web analytics
Página de inicio » Nacionales » Comunidades del Paisnal organizadas ante las crisis climáticas y el COVID-19
Una habitante de El Paisnal, al norte de San Salvador cuida se su bebé y cuenta su experiencia luego que se desbordara el Río Sucio, causando perdidas materiales. Foto Diario Co Latino/Karla Rodas

Comunidades del Paisnal organizadas ante las crisis climáticas y el COVID-19

Eduardo Barahona
Fotografías: Karla Rodas

El Paisnal un municipio ubicado al norte de San Salvador y colindante con el departamento  de Chalatenango, es un pueblo que ha mostrado su eficiencia para solventar los problemas causados por las tormentas Amanda y Cristóbal.

Habitantes de la zona cuenta su experiencia ante los fenómenos naturales en la zona que desbordaron el río Sucio, causando pérdidas materiales y afectando su forma de vida, así lo comenta Marcos Hernández, quien se vio afectado directamente por el desbordamiento del río

“Estamos esperando la ayuda para los que fueron afectados por las tormentas, estamos guardando la calma siempre estamos atentos el río Sucio, cuando viene crecido se llenan las casas, no los hemos movido por lo mismo de la cuarentena, estamos tomado agua del pozo que se inundó con agua sucia, por necesidad, ahí estamos bebiendo y para darle al bebé la pacha” comenta Marcos.

Esta situación ha generado, incertidumbre en la población, ya que muchos y muchas aun no son beneficiadas con los paquetes alimenticios, por la distancia de las zonas rurales del Paisnal, pero otra preocupación es que muchas de las personas que viven en esta zona depende de los pozos artesanales, que ante las tormenta Amanda y Cristóbal, se han contaminado.

En este caso, la función de los sistemas de agua rurales son los que funcionan para poder obtener el vital líquido para las familias, así lo expresa Ana García

“Tenemos un filtro de agua lluvia, ya filtrada tomamos el agua, es una herencia de familia este sistema de agua, pero lo utilizamos para todos, pues si no corremos a buscar agua, no hay trasporte ni cómo salir, por eso es importante que estos sistemas que filtran el agua contaminada funcionen”.

Ante la falta de agua y alimentación, la organización comunal UCRES comenzó un proceso de elaboración de huertos familiares y agroecológicos para solventar de  a poco la falta de alimentos en las comunidades. Así lo comenta Felicia Mijango, lideresa de la zona.

“Estamos fundamentando huertos familiares, con los líderes y lideresas que son expertos en el tema de agricultura, pero queremos trabajar el tema de la agroecología para que dejen de usar agrotóxicos y no contraigan enfermedades y que empiecen a utilizar el agua lluvia para poder regar sus cultivos, podemos generar más alimentación para las familias”, dijo la lideresa.

La formación agroecológica también está generando una forma de sanación psicológica a las familias que se ven obligadas a quedarse en casa para evitar contagios del COVID-19, sumando a esto el acercamiento con el cuido de los elementos naturales, por lo que se considera que el trabajo en el Paisnal está dando frutos tanto de forma material como psicosocial

Esta iniciativa ha generado un rumbo nuevo, para enfrentar el hambre y la vulnerabilidad en las comunidades, pero esto también es un llamado al estado en apostarle en estos espacios rurales, que se ven afectados a nivel social y económico.

La falta de agua es un problema que se solventa desde las iniciativas comunales, pero asegura que es necesaria una ley general de aguas que beneficies a todos y todas, tanto en lo urbano como en lo rural.

Ver también

Rusia solicitó a ONU reunión para abordar ataques a central nuclear

Moscú/Prensa Latina El representante permanente adjunto de Rusia ante la ONU, Dmitri Polianski, confirmó hoy …