web analytics
Página de inicio » Nacionales » CICR impulsa la Ruta de Búsqueda para Personas Desaparecidas
Foto Diario Co Latino/Archivo.

CICR impulsa la Ruta de Búsqueda para Personas Desaparecidas

Gloria Silvia Orellana
@DiarioCoLatino

Nicolletta Antonini, representante del Comité Internacional de Cruz Roja (CICR), reconoció, durante la presentación de la “Ruta de Búsqueda para Personas Desaparecidas”, el trabajo realizado junto a los colectivos COFADEVI y COFAMIDE, integrado por familiares de desaparecidos, quienes con “su fortaleza y esperanza” contribuyen a que otras familias afectadas puedan obtener una respuesta institucional de sus seres queridos desaparecidos.

Antonini reiteró también que los medios de comunicación también tienen una responsabilidad moral y ética de informar sobre estos casos, pero siempre respetando la dignidad de las familias y su privacidad en sus momentos más difíciles.

“Deben dar luz y orientación a las personas que no saben cómo acceder con sus casos de búsqueda de sus parientes”, reiteró Antonini, representante del CICR.

El Comité Internacional de Cruz Roja trabajó en su primera etapa durante el conflicto armado de la guerra civil salvadoreña (1980- 1992), brindando auxilio a las víctimas. Cerraron sus oficinas en 1993, luego de la firma de los Acuerdos de Paz (1992), pero en el año 2011 abren de nuevo su sede en el país por la ocurrencia de “Otras Situaciones de Violencia”.

Foto Diario Co Latino/Archivo.

Este término se aplica a situaciones en las cuales aunque ya no exista un conflicto armado se están generando condiciones similares a una guerra como: las personas que salen del país debido a la violencia, otras que realizan desplazamientos internos debido a la violencia y las personas migrantes retornadas que demandan de protección, explicó Laura Colmenares, al presentar el accionar del CICR en la Ruta de Búsqueda para Personas Desaparecidas.

“El Comité Internacional de la Cruz Roja es una organización imparcial, neutral e independiente con la misión exclusivamente humanitaria de proteger la vida y la dignidad de las víctimas de los conflictos armados y de otras situaciones de violencia así como de prestarles asistencia y prevenir el sufrimiento mediante la promoción y el fortalecimiento del derecho y principios humanitarios”, dijo.

“En la actualidad apoyamos a las personas que son impactadas por la movilidad humana, a personas que están en procesos de migración, procesos de retorno y personas que se ven afectadas por el desplazamiento interno, a quienes se les da diversas atenciones humanitarias como albergue, ubicación de una vivienda más segura o ayuda con la canasta básica y también el equipamiento de su nuevo hogar”, informó Colmenares.

El CICR también considera importante que estas personas en situación vulnerable puedan contar con un “Plan de Vida” diferente y no necesiten de la institución para vivir en el tiempo, por lo que desarrollan un programa de Seguridad Económica que les brinda la posibilidad que la persona logre su autosostenibilidad.

“Ayudamos también a personas privadas de libertad trabajando y fortaleciendo la respuesta de la Dirección de Centros Penales, porque tenemos un enfoque particular sobre grupos vulnerables que son las mujeres y la comunidad LGBTI, así que trabajamos fortaleciendo a los 6 centros penales”, reafirmó Colmenares.

En cuanto a la Ruta de Búsqueda de las Personas Desaparecidas, Wendy Hernández expuso que el CICR, junto a las organizaciones sociales, busca dar respuesta a familiares al contar con información suficiente a que instancias recurrir cuando desaparece un familiar.

Entre las primeros pasos se encuentra denunciar o reporte en sedes de la Policía Nacional Civil, la Fiscalía General de la República, así como las delegaciones departamentales de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) o el Instituto de Medicina Legal (IML), como primeras instancias en el proceso de búsqueda.

“Deben saber que existe apoyo y asistencia totalmente gratuita que puede brindar el Comité de Familias de Personas Desaparecidas por la Violencia de El Salvador (COFADEVI), que está conformada por familiares de personas desaparecidas por la violencia y quienes dan acompañamiento”, agregó.

“Si necesitan apoyo emocional o atención en salud mental, pueden llamar a la línea gratuita 7741-4485 y al 131, para que profesionales de la salud mental del Ministerio de Salud les atiendan de manera confidencial . Así como la Unidad de Atención Psicosocial a Víctimas de la Violencia de Cruz Roja Salvadoreña al 2221-7256 y 2221-7274, o la Asociación Salvadoreña para los Derechos Humanos (ASDEHU) :[email protected]”, reiteró Hernández.

Sobre el proceso de interposición de denuncia de la desaparición del familiar, Hernández señaló los datos generales del Documento Único de Identidad (DUI) y brindar también información valiosa -de contar con ella- de la hora, lugar y fecha de desaparición del ser querido. Y si hay testigos identificarlos para el reporte del caso.

Asimismo, es importante anexar de la persona desaparecida sus antecedentes médicos, señas distintivas, cicatrices por cirugías, marcas de nacimiento, tatuajes o registros clínicos odontológicos y una fotografía reciente y si es menor de edad la partida de nacimiento.

“Pida siempre que le acompañe una persona de su confianza para que le brinde apoyo, trate de tener paciencia y mantener la calma para poder contar los sucesos de forma clara”, sugirió.

“Es importante, también anotar el número o código del caso y el nombre de la persona que estará a cargo del caso en la entidad en donde presentó su reporte o denuncia y si no le tratan de forma apropiada, pida hablar con el Jefe de la persona que le atendió,”, aconsejó Hernández.

Los documentos tramitados deberán guardarse en un lugar seguro y si es posible contar con una copia de los originales como un respaldo y de cada institución que le atendió. En cuanto al seguimiento del caso aconsejó dar un tiempo prudencial que puede ser de 6 a 48 horas para mantener contacto y verificar las acciones de búsqueda y de no estar de acuerdo con el procedimiento de búsqueda, los familiares podrán buscar ayuda en las sedes de la PDDH, organizaciones de derechos humanos.

Cuando el desaparecimiento se dio en la “Ruta Migratoria”. Hernández aconsejó reportar la desaparición ante el Ministerio de Relaciones Exteriores, quienes deberán activar a los consulados pertinentes o puede directamente contactar al consulado salvadoreño en donde supone que ha desparecido el familiar.

“En estos casos puede asistir también a la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, en el departamento de Atención a Personas Desplazadas y

Personas Migrantes o las delegaciones departamentales de la PDDH, que esté más cercana”, manifestó.

“Puede también, tomar contacto con el Comité de Familiares de Migrantes Fallecidos y Desaparecidos de El Salvador (COFAMIDE), quienes pueden apoyar en trámites para la búsqueda del ser querido a través de los contactos que ellos poseen de los consulados del área centroamericana y Estados Unidos”, afirmó.

La desaparición por la violencia social en el país tiene mayor repercusión en las mujeres, explicó Trinidad Mónico, que trabaja desde hace 25 años en el Comité de Familiares de Personas Desaparecidas por la Violencia en El Salvador (COFADEVI).

“Pasa algo muy importante a las mujeres ante la desaparición de un ser querido hay cambios drásticos en sus vidas que sufren con el incremento de sus responsabilidades económicas -porque si el que desaparece- era quien aportaba a la economía familiar, entonces, ella tendrá que hacer frente y hacerse responsable de la familia”, declaró.

“Situaciones difíciles unidas al reacomodo de nuevas normas, si no tenía trabajo -pues debe buscarlo-, y si durante el desaparecimiento también hubo un desplazamiento teniendo que dejar sus empleos e iniciar como puedan ellas mismas, y si sumamos el problema que traen ese dolor por la desaparición se convierte en una situación difícil”, sostuvo Mónico.

El endeudamiento económico en la búsqueda del familiar desaparecido es también un aspecto que vulnera los derechos de las mujeres, quienes se ven expuestas por el retraso en el pago de la viviendas. Mónico reiteró que han tenido casos en donde familias se han quedado literalmente en la calle, porque no pudieron cubrir la cuota al banco.

Otras dificultades se presentan cuando no pueden cobrar un seguro o no pueden traspasar la casa para cancelarla porque no hay una partida de defunción al no saber que ha pasado con la persona desaparecida.

“Una de las mayores vulnerabilidades es que estas familias son estigmatizadas, son maltratadas solamente por el hecho de decir que tienen un familiar desaparecido comienzan a sufrir una discriminación y ellas vulnerables por lo que les ha sucedido y más que todo por lo que tienen que enfrentar se vuelven más vulnerables”, acotó.

“Las abuelas que vuelven a ser madres de sus nietos, que en muchos casos señoras mayores de edad, que sus hijos tenían su familia y han desaparecido, entonces, deben volver al rol de madres. Y de niños pequeños con toda la responsabilidad que son niños o adolescentes a los que debe garantizar el estudio, cuido y protección porque son niños con un familiar desaparecido”, reiteró.

Mientras, Omar Urquiza, del Comité de Familiares Migrantes Desaparecidos y Fallecidos de El Salvador (COFAMIDE), que se encuentran trabajando con el CICR , pero ya cuentan con varios años trabajando en la problemática de los desaparecidos en la ruta hacia Estados Unidos, expresó “El Comité realmente hace una búsqueda contactando con aliados en México parte de Estados Unidos y el gobierno salvadoreño, primero elaboramos una ficha informativa del familiar desaparecido en el camino con los últimos datos sobre el avance en su ruta, los datos personales y con el último punto de ubicación así comenzamos a buscar desde el punto en donde se perdió el contacto”, refirió.

“Y también como organización hacemos repatriaciones de personas fallecidas pero hablamos de procesos de 1 hasta 15 años para encontrar los restos y luego hacer su repatriación de las personas no olvidemos que México en sus fosas comunes hay muchos que están allí sin identificar”, puntualizó Urquiza.

El CICR apoya a los dos comités,  COFADEVI y COFAMIDE, que a su vez registran los casos de desapariciones apoyando directamente a familias que se encuentran en este tipo de situaciones. Así como, ofrecer servicios psicosociales, económicos y otros procesos en donde se demanda acompañamiento.

Ver también

Putin: Occidente no detendrá avance de Estados soberanos

Telesur El presidente de Rusia, Vladímir Putin, aseguró este jueves que “más y más países …