo, a cuya familia también damos nuestro más sentido pésame.

Ver también

El Salvador: Elecciones 2019, retos y desafíos para la democracia representativa

*Nelson de Jesús Quintanilla Gómez, Doctor en Ciencias Sociales mención Gerencia y profesor universitario de …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: