Página de inicio » Nacionales » Catástrofes o situaciones de crisis favorecen “Trata de Personas”
La Organización Internacional de Migraciones estima que 800 mil personas son objeto de la trata, cada año. Foto Diario Co Latino

Catástrofes o situaciones de crisis favorecen “Trata de Personas”

@Gloria@CoLatino

Se estima que 800 mil personas son objeto de la “Trata”, cialis cada año, prescription lo que les reporta usufructo de miles de millones de dólares, a grupos delincuenciales, según información proporcionada por el Director General de la Organización Internacional de Migraciones (OIM), Embajador William Lacy Swing, en el marco del Día Mundial Contra la Trata de Personas.

En su mensaje Lacy Swing reiteró que los países que atraviesan desastres o alguna crisis social, generalmente dedican atenciones extraordinarias  enfocadas en la atención de grupos humanos cuyas ciudades fueron afectadas, que es el espacio utilizado por estos grupos de delincuentes para comerciar con la vida de las personas.

“Sabemos que habrá personas desplazadas y que las mujeres, los ancianos y personas con discapacidad, niñez y migrantes irregulares serán los más afectados. Ahora sabemos con certeza: la trata no sólo se acrecienta durante los desastres, sino que es un resultado directo de los mismos, en la misma medida en que lo son los daños a infraestructuras, la pérdida de vidas y la escasez de alimentos”, refirió.

El Embajador de la OIM refuerza su discurso en los hallazgos de un nuevo estudio de la entidad internacional titulado “Combatir la trata y la Explotación en Tiempos de Crisis”, en la  que proponen adoptar medidas de protección contra este fenómeno junto a las intervenciones habituales que se articulan tras un desastre.

El documento analiza los conflictos armados de Libia, Iraq, Siria y toda África Occidental; así como los terremotos en la región del Océano Índico, Haití y Nepal, el Tifón Haiyan en Filipinas y la inestabilidad prolongada en África Oriental, que han  generado altas migraciones.

“En las tres categorías de desastres, la falta de normalidad permitió a los traficantes explotar las vulnerabilidades existentes y las provocadas por la crisis. En situaciones de conflicto, la ausencia del Estado de Derecho genera un contexto de impunidad, en el que se trafica con personas para financiar la guerra, prestar servicios sexuales y reforzar la esclavitud de las minorías étnicas, como Libia y en todo el Levante, donde los trabajadores migrantes afrontan condiciones de trabajo cada vez hostiles y abusivas”, comentó.

“Esto ha obligado a muchas personas y familias a adoptar mecanismos de adaptación peligrosos, tales como los matrimonios forzosos a edad temprana y el trabajo infantil que a menudo conlleva la explotación y la trata; esto propicia un laboratorio perfecto para la trata, porque los traficantes experimentan con nuevas formas de explotar a personas vulnerables”, reiteró.

En cuanto a la actividad ilícita de los traficantes, el Embajador Lacy Swing explicó que estos grupos delincuenciales logran acaparar sistemáticamente a los “migrantes irregulares” en los peligrosos corredores migratorios, para y engañarlos y convertirlos en esclavos o simple mercancía.

“De esta migración que mueve alrededor de las 800 mil personas al año, que reporta miles de millones de dólares a estos grupos delincuenciales; solo se identifican 45 mil víctimas cada año. La OIM brinda asistencia  a 1 de cada 7 víctimas a las que ayuda a recuperar sus vidas, tras haber sufrido atroces abusos y malos tratos durante años; las esclavas sexuales son obligadas a servir hasta 10 hombres por noche y ello les provoca grandes secuelas físicas y mentales”, argumentó.

Otro de los casos dramáticos fue de 600 hombres, que se ayudaron a escapar de los buques de pesca tailandeses en los mares de Indonesia, quienes no habían estado en tierra firme desde hacía años, algunos separados de sus familias y sin tener contactos con ellos, desde hacía 22 años, este tipo de personas reflexionó el Director del OIM, necesitan comprensión y ayuda psicológica de largo plazo.

“Queremos observar cambios en la forma en la que, la Comunidad Internacional y sus asociados -en el ámbito humanitario, militar y de la sociedad civil- luchen contra la trata y la explotación durante las situaciones de crisis. Las respuestas humanitarias deben tener en consideración los vínculos existentes entre la vulnerabilidad de las poblaciones móviles y las prácticas de explotación preexistentes a la crisis  y una de las esferas más importante es simplemente la sensibilización”, acotó.

En cuanto al Comité Permanente entre Organismos para las actividades humanitarias, Lacy Swing afirmó como estratégica para fortalecer las respuestas de la comunidad humanitaria, que cuenten  con reglamentos operativos que no solo se dedique a la protección  de los pobladores, sino que,  en la prevención contra la trata durante y después de la crisis.

“Existen muchas más soluciones y medidas para adoptar antes, durante y después de las crisis; pero primero todos debemos comprender que las condiciones que facilitan la Trata no se han dado de la noche a la mañana; sino que forman parte de la estructura social que construimos y cuando la estructura está rota,los traficantes avanzan”, concluyó.

Ver también

«Orquídea». Fotografía de Gabriel Quintanilla. Suplemento Cultural TresMil, 20 abril 2024.