Página de inicio » Opiniones » Casualidad vs Causalidad. Libro proscrito

Casualidad vs Causalidad. Libro proscrito

Mariano Ramírez Portillo

El Libro “Muerte Violenta”, fruto de la colaboración de personajes ideológicamente dispares de El Salvador, desde el Ex Presidente de la República, un Magistrado, el ex Rector de la UCA, el ex director de Medicina Legal, el director del Periódico CoLatino y el autor de las fotos y ex Presidente y Director General de un Laboratorio Farmacéutico hispano-alemán unidos por un denominador común y la creencia de que el fenómeno de violencia que generaba decenas de muertos diarios debía ser abordado de forma multidisciplinar, desde el conocimiento de cada uno de los autores, casualmente todos ellos, han sido perseguidos, apartados y relegados y en el peor de los casos encausados por la vía penal y con petición de extradición, o directamente expropiados.

La situación actual es que el libro está prácticamente proscrito y la totalidad de sus autores enfrentan cargos diversos por la hiperactividad de una Fiscalía muy motivada (en exceso y de la que se sospecha de que su intención dista de lo legal) que consigue alinear posturas para, bajo criterios sin fundamento jurídico, poder  actuar al amparo del cargo, que no del Ordenamiento Jurídico, y actuar por la vía penal, o a la movilidad forzosa, a la expropiación, hasta la extradición y el oscurantismo.

Un libro que todavía da de que hablar y mucho, el estado de excepción impuesto en El Salvador desde hace más de un año, ha dejado en la más absoluta indefensión al ciudadano, la suspensión de principios constitucionales básicos, amontona más de dos mil recursos de Habeas Corpus que la Cámara no resuelve desde hace más de un año, el último informe de “Cristosal”, señala toda clase de abusos y lo que es peor, la muerte de reclusos en las cárceles del país. La perpetua vulneración de derechos instalada en El Salvador, hace imposible devolver la convicción de un sistema judicial acorde con un Estado de Derecho.

Nombramientos de nuevos jueces sin procesos de selección objetivos y basados en méritos, como lo exige la ley por medio de la Escuela Judicial, la destitución de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, equivalente al Tribunal Constitucional en España,  por el simple hecho de no ser afines al partido Nuevas Ideas del actual presidente, quien se vuelve a postular a la Presidencia de la República saltándose a la torera la propia Constitución, que lo prohíbe en sus artículos pétreos. Si antes el país era difícil dadas sus condiciones político-sociales, ahora es imposible. Es caldo de cultivo para venganzas solapadas y abusos de quien tiene intereses personales.

Muchos de los cargos políticos nombrados por el Presidente, aparecen en la lista Engel creada por los Estados Unidos y publicada desde el año 2021, en la que aparecen los actores corruptos y antidemocráticos de los países de Centroamérica, destaca El Salvador con 20 nombres en la lista.

Ver también

El problema de la desigualdad

José M. Tojeira La Comisión Económica para América Latina, CEPAL, publicó en un informe del …