Página de inicio » Nacionales » Clínicas empresariales sin cubrir enfermedades profesionales de maquiladoras

Clínicas empresariales sin cubrir enfermedades profesionales de maquiladoras

Gloria Silvia Orellana
@DiarioCoLatino

El reciente informe “Las Obreras de las Maquilas, su Derecho a la Salud Integral y las Clínicas Empresariales”, realizado por la Asociación de Mujeres Transformando, ha permitido visualizar la falta de supervisión del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) en estos centros de salud que deberían atender de manera plena las enfermedades ocupacionales de las mujeres de la maquila textil.

“Nosotras queremos que el Seguro Social haga un verdadero acompañamiento de las Clínicas Empresariales, que sea un trabajo más exahustivo para el derecho a la salud de las mujeres en la maquila sea garantizado”, manifestó Monserrat Arévalo, directora de la Asociación Mujeres Transformando, en la presentación de la investigación.

Este diagnóstico buscó analizar la situación de la salud integral de las trabajadoras, a partir de las prácticas y servicios de las clínicas empresariales, a partir del acta de constitución de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que estableció que la “salud es el goce del grado máximo de salud que se puede lograr y es un derecho fundamental de todo ser humano”.

La metodología de la investigación se basó en entrevistas a 182 mujeres trabajadoreas de diversas maquilas textiles, quienes compartieron vivencias y experiencias de su trabajo. 102 mujeres respondieron sobre los servicios que brindan las Clínicas Empresariales de 6 empresas de maquila.

“Revisamos también todo ese trabajo que existe entre operarias y enfermedades ocupacionales, porque luego de los 35 años que aún siendo jóvenes, ya tienen secuelas de enfermedades y algunas irreversibles. A los 35 años, las mujeres de la maquila ya están saliendo de ese empleo, porque ya no es productiva con cuerpos cansados, enfermedades crónicas y una salud deteriorada”, explicó Arévalo.

Como antecedentes en 2018, Mujeres Transformando, elaboró también un estudio sobre la salud sexual y reproductiva de las trabajadoras de maquila; y los hallazgos de ese documento identificaron ciertas prácticas de las Clínicas Empresariales que estaban al margen de la legislación nacional.

“Hay una falta de garantía al derecho a la salud, falta también una Política Nacional de los Cuidados, porque luego vemos a mujeres con enfermedades crónicas que significa que ella será una carga para otra mujer de su familia, para acompañarla en sus controles de salud, sus tratamientos, entonces, es un tema de Estado en donde se deben mejorar los monitoreos, políticas públicas y un llamado a la empresa privada a invertir para que haya eficacia, eficiencia y calidez para las mujeres en estos espacios laborales”, sostuvo Arévalo.

Sobre los problemas de salud frecuente que las trabajadoras de la maquila, perciben e identifican están: el estrés, infecciones en vías urinarias, infecciones en vías respiratorias como gripe, alergias, sinusitis y bronquitis, así como, conjutivitis, hipertensión arterial, problemas de la tiroides, diabetes y lumbago entre otras, señaló Yadira Minero, investigadora y experta en derecho laboral de Honduras.

“Las infecciones en vías urinarias es por falta de hidratación, no ir al baño y presión por la producción. La conjutivitis por el desperdicio de mota de las telas, el calor, y el lumbago por estar sentadas por muchas horas sin movimiento”, comentó.

“Se oberva también otro tipo de afecciones como las músculo-esquéliticas, con un 74% , un 55% desgaste del manguito rotador del músculo y tendones del hombro, y un 50% palnteó padecer del túnel del carpio (túnel de nervio mediano desde el antebrazo a la mano), que coinciden con otros estudios en la región centroamericana que se debe al movimiento repetitivo por las altas metas de producción”, acotó Minero.

Sobre el trabajo de las Clínicas Empresariales, Minero, agregó que están normadas por el Seguro Social (ISSS) y deben brindar consulta externa en medicina general y en casos opcionales consulta médica pediátrica. Esto depende de la jefatura de recursos humanos de las empresas. Además de atender emergencias, farmacia, trabajo social, archivo clínico, procedimientos médicos de diagnóstico y programas de apoyo preventivos de salud.

“La percepción de las mujeres es que los servicios en muchos casos, son deficientes, porque ponen excusas, y no las atienden de manera correcta, por intereses de la administración. Los patronos dan un listado de las enfermedades que pueden remitir desde las clínicas”, comentó.

“Otro de los problemas reportados es que en la mayoría del tiempo les dicen que no hay cupo para acceder a servicios de salud, y quienes logran pasar deben llegar a las 6:30 de la mañana para lograr una autorización e ir a consulta”, señaló Minero.

En cuanto a la calidad de la atención, según el criterio de las entrevistadas, las Clínicas Empresariales son deficientes, y no hay capacidad para atender una consulta médica o que brinden una atención integral. Muchas veces está a un nivel de “primeros auxilios”, lo que convierte a la larga una enfermedad aguda a crónica.

Rosa Evangelina Granados, secretaria general del Sindicato de Insdustria Textiles y Similares (SITS), indicó que hay violencia en las Clínicas Empresariales para las mujeres, y no existe ninguna investigación gubernamental para identificar o descubrir estas situaciones de deficiencia y violencia de estos centros de salud, a la que tienen derecho de ser asistidas.

“Somos miles de trabajadores y el porcentaje que logra pasar consulta es mínimo, y ese poco número de trabajadoras pasa previamente por una presión laboral, ya sea porque el supervisor le llama la atención por pasar consulta. En otras empresas descuentan la hora que va a la consulta, lo que termina ejerciendo una presión contra las mujeres para no controlar su salud”, relató.

“En algunas empresas una emergencia médica es tratada cuando hay sindicato presionando las atienden, pero si no hay este tipo de figuras, pues las empresas no tratan las emergencias. Allí dejan a la gente, no la llevan al Seguro, entonces, la trabajadora lo hace por sus propios medios si la situación es demasiado grave”, reiteró Granados.

En cuanto al Seguro Social, Granados acotó que “no ejerce un papel importante de investigación”, si las empresas están cumpliendo con sus obligaciones éticas y laborales de las trabajadoras y por el contrario, luego de la pandemia por Covid 19, estas clínicas cerraron y la empresa sólo pasaban mascarillas y enfermeras revisaban sólo que no hubiera casos con fiebre alta.

“Sólo eso hicieron y las otras enfermedades no las atendieron. Y nosotros registramos la muerte de una compañera que después de abrir de nuevo la empresa llegó a laborar, pero el Seguro (ISSS) no le cubrió sus medicamentos y cuando comenzó de nuevo su proceso de laborar, lamentablemente falleció”, expresó.

“Creemos que estos espacios se deben ampliar para que llegue al ISSS, para llegar al Ministerio de Trabajo y al propio gobierno, para que garanticen que estas Clínicas Empresariales sean un espacio de salud, de dignidad y atención inmediata”, concluyó Granados.

Ver también

Fas-Alianza empatan y Municipal Limeño es el primer finalista

Samuel Amaya @SamuelAmaya98 Empate. Así terminó el encuentro de ida de la semifinal entre Club …