web analytics
Página de inicio » Nacionales » Condiciones infrahumanas para 52 guatemaltecos con trabajo forzado
Lugar donde dormían 52 personas de origen guatemalteco que eran sometidas al delito de trata de personas. En el hecho fueron detenidos Edwin y Edgar Arnoldo Juárez de la misma nacionalidad acusados de trata de personas, en la modalidad de trabajos forzados. Foto Diario Co Latino/Cortesía

Condiciones infrahumanas para 52 guatemaltecos con trabajo forzado

Joaquín Salazar
@JoakinSalazar

En la Casa No. 10, del Pasaje número uno, de la Colonia Andalucía, San Miguel, fueron encontradas en condiciones de hacinamiento a 52 personas, todas procedentes de Guatemala.

La Policía Nacional Civil, atendió una denuncia en la que se señalaba las condiciones infrahumanas en perjuicio de las personas. Entre las 52 personas se encuentran 15 menores de edad, 5 mujeres adultas y 32 hombres, quienes fueron rescatados durante un procedimiento por la PNC. El caso dio origen a través de información que se obtuvo, donde se reportó que en una vivienda en San Miguel, se mantenía a un grupo grande de personas, quienes se dedicaban a vender piña en la ciudad, quienes eran maltratos y que no les habían pagado.

La PNC identificó a Edwin Arnoldo Juárez García, de 38 años, y Edgar Francisco Juárez García, de 33 años, a quienes se les atribuye el delito de Trata de Personas en la Modalidad de Trabajo Forzado. Ambos imputados fueron presentados por la PNC de San Miguel, este lunes. “Las víctimas estaban durmiendo en condiciones deplorables, en cartones. Se encontró que efectivamente fueron captados en una aldea de Guatemala, donde les ofrecían trabajo para venir a El Salvador. Les ofrecían un porcentaje de lo que vendieran. Vivienda y alimentación. Algunos habían ingresado por registros migratorios, otros entraron por punto ciegos, obviamente los menores de edad”, sostuvo el oficial de la PNC.

De igual manera, explicó que: “la mayoría de los guatemaltecos ingresaron de manera ilegal, fueron captados bajo la oferta de trabajo. Algunos tenían 20 días de trabajo que no habían recibido honorarios, pero si maltrataban. Si no cumplían la cuota, les limitaban la alimentación, con todo eso se observó que se puede establecer el posible cometimiento de trata de personas, en la modalidad de trabajo forzado”.

De acuerdo a la PNC, las víctimas eran obligadas a trabajar en jornadas largas, desde las 3:30 de la mañana hasta que terminaran o tuvieran su cuota diaria. En horas de la tarde, noche. Algunos en carretillas en la ciudad de San Miguel, mientras que otros eran llevados a través de pick ups a colonias aledañas.

Este domingo, la PNC procedió con el allanamiento de la vivienda,  donde se incautaron $359 dólares en efectivo, un teléfono celular, Q705 quetzales, un cuaderno conteniendo apuntes de actividad comercial, tres pick ups y dos camiones.

Ver también

El odio, la exclusión y las injusticias continúan en El Salvador

Joaquín Salazar @JoakinSalazar La luz de los mártires de la masacre de la Universidad Centroamericana …