web analytics
Página de inicio » Nacionales » Comisión Política no discutió iniciativa para destituir al presidente

Comisión Política no discutió iniciativa para destituir al presidente

Samuel Amaya

@SamuelAmaya98

La Comisión Política de la Asamblea Legislativa dio ingreso a dos piezas de correspondencia: una para que se retome el informe de la Comisión Especial que investigó los hechos acaecidos el 9F de 2020 para que se pueda volver a recomendar la destitución del ministro de Defensa Nacional, René Francis Merino Monroy, y del director de la Policía Nacional Civil, Mauricio Arriaza Chicas, por haber participado en la militarización de la Asamblea.

Y la otra del diputado Ricardo Velásquez Parker, para evaluar la incapacidad mental del presidente Nayib Bukele, invocando el artículo 131 numeral 20 de la Constitución de la República.

En ambas no abordaron la base y quedaron pendientes de estudio.

El diputado Guillermo Gallegos, de GANA, solicitó que se abordara el tema del simulacro nacional de ayer por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) , pero fue denegado, ya que no cumplió el debido proceso para su discusión, según manifestaron.

Además, la Comisión Política conoció la iniciativa para reformar el convenio OEA-CICIES para combatir la corrupción y que sea más autónoma. Al respecto, acordaron enviar expedientes relacionados a las reformas del convenio de la CICIES a la Junta Directiva de dicho órgano de Estado, para que sea la junta que proponga la creación de una comisión ad hoc que agilice la discusión de dichos expedientes.

Ver también

Pronóstico del tiempo para este miércoles 22 de septiembre

@DiarioCoLatino El Cielo estará poco nublado a medio nublado, con posibilidad de chubascos con énfasis …

2 Comentarios

  1. Pura PAja:este Joven es DEMASIADO AGRESIVO,FUTURISTA,NOVEDOSO,CREATIVO,EL SIGUE LA FORMA QUE ACTUAN LOS JESUITAS,UNO MANDA Y LOS DEMAS OBEDECEN .

  2. No es un loco, es un plan neocolonial de asalto a la República Salvadoreña

    Bukele, en contra de los intereses del pueblo salvadoreño, está imponiendo medidas regresivas, con el objetivo legalizar la actividad del saqueo del erario público salvadoreño, con pasos estratégicos y específicos a seguir para desorientar al pueblo, y así encontrar poca o nula resistencia. Cuando el pueblo despierta, ya es tarde, porque el marco legal constitucional para ello, ya habría sido aprobado y establecido por la asamblea legislativa, la cual estaría recién elegida para entonces, con su «proyectada mayoría» oficialista.

    Un califato con odio colonial, que se trata de imponer a la brava. Un adefesio extraño para nuestra cultura del maíz.

    Crisis, negación de la historia y la imposición del califato fascista.