Página de inicio » Nacionales » “Cuando alguien pide un juramento deja entrever una baja estima”: Padre JV Chopin

“Cuando alguien pide un juramento deja entrever una baja estima”: Padre JV Chopin

Gloria Silvia Orellana
@DiarioCoLatino

El sacerdote diocesano y director de la maestría y doctorado de la Universidad Don Bosco (UDB), Juan Vicente Chopin, analizó en el espacio de la entrevista “Encuentro con Julio Villagrán de TVX”, la toma de posesión del presidente Nayib Bukele, y la participación de las autoridades de la Iglesia Católica.

“Son muchos elementos que se dan en un discurso de toma de posesión presidencial: la economía, educación y la juramentación en sí, que tiene una serie de parafernalia y elementos que pueden ser analizados”, afirmó.

Sobre la petición de un “juramento” a los asistentes en la plaza pública, el padre Chopin consideró que un juramento es -en sí mismo-, una “adhesión de la racionalidad y la voluntad“ con respecto de quien se los pide.

“Un juramento, primero, en las santas escrituras dice que no se debe jurar por nada ni por nadie, excepto a Dios, está en el Pentateuco, que son los primeros cinco libros de la Biblia, y tenemos un conflicto, les están pidiendo un juramento”, dijo.

“Cuando alguien pide un juramento deja entrever una baja estima, es como si la persona -diga- si no pueden confiar en mí, a partir de las obras que realizo, me veo obligado hacerlos jurar. Es como hacer cierta presión en la racionalidad de las personas para que estén de acuerdo conmigo”, señaló padre Chopin.

Sobre la política y los juramentos, el padre Chopin, dijo que estos se realizan poniendo la mano sobre la Biblia y a veces sobre la Constitución, en gobierno que no son seculares, o que no son confesionales.

“Aquí apelamos siempre a la racionalidad de las personas, más allá del juramento, porque se debe explicar el método de realidad histórica -como dijo- Ignacio Ellacuría, uno puede jurar todo lo que quiera pero, también tiene que ver si al mes todo está cuadrando”, señaló.

“La gente puede jurar lo que quiera con el presidente, pero tiene que ver si está cuadrando al final el dinero con la comida, vestimenta, educación y salud es de calidad. Y si el dinero con el que cuento, es suficiente para darle una calidad de vida a una familia”, prosiguió Chopin.

Otro de los elementos que llama la atención del discurso presidencial, señaló el sacerdote, es la petición de  -no escuchar a nadie, que no piense como nosotros. “Allí, justamente la persona se pone en un estado primitivo en el modo político”, y citó, como ejemplo, el asesinato del primer mártir cristiano, San Esteban, tras hacer una reconstrucción de la memoria histórica del origen de la religión judía, hasta el momento que está iniciando el movimiento cristiano.

“Allí estaba Saulo, que todavía no era Pablo, quien participó activamente y aunque no tiró piedras, pero cuidó de quienes iban a tirar las piedras. Y cuál fue la reacción de la gente: gritar y taparse los oídos, así comenzó el asesinato del primer cristiano. Eso es lo mismo, que hacen los troles actualmente, toda esta gente es virulenta y lo que hacen, es gritar y taparse los oídos ”, comparó.

“Hacer jurar a su población y adherirse a su voluntad, -me parece lógico- , porque corresponde al talante de la persona, pero en un Estado moderno esto es lo contrario, porque se deben escuchar todas las voces y llegar a consensos en función de toda la población, de los que juran y los que no”, sostuvo Chopin.

“Medicina Amarga” metáfora de diversas interpretaciones

En cuanto al análisis de la metáfora o alegoría, el padre Chopin, consideró que esto admite una diversidad de interpretaciones casi infinitas, como ejemplificar algún problema estructural como un “cáncer” en una sociedad, que activaría una serie de interpretaciones.

“La metáfora en política debe ser utilizada con mucha precaución, porque no es un género de predicación que utilizamos mucho los pastores. Porque una cosa es la palabra dicha y otra la palabra pensada, -es decir- él dijo algo, pero puede estar pensando en lo contrario, lo que mediáticamente dices para que te quieran, pero tu propósito final no está en el discurso”, explicó.

Si la educación no está en el ranking mundial, entonces, la forma de actuar, pensar y analizar será directamente proporcional al nivel de ilustración con la cuente la sociedad.

“No es lo mismo que hable a unas personas de la comunidad rural con escolaridad de 9o grado a que hable con otras personas que tienen doctorados, maestrías o manejan varios idiomas o conocimientos tecnológicos”, acotó.

“Y no es lo mismo, que hable a una persona que tiene 9o grado, pero es oligarca y que tiene los medios de producción. Porque esta persona de la zona rural no tiene la capacidad adquisitiva que el otro tiene. Pueden tener el mismo 9vo grado de escolaridad pero tienen los medios de producción y, este es el problema de la democracia”, advirtió Chopin.

Asimismo, lamentó que al generar este tipo de discursos con muchas metáforas, terminan creando conflictos interiores y desánimo en muchas personas, aclarando que la sociedad no es una persona, aunque existan algunos autores de tratados sociológicos que lo han explicado de esta manera en sus análisis

“Si yo me paro ante un conglomerado -que sé- que lo tengo dominado mediáticamente yo debo ser éticamente correcto, no puedo prometer cosas que yo sé que no puedo cumplir. Puedo hacerlo, pero esto va a generar un estado depresivo”, manifestó.

Y lo está haciendo, porque ya muchas personas han sido despedidas, y esto no es por política, sino porque -la gente lo dice- en la confesión o en la dirección espiritual que están deprimidos porque apoyaron y ahora se encuentran que son desechados, es lamentable, acotó Chopin.

Participación de la Iglesia Católica 

Sobre el tema de la participación de la Jerarquía de la Iglesia Católica en este evento, el Padre Chopin aclaró que el Vaticano y El Salvador son dos Estados. Y que entre ellos, existe un “concordato”, documento que establece una relación diplomática.

“El Estado salvadoreño tiene un representante en el Estado Vaticano y el Vaticano tiene un representante diplomático en el Estado salvadoreño, que es el Nuncio, el nombre que se le da, normalmente y es el decano de todos los embajadores del mundo en El Salvador”, detalló.

“Así que en la toma de posesión o traspaso de mando -de sí mismo el presidente actual- , ese acto protocolar normalmente gira invitaciones, entonces, uno de los invitados es el Nuncio por el Concordato, es la parte oficial. Esta es la explicación”, manifestó.

En cuanto, a los Obispos que participaron, afirmó que era otra figura y no son delegados directos del Papa en el plano diplomático, pero, también, aclaró que el Nuncio tiene dos expresiones, una política que es ser delegado papal aquí y la otra para asuntos eclesiásticos que son dos cosas distintas, pero relacionadas.

“El segundo elemento, de porqué el Arzobispo asistió y los obispos asistieron es más complejo, porque además del concordato, esto supone también la representación institucional de la iglesia católica salvadoreña y está plasmado en la Constitución, desde el punto de vista canónico es legal, pero está el carisma profético”, alegó.

“Monseñor Romero, que estuvo frente a los mismos criterios, cuando le mataron al Padre Rutilio Grande, el rompió ese protocolo y dijo que si no investigan el asesinato de Rutilio no iba a asistir a ningún acto protocolario oficial. Y la Nunciatura le dijo que no podía hacer eso y respondió que el Obispo era él, y que podía actuar bajo el carisma profético”, expresó Chopin.

“No veo ningún conflicto en que un obispo sea afín a Nuevas Ideas”, porque al mismo tiempo él debe tomar en cuenta “que llevamos más de 307 muertos asesinados sin ninguna explicación en las cárceles “ y que como pastor deberá tener en cuenta estas situaciones.

“La fe no es democrática -están muy equivocados-, el hecho de que aquí el 99% decimos que ha aparecido la Virgen, se somete a un proceso de análisis. La fe no es democrática, es un asunto de convicciones personales y que acumuladas en un conglomerado generan una comunidad, un carisma específico”, reseñó.

“Monseñor Romero decía que el pastor debe estar en donde está el sufrimiento, no donde está la opinión mayoritaria del pueblo. Un pastor puede mantener sus afectos políticos, puede ser afecto al oficialismo, pero esto no lo inhibe, no lo excusa de mirar el sufrimiento que está provocando el oficialismo en el pueblo”, puntualizó Padre Chopin.

Ver también

Lluvias y tormentas por acercamiento de onda tropical

Redacción Nacionales @DiarioCoLatino Durante la mañana, el cielo se mantendrá poco nublado. En horas del …